Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 6/2/19
Mercadoilegal

#Mercadoilegal

Alertan sobre argentinos que viajan a Paraguay y compran medicamentos en la vía públicaADJUNTO

Mercadoilegal

BUENOS AIRES, febrero 6: En la provincia de Formosa los farmacéuticos aseguran que mucha gente pasa al país vecino y trae tratamientos que compra en el mercado negro. Alertan que eso es peligroso para la salud, y pide que se controle esta situación que creció en el último tiempo.

#Opinión
Una llamada a la mejora en la difusión de los resultados de la investigación clínica
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 15: El abogado Eduard Rodellar analiza en esta columna publicada en el portal especializado español el Global la legislatura que rige en su país y Europa sobre la publicación de resultados de los ensayos de nuevos fármacos.
#SaludPública
Alarma en Berazategui por casos de tuberculosis en una escuela
ADJUNTO
LA PLATA, julio 15: Al menos dos alumnas de una escuela de Hudson fueron diagnosticadas con la enfermedad, altamente contagiosa. Desde Provincia suspendieron las clases y confirmaron tareas de desinfección.

Desde hace un tiempo, la zona fronteriza del litoral argentino es marcada por los farmacéuticos como la entrada de medicamentos de dudosa procedencia, que son un peligro para la salud. En las provincias que limitan con Paraguay o Bolivia se suelen secuestrar cargamentos de fármacos que llegan de ese país, y no tienen garantizada su calidad y efectividad. Ahora, se está dando un fenómeno particular: muchos argentinos viajan a Paraguay, y compran tratamientos en el país vecino. Pero allí no lo hacen en farmacias, ya que muchas veces no tienen recetas para ser dispensadas, y recurren el mercado negro, en especial en ferias y puestos callejeros. En la provincia de Formosa los farmacéuticos alertaron de esta práctica, y piden a los vecinos que no arriesguen su salud comprando medicamentos que no se puede saber si son originales, están falsificados y no fueron guardados correctamente.

Desde la Federación de Farmacias de Formosa aletearon sobre este fenómeno, nuevo en la provincia. José Recalde, vicepresidente de la entidad, afirmó que comprar medicamentos que se ofrecen en la vía pública “significa un riesgo para los pacientes, debido a que esos productos se ven afectados por el intenso calor que se registra en la provincia”. En este sentido, el profesional aseguró que “los remedios deben estar a resguardo de la luz del sol y a menos de 30 grados de temperatura para garantizar que el artículo no sufra una descomposición”. “Los medicamentos provenientes del Paraguay, si son adquiridos en una farmacia del vecino país, tienen el mismo respaldo que los productos que se compran en una farmacia de la Argentina. Pero no sucede lo mismo con el medicamento que se vende en la calle, expuesto al sol y a las altas temperaturas”, explicó Recalde.

“La población tiene que tener cuidado al adquirir los remedios. Nosotros no queremos que dejen de consumir medicamentos, pero recomendamos que la adquisición de esos productos se haga con el respaldo de un profesional farmacéutico”, agregó el farmacéutico. “Si hablamos de esta cuestión con las autoridades de algún ministerio, nos dicen que este tema debe ser resuelto por la Municipalidad; y si dialogamos con un funcionario del Municipio, nos responde que se trata de una cuestión que no les corresponde. Necesitamos que los funcionarios públicos de la provincia y de la Comuna trabajen en conjunto para tratar de erradicar esta forma de comercializar remedios”, manifestó.

La zona fronteriza suele ser paso de estos productos de manera ilegal. Cada año, pasan por la zona de la Triple Frontera que comparten la Argentina, Brasil y Paraguay medicamentos por unos 9 millones de dólares, según estimaciones del 205, convirtiendo la zona en la puerta principal del mercado negro regional. Las muchas advertencias de las entidades farmacéuticas sobre la necesidad de sumar controles contra este flagelo generó algunas respuesta, que en este año se espera se incrementen. Ante esta realidad, Misiones lanzó un plan conjunto hace unos años con el Ministerio de Salud Pública, para detectar el ingreso de medicamentos de forma ilegal.