Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 28/1/19
Sarampión

#Sarampión

La vuelta del sarampión: Estados Unidos y Canadá, con importantes brotesADJUNTO

Sarampión

BUENOS AIRES, enero 28: Ambos países confirmaron que la enfermedad multiplicó los contagios en los últimos días. Por eso, en la capital Washington se declaró la “emergencia sanitaria”. Los casos aumentan de la mano de la baja en la vacunación, en especial por cuestiones religiosas.

#Opinión
ELA: ofrecer herramientas para que los pacientes tengan mejor calidad de vida
ADJUNTO
BUENOS AIRES, junio 21: En el marco del día que recuerda la lucha contra la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), las neurólogas Mariela Bettini y Florencia Aguirre, del grupo de enfermedades del Sistema Nervioso Periférico de la Sociedad Neurológica Argentina, hablan de la situación en el país y las características principales del mal.
#SaludPública
Capital Federal también anunció baja record de la mortalidad infantil
ADJUNTO
BUENOS AIRES, junio 19: Al igual que Provincia, el gobierno porteño indicó que se registraron el año pasado 5,7 muertes por cada mil nacimientos, el registro mínimo histórico de esa jurisdicción.

La semana pasada, las autoridades de Nueva York no ocultaron su preocupación por el aumento de los casos de sarampión, que explotaron en los últimos días en especial en las comunidades de judíos ortodoxos, que se niegan a vacunarse como sucede en otras religiones. Ahora, la capital Washington declaró la “emergencia sanitaria” por la aparición de un foco infeccioso, lo que multiplica la alarma. Para colmo, del otro lado de la frontera norteamericana también hay alarma por el mal. Es que en la localidad canadiense de Vancouver se registraron 34 casos en los últimos días, y desde el sistema de salud admitieron que “esto no terminará pronto”. En el planeta, la vuelta de la enfermedad por la reticencia de muchos padres a vacunar a sus hijos es una de las amenazas a la salud global, según la Organización Mundial de Salud (OMS).

Como sucede en varios países de Europa, como Italia, en Estados Unidos temen que la vuelta del sarampión se vuelva una amenaza global. Primero fue la comuna de Nueva York, que no logra controlar los contagios entre comunidades religiosas. En estas horas, la capital Washington declaró el estado de “emergencia sanitaria” debido los casos de sarampión que ha afectado desde el 1º de enero a unas 30 personas en un condado con bajas tasas de vacunación, informaron medios locales. Hasta el momento, se han confirmado 23 casos de sarampión de personas de entre un año de edad hasta los 29. De ellos, una persona tuvo que ser hospitalizada. Según un comunicado publicado por el Departamento de Salud Pública del condado Clark, al menos 20 de las personas que contrajeron este virus no habrían recibido vacunas para evitarlo.

El gobernador del estado, Jay Inslee, dijo en un comunicado que el brote que se ha presentado en el condado de Clark "crea un riesgo extremo para la salud pública" que podría extenderse por toda la región. La declaración de emergencia agiliza el uso de todos los recursos oficiales disponibles para ayudar a las áreas afectadas y facilita la solicitud de recursos médicos adicionales a otros estados. "El sarampión es una enfermedad infecciosa altamente contagiosa que puede ser fatal en niños pequeños", alertó Inslee. El funcionario señaló que la vacuna contra el sarampión es efectiva para prevenir la enfermedad cuando se administra antes de la exposición, y se deben tomar medidas pro activas para administrarla y otras para evitar una mayor propagación de la enfermedad, dijo el gobernador. Se sabe que algunos niños no se ponen las vacunas debido a creencias religiosas de sus padres. Existe un mito que las vacunas están relacionadas con el autismo, a pesar de que varios estudios aseguran que no existe vínculo alguno entre las vacunas y dicha enfermedad.

La semana pasada, las autoridades médicas de Portland declararon una emergencia de salud pública a causa del brote de sarampión en una zona cerca de Portland, Oregón, considerada como un "punto caliente" por el alto número de residentes que se oponen a las vacunas. Al menos 23 personas están infectadas. "Es alarmente", dijo Douglas J. Opel, pediatra en el Seattle Children’s Hospital, en declaraciones al diario The Washington Post. "Cada vez que tenemos un brote de una enfermedad para la que tenemos una vacuna efectiva y segura, deberían dispararse las alarmas".

En tanto, en la vecina Canadá la situación se complicó en los últimos días, por la circulación del virus de la enfermedad. La semana pasada, las autoridades se mostraron poco optimistas con el fin de la emergencia: “no veo que esto termine pronto". Durante el fin de semana, los funcionarios de salud reportaron cuatro casos confirmados adicionales de sarampión, con un total de 34 desde el 1º de enero. Nueve casos sospechosos también están bajo investigación. Treinta de los casos no están vacunados y los cuatro restantes no están verificados. Los funcionarios de salud enumeraron otros seis lugares en Vancouver donde las personas podrían haber estado expuestas.

Junto con el dengue, el zika, la polio, el ébola, el cólera, , la fiebre amarilla, la fiebre chikungunya, la fiebre lassa, la hepatitis E y el hantavirus, el sarampión es parte de las alertas sanitarias por enfermedades infecciosas en 2018. Así lo ha puesto de manifiesto la miembro del servicio de Pediatría-Enfermedades Infecciosas y Tropicales del Hospital La Paz (Madrid), Milagros García López Hortelano, durante la VIII Jornadas de Enfermedades Tropicales Pediátricas, celebradas este lunes en el centro sanitario. En referencia al sarampión, la experta se ha referido fundamentalmente al aumento de casos en la región europea. Según ha precisado, en 2017, se produjo un incremento de casos del 400 por ciento respecto a 2016. Europa registró 41 mil casos de sarampión en los seis primeros meses de 2018. En este contexto, ha destacado que entre diciembre de 2017 y noviembre de 2018 se produjeron 2921 casos de sarampión en Francia o 1346 en Rumanía. Asimismo, ha indicado que Latinoamérica, un continente libre de sarampión, ha vuelto a registrar casos por la influencia europea, fundamentalmente gracias a los viajes entre países. "Un continente rico exporta sarampión a uno pobre", ha apuntado, además de que el brote de sarampión "es una vergüenza porque es una enfermedad prevenible", ha zanjado.