Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 6/3/19
Sida

#Sida

Especialistas argentinos piden cautela por el paciente con HIV que ya no toma medicamentos

ADJUNTO
Sida

BUENOS AIRES, marzo 6: El “pacientes de Londres” fue presentado en estos días, una persona infectada con el virus del Sida que ya no requiere antirretrovirales para controlar el mal. “Los tratamientos antivirales siguen siendo la manera más efectiva de controlar la infección”, dijo Leandro Cahn, director ejecutivo de Fundación Huésped,

#Sida
Farmacias españolas ya venden el sistema de autodiagnóstico de VIH
ADJUNTO
BUENOS AIRES, enero 23: Por unos 25 euros, se puede adquirir en los mostradores de ese país la prueba, que no necesita receta ni prescripción médica.
#Sida
Lucha contra el Sida: “es necesario mejorar el acceso a los testeos”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 14: Miguel Pedrola, director científico de AHF para América Latina y el Caribe, advirtió sobre los problemas del país para acceder a las metas de lucha contra el HIV.

El caso del “paciente de Londres”, un hombre que hace 19 meses que no toma medicamentos y no tiene signos del virus HIV en la sangre, fue presentado en estos días en una publicación de la revista Nature. Este testimonio, el segundo en su tipo, vuelve a poner la posibilidad de una cura definitiva contra el Sida en el horizonte. Ante el entusiasmo inicial, los especialistas argentinos piden cautela sobre los alcances. Si bien admiten que el caso abre la posibilidad a nuevas líneas de investigación, insisten que “los tratamientos antivirales siguen siendo la manera más efectiva de controlar la infección”. Hace caso es el segundo de su tipo, ya que existen el llamado “paciente de Berlín”, con similares características. “No es la cura del virus, pero aporta mucha esperanza”, sostuvo Leandro Cahn, director ejecutivo de Fundación Huésped.

El caso del “paciente de Londres” volvió a instalar esta línea de investigación sobre remisión completa del virus sin antirretrovirales. Para Leandro Cahn, director ejecutivo de Fundación Huésped, sostuvo que los tratamientos antivirales “siguen siendo la manera más efectiva de controlar la infección, permitiéndoles a las personas con VIH una buena calidad de vida y además, en el caso de la vía sexual y bajo tratamiento, evitar la transmisión a un tercero si tienen carga viral indetectable por un período de al menos seis meses”. En la búsqueda de curar un cáncer, el “paciente de Londres” logró la desaparición del virus HIV durante 18 meses, sin tomar medicamentos. “A raíz del trasplante de médula no volvió a desarrollar la infección. Esto es producto de que la médula del donante carecía de un correceptor que es algo que utiliza el virus para ‘colgarse’ (para explicarlo de alguna manera) de la célula para infectarla y luego reproducirse en el organismo”, describió Cahn. Sin embargo, sostuvo que este segundo caso “no puede ser más que una línea para seguir investigando porque no es posible pensar en una solución con trasplante de médula ósea para los millones de personas que viven con VIH”.

Su padre, Pedro Cahn, director científico de la Fundación y presidente de la Sociedad Internacional de SIDA de 2006 a 2008, consideró: “El primer caso, Timothy Brown, tiene casi diez años de remisión completa, sin necesidad de tomar antirretrovirales. Este nuevo caso también es un paciente con trasplante de células madre por padecer una enfermedad hematológica maligna, un linfoma, que necesitó un trasplante de médula. La situación es estimulante, porque vemos que pueden darse fenómenos esporádicos de cura, pero esto no es aplicable a largo plazo”. El infectólogo explicó: “Con el tratamiento, uno logra que el virus prácticamente desaparezca de la circulación sanguínea, pero queda guardado en reservorios (en el sistema linfático, en el Sistema Nervioso Central, en diversas estructuras del organismo a las que no llegan las drogas. La única forma de llegar efectivamente a una cura sería encontrar un mecanismo que haga que el virus salga de esos escondites y poder destruir esas partículas virales con tratamientos”.

Diez años después del primer caso confirmado de una persona infectada que se liberó de la enfermedad, este segundo paciente, un hombre conocido sólo como el “paciente de Londres”, no mostró ningún signo del virus durante casi 19 meses tras haber abandonado el tratamiento, informó ayer un grupo de investigadores en la revista Nature, considerándolo como probablemente curado. Ambos pacientes se sometieron al trasplante de médula para tratarse cánceres de sangre, y recibieron células madre de donantes con una inusual mutación genética que evita que el VIH se afiance. “Es un resultado que hace historia. Tras diez años sin lograrlo, al conseguir la remisión en un segundo paciente usando un método similar, demostramos que el ‘paciente de Berlín’ no era una anomalía o golpe de suerte, como creían algunos”, dijo uno de los autores del estudio, Ravindra Gupta, profesor de la Universidad de Cambridge. “Es importante reafirmar que es real y que esto puede hacerse”, señaló.

Millones de personas infectadas con VIH en todo el mundo mantienen la enfermedad controlada con la llamada terapia antirretroviral (ARV), pero el tratamiento no elimina al virus. El trasplante de médula ósea, un procedimiento peligroso y doloroso, no es opción para curar a todos los pacientes, enfatizó el profesor Gupta. Pero este segundo caso de remisión y probable cura ayudará a los científicos a reducir el abanico de tratamientos. “Esto nos permite a los investigadores avanzar en nuestro conocimiento de lo que es necesario para lograr una cura”, señaló Michaela Müller-Trutwin, directora de investigación en el Instituto Pasteur de París. Casi 37 millones de personas viven con el VIH en el mundo, pero sólo 59 por ciento de ellos recibe ARV. Cada año muere casi un millón de personas por causas relacionadas con el VIH, a lo que se añade la preocupación creciente por una nueva forma de virus resistente a los medicamentos.