Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 12/4/19
NuevasTerapias

#NuevasTerapias

Presenten un medicamento que permite regenerar los huesos dañados por la osteoporosisADJUNTO

NuevasTerapias

BUENOS AIRES, abril 12: En estados Unidos, la FDA autorizó un tratamiento a base de bisfosfonatos, que representa el primer avance terapéutico en dos décadas en el planeta. Es el país se estima que una de cada 4 argentinas mayores de 50 años sufre osteoporosis. En todo el mundo, unos 200 millones de personas tienen huesos frágiles

#NuevosTratamientos
La FDA aprobó el uso de un nuevo antibiótico para tratar la tuberculosis
ADJUNTO
WASHINGTON, agosto 15: la agencia reguladora de Estados Unidos dio el visto bueno para el uso de pretomanida en combinación con bedaquilina y linezolida para el tratamiento de un tipo específico de la enfermedad.
#Opinión
Sin neuropsiquiátricos no es posible lograr una acertada política de salud mental
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 13: La semana pasada, se firmó un acuerdo para que en Capital Federal se mantengan abiertos los hospitales neuropsiquiátricos Borda y Moyano, pese a lo que dice la ley nacional de Salud Mental El titular de la Asociación de Médicos Municipales (AMM), Jorge Gilardi, defiende esta medida en esta columna de opinión.

Se estima que una de cada 4 argentinas mayores de 50 años sufre osteoporosis, la enfermedad de los huesos. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó el 9 de abril un medicamento para tratar la osteoporosis que representa el primer enfoque nuevo de tratamiento en casi dos décadas. Se trata de una estrategia basada en una mutación genética poco común que se ha observado en personas con huesos tan densos que nunca se rompen. Alrededor de diez millones de personas en Estados Unidos padecen osteoporosis. En todo el mundo, unos doscientos millones de personas tienen huesos frágiles; una de cada tres mujeres y uno de cada cinco varones sufrirán una fractura como consecuencia de la osteoporosis, en muchos casos vertebrales o de cadera.

El tratamiento comúnmente indicado involucra el uso de sustancias llamadas bisfosfonatos, que detienen la pérdida de hueso, pero no lo regeneran. Otras alternativas, la hormona paratiroidea y un derivado, generan tejido óseo, pero también producen resorción ósea (la degradación del tejido óseo y la transferencia de calcio al torrente sanguíneo), por lo que su efecto terapéutico es limitado. El nuevo medicamento, romosozumab (de nombre comercial Evenity), desarrollado por Amgen en colaboración con la farmacéutica belga UCB, restaura el hueso sin causar resorción ósea, según los hallazgos de dos pruebas clínicas amplias.

Solo se aprobó para las mujeres posmenopáusicas con riesgo elevado de fractura y su etiqueta incluirá una advertencia sobre la posibilidad de un mayor riesgo de ataque cardiaco o de accidentes cerebrovasculares, según señaló la FDA. "Es un medicamento de gran importancia", afirmó Richard Bockman, director del servicio de Endocrinología en el Hospital para Cirugía Especial de Nueva York. "Es un medicamento que de verdad estimula la formación ósea a partir de la biología subyacente del hueso".

La FDA afirmó que ordenó incluir en la etiqueta del medicamento un recuadro con la advertencia de que no deben emplearlo quienes hayan sufrido un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular durante el año anterior. Los médicos también deben considerar si deben recetarles este medicamento a pacientes con riesgo alto de sufrir ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares. "Es un avance enorme" dijo Dolores Shoback, profesora y experta en osteoporosis en la Universidad de California, San Francisco.

En 1964, algunos investigadores comenzaron a estudiar a un grupo inusual de pacientes afrikáneres en Sudáfrica. Eran altos y pesados, pero no obesos. Más bien, sus huesos eran grandes y densos. Sus huesos exhibían un crecimiento tan profuso que provocaba una deformación en su cabeza: sus mandíbulas eran grandes y el crecimiento excesivo del hueso en el cráneo causaba presión en los nervios. En 2001, los científicos informaron que todos estos efectos se debían a la mutación de un solo gen. Gracias a este descubrimiento, los investigadores lograron comprender cómo controla el cuerpo la formación ósea.

La seguridad y la eficacia de Evenity se demostraron en dos ensayos clínicos con un total de más de 11 mil mujeres con osteoporosis posmenopáusica. En el primer ensayo, un año de tratamiento con Evenity redujo el riesgo de una nueva fractura en la columna vertebral (fractura vertebral) en un 73 por ciento en comparación con el placebo. Este beneficio se mantuvo durante el segundo año de la prueba cuando Evenity fue seguido por un año de denosumab (otra terapia para la osteoporosis) en comparación con un placebo seguido de denosumab. En el segundo ensayo, un año de tratamiento con Evenity seguido de un año de alendronate (otra terapia para la osteoporosis) redujo el riesgo de una nueva fractura vertebral en un 50 por ciento en comparación con dos años de alendronate solo.