Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 23/4/19
Avances

#Avances

Las nanopartículas, una herramienta útil para combatir la resistencia a los antibióticosADJUNTO

Avances

BUENOS AIRES, abril 23: Investigadores de la Universidad Nacional de La plata (UNLP) trabajan para utilizar estos pequeños elementos en infecciones pulmonares graves, que requieren el uso de fármacos en altas dosis. La idea es dirigir su absorción, evitando además los efectos adversos.

#FarmaciaenCrisis
Farmacias de Río Negro reclaman millonaria deuda a la obra social provincial
ADJUNTO
VIEDMA, agosto 22: Los mostradores de esa provincia están en alerta porque el Instituto Provincial del Seguro de Salud (IPROSS) le debe unos 100 millones de pesos en prestaciones. Por eso, aseguran que están “al borde del corte” de las prestaciones en los mostradores. Los médicos también reclaman pagos, y limitan la atención en los consultorios.
#NuevosTratamientos
Llega al país un nuevo medicamento para tratar cuadros de anemia aplásica severa
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 19: La ANMAT aprobó un tratamiento basado en la droga eltrombopag, que permite tratar a pacientes con este tipo de trastorno de la sangre, poco frecuente pero muy agresivo.

Desde hace varios años, las nanopartículas son un área de investigación en franco crecimiento. No hay sector de la ciencia que esta especialidad no haya incursionado, e intentado hacer algo con estas partículas, que poseen las tres dimensiones menores que 100 nm (la millonésima parte de un milímetro). En el área de los medicamentos, se viene utilizando para mejorar la absorción de las drogas, entre otras cuestiones. Desde hace un tiempo, en La Plata, científicos locales creen que estas pequeñas partículas pueden ser aliadas en la lucha contra la resistencia a los antibióticos. Para eso, desarrollan nanopartículas para mejorar la efectividad de estos fármacos para tratar infecciones bacterianas de difícil erradicación, que afectan especialmente a los pulmones. Por su tamaña, se pueden dirigir de una manera más directa al foco infeccioso, evitando ser rechazadas.

Integrantes del Laboratorio de Nanobiomateriales del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) vienen desarrollando junto al CONICET estas nanopartículas, en colaboración con diferentes institutos del ámbito nacional e internacional. El objetivo del proyecto es crear una nueva estrategia para combatir las infecciones pulmonares intrahospitalarias, causadas principalmente por patógenos multirresistentes, que implican la administración de antibióticos en altas dosis y en forma recurrente, con la consecuente aparición de efectos secundarios no deseados. Germán Islan, responsable del proyecto explicó que “el reto principal en este tipo de infecciones es la erradicación de las biopelículas microbianas que se encuentran inmersas en una densa capa de mucus, lo cual dificulta la acción de los antibióticos administrados por vía inhalatoria”.

“Es por esto que nos abocamos a desarrollar nuevos sistemas de administración de fármacos capaces de ser sitio-dirigidos para proporcionar una liberación local y sostenida en la región pulmonar”, explicó el investigador. El término híbrido refiere a la combinación de materiales de diferente origen, por caso la combinación de matrices lipídicas con estructuras biopoliméricas. Islan detalló que “por un lado se prepararon micropartículas nano-estructuradas cuya arquitectura superficial y porosidad permiten mejorar la capacidad de carga del fármaco”.

“Las micropartículas híbridas se cargaron con el antibiótico y una enzima con capacidad mucolítica, capaz de disgregar la mucosidad típica de estas patologías”, apuntó. Explicó que “los estudios in vitro demostraron que las micropartículas fueron capaces de controlar la liberación de la enzima y del antibiótico durante 24 horas, reduciendo así las posibles dosis que necesitaría un paciente”. Según se informó, los investigadores trabajan en buscar formas de incrementar la capacidad bactericida de los sistemas ya existentes, mediante combinación de antibióticos de diferentes familias o la inclusión de compuestos naturales y/o nuevos fármacos sintéticos, capaces de interferir con la comunicación bacteriana (“quórum sensing”) o atacar estructuras y vías metabólicas alternativas de la bacteria.