Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 26/3/19
Opinión

#Opinión

Vacunación contra el VPH: un compromiso compartido para prevenir el cáncer

ADJUNTO
Opinión

BUENOS AIRES, marzo 26: A propósito del Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, Romina Libster, médica pediatra e investigadora del CONICET en la Fundación Infant, escribe esta columna de opinión donde destaca la reducción del la circulación del virus que provoca la enfermedad.

#PAMI
Procesan a una banda que estafó al PAMI con 500 troqueles apócrifos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 8: La justicia desbarató un mecanismo de estafa contra la obra social nacional, que defraudó por 3 millones de pesos. Están involucrados personal de la obra social y farmacias.
#SaludPública
Expertos analizaron en el país nuevos tratamientos y diagnóstico de la hipertensión arterial pulmonar
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 5: En el marco del 11º Foro Latinoamericano sobre la enfermedad, los especialistas presentes afirmaron que un mejor diagnóstico mejora la efectividad de los medicamentos.

En una conversación con padres de preadolescentes pregunté: "Si tuviéramos disponible una vacuna segura y efectiva contra el cáncer, ¿Quiénes de ustedes se la darían?". Sin dudarlo, casi todos levantaron la mano. Siguiente pregunta: "¿Quiénes de ustedes se la darían a sus hijos?", respuesta más contundente, todos menos un papá distraído levantan la mano. Última pregunta."¿Sus hijos están vacunados contra el virus de papiloma humano o VPH?". Entre miradas tímidas y casi avergonzadas, menos de la mitad de los padres levantan la mano.

El VPH, es un ejemplo de cómo una infección viral puede resultar en cáncer. Se conocen más de 100 tipos de VPH y es la infección de transmisión sexual más común que existe. Es tan común que 8 de cada 10 personas la va a tener en algún momento de su vida y por lo general se infectan poco después de iniciar su vida sexual. Si bien en la mayoría de los casos el virus es inofensivo y desaparece espontáneamente, a veces los tipos de VPH llamados de "bajo riesgo oncogénico" pueden provocar verrugas genitales, y peor aún, los tipos llamados de "alto riesgo oncogénico" pueden producir lesiones que progresan hacia un cáncer.

El virus del papiloma humano es la causa más común de cáncer de cuello de útero en la mujer, pero también se asocia a otros tipos de cáncer (cada vez más frecuentes) como el de pene en los hombres, el de vagina y vulva en las mujeres, y de boca y garganta en ambos.

A pesar de que existe una vacuna segura y efectiva para prevenirlo, y de que si se detecta y se trata en etapas tempranas se puede curar, según la Organización Mundial de la Salud sólo el año pasado hubo más de medio millón de casos nuevos de cáncer de cuello de útero y más de 300.000 mujeres fallecieron en el mundo por esto, la mayoría de ellas en países en vías de desarrollo.

Es un tema que preocupa y mucho. De hecho, para reducir el impacto global de esta enfermedad, se propone un enfoque integral y multidisciplinario que abarca desde la prevención primaria (vacunación), secundaria (detectar y tratar precozmente las lesiones en estadios tempranos con el Papanicolaou y el control ginecológico) y terciaria (diagnóstico y tratamiento del cáncer de cuello de útero invasivo) hasta los cuidados paliativos adecuados para los más avanzados.

Nuestro país no es ajeno a este problema. Todos los años se diagnostican más de 4000 casos nuevos y 1800 mujeres mueren de cáncer de cuello de útero. Para prevenir la infección, la vacuna contra el VPH fue incorporada en el Calendario Nacional De Vacunación en el 2011 para las mujeres a los 11 años, y en el 2017 para los varones de esa edad. También está indicada para los hombres y mujeres de 11 a 26 años con VIH, y para quienes hayan sido trasplantados.

La vacuna cuadrivalente protege de manera segura y efectiva contra cuatro tipos de VPH, el 16 y 18 de alto riesgo oncogénico y responsables de la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino y asociados a otros tipos de cáncer en ambos sexos, y también contra los tipos 6 y 11 de bajo riesgo oncogénico que causan la mayoría de las verrugas genitales. La vacuna se indica a esa edad porque genera una mejor protección, especialmente antes de iniciar la vida sexual y se deben aplicar dos dosis separadas por 6 meses (excepto en los pacientes con VIH o trasplantados que deben recibir tres dosis). Tanto los hombres como las mujeres se pueden contagiar, transmitir y enfermar por esta infección. Es por eso que si todos los que se tienen que vacunar lo hacen de forma adecuada recibiendo todas las dosis que les corresponden en el momento indicado, no sólo se están protegiendo a sí mismos contra el VPH, sino que también al disminuir la diseminación del virus en la comunidad están indirectamente protegiendo a los que no están vacunados. Prevenir es mejor que curar. Tenemos una vacuna segura y efectiva que ayuda a prevenir el cáncer. Si todavía no lo hiciste, ¿Qué estas esperando para vacunar a tus hijos?