Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 1/4/19
SaludPública

#SaludPública

El país alcanzó el índice más bajo en 75 años de consumo de cigarrillos

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, abril 1º: Según las cifras oficiales, en promedio cada argentino fuma unos 40 atados por año, contra los 78 de la década del 80. La suba del precio, clave para esta tendencia a la baja.

#Cannabis
Alertan que los recursos para acceder al cannabis medicinal “todavía resultan insuficientes”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 21: Un informe del Ministerio Público de la Defensa (MPD) analizó unas 20 causas iniciadas para acceder a los tratamientos. Concluyeron que existen todavía problemas en el Estado para el acceso, además de contradicciones entre la ley que legaliza el uso y la que prohíbe el cultivo.
#AlertaDengue
En medio de una crisis regional, el país se prepara para una temporada compleja de dengue
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 19: Las provincias limítrofes con Brasil y Paraguay se preparan para una situación regional compleja, ya que en lo que va del año el continente registró la mayor cantidad de casos de la enfermedad de la historia. Alertan contra la presencia del serotipo más grave del mal, en especial en Misiones.

El año pasado, cada argentino consumió en promedio 39,1 atados de cigarrillos, la mitad de los 77,6 de 1981, cuando se llegó a un nivel récord, y el número más bajo en 75 años. El dato surge de estadísticas del Ministerio de Agroindustria, que calcula la cantidad de paquetes de cigarrillos vendidos en un año todo el país, lo divide por la población total calculada por el INDEC. Ese promedio (39,1) cayó un 4,2 por ciento en el último año, un 17 por ciento desde 2015 (cuando eran 47,1 paquetes) y 30 por ciento en la última década, ya que en 2008 aún se compraban 55,9 paquetes anuales por persona, 17 más que ahora.

El principal motivo es aumento de los precios, que forzó a muchos a reducir las cantidades dejar el hábito. Hoy, un atado de 20 unidades, de primera marca, ya vale unos 88 pesos. A esto hay que sumarle otras medidas, como la prohibición de publicidad, la restricción de fumar en ciertas áreas y las advertencias gráficas en los paquetes.

No obstante, en la Argentina mueren 40 mil personas al año por el consumo de cigarrillos y genera cerca del 10 por ciento del gasto en salud pública, según los especialistas. En la ciudad de Buenos Aires, los pedidos de ayuda para romper ese lazo con el cigarrillo aumentaron 38% en dos años. En territorio porteño, hay 32 centros para ayudar a dejar el hábito.

No obstante, desde las tabacaleras aseguran que las cifras de consumo bajaron porque la gente ahora consume productos ilegales que no son registrados. Otra advertencia que preocupa y que muestra un ascenso cada vez más marcado es el cigarrillo electrónico, prohibido por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) desde 2011.

También avanza el número de usuarios de cigarrillos electrónico, prohibido por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) desde 2011. Pero este dispositivo genera el mismo daño que la nicotina clásica y es percibido como "cool" entre los jóvenes.