Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 19/3/19
NuevosTratamientos

#NuevosTratamientos

Investigadores argentinos se suman a proyecto global que busca un fármaco contra un tipo de epilepsiaADJUNTO

NuevosTratamientos

BUENOS AIRES, marzo 19: Se trata de científicos del la de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, que colaborarán en proyecto internacional para dar con un tratamiento para el denominado Síndrome de Dravet.

#Vacunación
Alertan que este año es bajo el porcentaje de aplicación de la vacuna antigripal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 12: Desde la secretaría de Salud admiten que por el momento la inmunización está lejos de lo ideal, y que los integrantes de los grupos de riesgo deben aplicarse la dosis correspondiente. Aseguran que hay disponibilidad de la vacuna en todo el país.
#Opinión
Lesiones cerebrales: ¿cómo tratar una de las principales causas de discapacidad?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 16: Según Mariana Cannellotto, directora médica de BioBarica, en el mundo, los accidentes de tránsito, deportivos o laborales son la causa más frecuente de traumatismo de cráneo. Si no se tratan pueden ocasionar alteraciones neurológicas y afectar las actividades diarias.

Considerada un anefermedad rara por su baja incidencia, el Síndrome de Dravet es una encefalopatía grave de la niñez. También conocido como “epilepsia mioclónica grave de la infancia” o “epilepsia polimorfa”, fue identificado por Charlotte Dravet en 1978 y reconocido como un síndrome epiléptico por la Liga Internacional Contra la Epilepsia (ILAE) en 1985. Desde hace un tiempo, se intenta utilizar aceite de cannabis para el control de las convulsiones, ante la falta de un tratamiento específico. En paralelo, existe una iniciativa global que intenta dar con un medicamento que ayude a los pacientes, que son en su gran mayoría bebés y niños. Esta semana, se confirmó que un grupo de científicos argentinos se sumarán a la tarea, con tareas en la Argentina. Se trata de investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), que aportarán la importante base de datos sobre el desarrollo de nuevas drogas antiepilépticas, uno de los puntales de su tarea. Se espera que la colaboración termine con un nuevo fármaco más efectivo contra las convulsiones.

Los científicos del Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Bioactivos (LIDeB) de la UNLP serán los primeros de América Latina en sumarse a la red de investigación que trabajará en la búsqueda de un fármaco para tratar el Síndrome de Dravet. Para esto, recibirán financiamiento de la Fundación Dravet Argentina, para profundizar la búsqueda de estos nuevos agentes anticonvulsivos específicos para esta enfermedad de origen genético. “La línea de investigación histórica y más consolidada de nuestro laboratorio tiene por objeto la búsqueda de nuevas drogas antiepilépticas. Disponemos de una biblioteca de compuestos anticonvulsivos sumamente importante y en permanente expansión, que podemos orientar a la búsqueda de posibles tratamientos del Síndrome de Dravet”, sostuvo al diario El Día de La Plata Alan Talevi, director del LIDeB. "El acuerdo con la Fundación Dravet Argentina apunta a montar, en nuestro laboratorio, las instalaciones necesarias", detalló.

Talevi precisó que "al formar parte de esta red, tendríamos acceso directo a colaboraciones con unidades de investigación asociadas al programa y a nuevas fuentes de financiamiento". Por otro lado, el director del LIDeB agregó que "otro punto fundamental es que la Fundación Dravet Argentina y el Programa Apoyo Dravet no sólo se ocupan de difundir qué es la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados y de sus familiares, sino que también trabajan para mejorar la accesibilidad a los tratamientos disponibles y de favorecer la llegada al mercado de fármacos útiles (es decir, de promover los procesos de desarrollo y los ensayos clínicos correspondientes, que son etapas muy costosas".

El Síndrome de Dravet no se describió hasta finales de 1970, y recién en 2003 se desarrolló un test genético que ayuda a diagnosticar la enfermedad; estimándose que la incidencia de la enfermedad es de 1 entre 20.000 nacimientos, lo que la encuadra en el grupo de enfermedades raras (1/2.500). Esta patología es una enfermedad muy agresiva, ya que los pacientes sufren convulsiones frecuentes y, en la mayoría de los casos, no responden bien a los tratamientos farmacológicos convencionales, incrementándose el riesgo de muerte súbita, alteraciones neurológicas y problemas cognitivos. En los últimos años, la utilización de aceite de cannabis esperanza a los especialistas, que encontraron en este tratamiento una forma de mitigar los efectos de las convulsiones. Ahora, esta red global buscará algo más específico para otras de las patologías.