Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 12/2/19
Vacunas

#Vacunas

Cumplió 18 años, y para festejar se aplicó las vacunas que sus padres le negaron

ADJUNTO
Vacunas

BUENOS AIRES, febrero 12: Ethan Lindenberger, un joven oriundo del Estado norteamericano de Ohio, subió a redes sociales su decisión, que puso otra vez a los grupos “anti vacuna” en el centro de la polémica.

#Opinión
Día Mundial de la Seguridad del Paciente: el valor de la farmacovigilancia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 17: En el marco de la jornada que se conmemora hoy en todo el planeta, la farmacéutica Boehringer Ingelheim hace hincapié en esta columna de opinión sobre la seguridad en materia de medicamentos.
#Vacunas
Confirman recursos para reactivar la producción de la vacuna contra la Fiebre Hemorrágica Argentina
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 17: La secretaría de Salud confirmó unos 26 millones de pesos para comprar los equipos necesarios para volver a producir las dodis que previenen este mal. Además, con ese dinero se garantizarán insumos, ante las denuncias de desabastecimientos en el instituto Julio Maiztegui.

Ethan Lindenberger cumplió en estos días 18 años. Para festejarlo, subió a redes sociales su particular regalo: aplicarse las vacunas que sus padres le habían negado. El caso generó una gran repercusión, y marcó un paso más en el desmantelamiento de la discusión respecto de la proliferación de los grupos “anti vacuna”. El joven del Estado de Ohio, en Estados Unidos, realizó esta medida para demostrar que las vacunas son una importante forma de prevenir enfermedades durante la infancia y la adolescencia, por lo que al cumplir la mayoría de edad decidió recibir todas las dosis que su madre no dejó que le pusieran. Su historia causó revuelo en redes sociales como YouTube tras ser replicada por sus usuarios.

Lindenberger nunca fue vacunado contra la hepatitis, sarampión, rubéola y paperas por la férrea creencia de su madre Jill Wheeler pese a que sus hermanos mayores sí las recibieron de pequeños, por lo que al cumplir la edad mínima para tomar sus propias decisiones, acudió a un doctor para que lo inmunice de estos males. Al explicar su historia en el programa Weekend Edition de la Radio Pública Nacional (NPR por sus siglas en inglés), el joven reveló que su mamá no creía en las vacunas porque había visto información en Internet que las relacionaba al autismo y a daños cerebrales, además de que ciertos grupos creen que se trata de una estrategia del gobierno de Estados Unidos para “controlar mentes”.

Lindenberger dijo que era momento de que se protegiera por su cuenta luego de que una emergencia de salud pública fuera declarada en Washington tras un brote de sarampión y usando el poder de las redes sociales para averiguar qué podía hacer para vacunarse contra esta enfermedad para la que no había sido inmunizado de niño. “Mis padres creen que las vacunas es alguna clase de maquinación del gobierno. Es algo realmente estúpido y he tenido más de una discusión sobre el tema. Pero, debido a sus creencias nunca he sido vacunado ni nada, solo Dios sabe cómo es que sigo con vida”, escribió el joven en Reddit.

“Ahora, estoy por terminar la secundaria y tengo un auto, una licencia de conducir y dinero propio. Asumo que podría obtenerlas por mi cuenta, pero nunca he conversado sobre este tema con alguien. Tengo miedo de que vaya a algún sitio y me cobren más de la cuenta por vacunas que me podrían dar aquí al final de la calle. Cualquier consejo sería genial”, agregó.

“Voy a vacunar pero es una cuestión más de a dónde voy para obtenerlas”, finalizó su publicación el joven. Si bien existen varias leyes a lo largo de Estados Unidos sobre cuándo uno puede hacerse un procedimiento médico –que incluye las inyecciones– sin consentimiento de los padres, una vez que Lindenberger cumplió 18 podía vacunarse legalmente por su cuenta.

Y vaya que lo hizo. “Mi madre siempre supo que no estaba de acuerdo con ella y pensó que se me iba a pasar, pero no fue así. Cuando comencé a investigar sobre el tema, era más que evidente que había pruebas contundentes a favor de las vacunas a diferencia de lo que ella creía”, añadió el joven a la NPR. “Su respuesta fue ‘eso es lo que ellos quieren que creas’. Simplemente quedé perplejo al pensar que la organización de salud más grande del mundo podía ser rechazada tan fácilmente por una teoría conspirativa de ese tipo”, indicó Ethan, al tiempo que dijo que su madre vio su acto como un “gesto de rebeldía” que “era peligroso para mí y para los que me rodean”. Al joven le esperan más vacunas para lo que resta del mes y si bien asegura que no cuestiona el amor de su madre, está más que seguro que sus creencias están equivocadas en un caso tan delicado como es el inmunizar a los niños, que debido al movimiento antivacunas mueren por enfermedades que prácticamente ya no existían.