Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/1/19
SaludenCrisis

#SaludenCrisis

Informe alerta sobre alto nivel de sub-ejecución en partidas de salud

ADJUNTO
SaludenCrisis

BUENOS AIRES, enero 15: Un trabajo de la Universidad Nacional de Avellaneda sostiene que el año pasado el gobierno no utilizó fondos por 30 mil millones de pesos del área de salud, educación y ciencia. Además, hubo un ajuste en los recursos para este año. El ANMAT, por ejemplo, recibirá 30 por ciento menos de fondos para funcionar.

#SeguridadSocial
En Córdoba, piden que más farmacias puedan dispensar medicamentos del Incluir Salud
ADJUNTO
CORDOBA, noviembre 8: El programa que atiende a personas que reciben pensiones no contributivas (PNC) tiene una sola farmacia habilitada para la dispensa de tratamientos. Esta semana, se vieron largas colas incluso de madrugada, lo que generó quejas. Desde el Colegio de Farmacéuticos provincial explicaron que no pueden hacer nada.
#SeguridadSocial
El gobierno establece más controles para prepagas que pierden afiliados
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 7: Una resolución de la Superintendencia de Servicios de Salud obliga a las empresas a notificar cada cuatrimestre sobre la baja o merma de sus afiliados.

Pese al rechazo de muchos sectores opositores, en diciembre de 208 se aprobó el presupuesto para este año, con un fuerte ajuste en partidas sensibles como salud, educación y ciencia. Las quejas de investigadores, médicos y especialistas sobre los efectos de esta decisión fueron parte de las protestas contra el proyecto del oficialismo, que recibió sanción gracias al apoyo de varios gobernadores peronistas. Pero el ajuste tiene otra cara, igual de preocupante: la sub-ejecución de partidas. En 2018, muchas dependencias sanitarias no usaron sus recursos, lo que complicó su funcionamiento. Así sucedió por ejemplo en la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que para el año que viene tendrá un 30 por ciento menos de recursos.

Un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) advierte que en 2018 "es notorio el monto en que han crecido los pagos de intereses de la deuda que, con una inflación del 48 por ciento se incrementan un 13,1 por ciento en términos reales". “Así la ejecución presupuestaria también refleja el perfil neolibeal del programa económico, con ajustes en un sinnúmero de partidas que tienen que ver con aspectos sociales y económicos fundamentales, e incremento para los fondos de la deuda", analizó el trabajo, difundido en estos días. Por caso sólo en Salud, Educación y Ciencia “el gobierno de Macri subejecutó partidas este año por más de 30 mil millones de pesos”.

En 2018 el ajuste se tradujo en un recorte de los fondos devengados en salud pública del orden del 17,8 por ciento en términos reales; de un 22,4 por ciento en educación y cultura; del 23,5 por ciento en promoción y asistencia social; del 31,8 por ciento en ciencia y tecnología y del 54,7 por ciento en trabajo. De acuerdo con el informe "la inversión pública en programas de Salud creció un 22 por ciento nominal en 2017 en relación a 2017 pero, si se descuenta el efecto inflación en el poder adquisitivo del presupuesto, se encuentra que los gastos cayeron un 18 por ciento, lo que representa un fuerte proceso de ajuste. Esto se da además con una sub-ejecución presupuestaria del 7 por ciento, es decir, 7.862 pesos que no se gastaron en 2018".

Por caso, a la ANMAT se le recortó el 31 por ciento de su presupuesto, el Servicio Nacional de Rehabilitación recibió un 86 por ciento menos de recursos mientras que las transferencias de fondos al hospital Posadas cayeron un 23 por ciento en términos reales, un 28 por ciento en el Sommer y un 36 por ciento en el Laura Bonaparte, ex Cenareso. En programas como Prevención Epidemiológica recibieron un 52 por ciento menos de recursos, Salud Mental (-14), Enfermedades transmisibles por vectores y zoonosis (-43), Asistencia a pacientes con lepra (-28), Asistencia al paciente miastenico (-42), Asistencia de las discapacidades (-43), por solo nombrar algunos. Se destinó un 98 por ciento menos fondos en términos reales para salud infantil, para Salud ocupacional (-51), y a la vigilancia epidemiológica y control del SIDA (-32). A diferencia de lo prometido en campaña, el apoyo a la Ciencia y Tecnología tampoco fue una de las prioridades del gobierno de Macri. En 2018 en el área quedó un 12,9 por ciento del presupuesto asignado sin ejecutar, unos 5.050 millones de pesos que no se utilizaron, de un presupuesto que sufrió además un recorte del 31,8 por ciento en términos reales en comparación con 2017.