Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 4/1/19
MedicalizaciondelaVida

#MedicalizaciondelaVida

En el país, unos 3 millones de argentinos toman psicofármacos con o sin recetaADJUNTO

MedicalizaciondelaVida

BUENOS AIRES, enero 4: Lo dice el Estudio de Consumo de Sustancias Psicoactivas de la SEDRONAR. Según los datos, el 15 por ciento de la población usa esos fármacos, con mayor prevalencia en mujeres. A medida que aumenta la edad, crece la prevalencia de estos medicamentos. La advertencia de los especialistas.

#ProducciónPública
Santa Fe se ahorró en tres años U$S 55 millones gracias a la producción de sus propios medicamentos
ADJUNTO
SANTA FE, agosto 21: Un análisis del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) determinó que entre 2016 y 2018 se logró ahorra ese valor en el suministro de tratamientos, gracias al uso de fármacos producidos por la planta pública.
#VentaOnline
Farmacéuticos de España celebran el combate de la venta online de fármacos
ADJUNTO
MADRID, agosto 20: Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos destacaron las medidas de las autoridades sanitarias que investigarán páginas web y aplicaciones que venden productos de farmacia y que infringen la ley local.

Según las leyes sanitarias, para que una persona se haga de un psicofármaco, es necesario que sea recetado por un médico. Es más, se debe hacer mediante una receta archivada, la modalidad en que se controlan sustancias peligrosas, en este caso por su poder adictivo. Pero en el país, muchos acceden a estos medicamentos pese a no tener esa prescripción. Es que el mercado negro, que crece de la mano del robo a farmacias y transportes de fármacos, es una fuente para hacerse de estos tratamientos. En total, según la SEDRONAR, la entidad nacional destinada a la lucha contra las adicciones, unos 3 millones de argentinos admiten consumir estos medicamentos, con o sin receta. El consumo comenzó a trepar en los últimos años, y según los especialistas puede deberse al estrés de la vida diaria, y a la crisis que se vive en materia económica. Carlos Damin, jefe de Toxicología del hospital Fernández, alerta que muchas veces la primera vez que las personas toman estos tratamientos es por “consejo” de conocidos, familiares o amigos.

El denominado Estudio de Consumo de Sustancias Psicoactivas realizado por la SEDRONAR reveló que en el país casi tres millones de personas consumen psicofármacos. Según el trabajo final, realizado entre 2016 y 2017, el 15 por ciento de la población de entre 12 y 65 años consume psicofármacos con o sin prescripción médica. Esto es, casi tres millones de argentinos. Y la proporción fue mayor en las mujeres (17,6 por ciento) que en los varones (12,8). De entre los datos que destaca el informe del Observatorio de Drogas, se desprende, además, que un tercio de las mujeres argentinas toma algún tipo de psicofármaco y que el consumo de Clonazepam alcanza el 55,6 por ciento, lo que lo convierte en el “más elegido”. Asimismo, en el país se venden más de un millón de comprimidos de psicofármacos por día. Y entre quienes refirieron haber consumido estimulantes o tranquilizantes alguna vez en la vida, los fármacos referidos en mayor medida fueron los antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

El trabajo del SEDRONAR, al que tuvo acceso MIRADA PROFESIONAL, agregó que “a medida que se incrementa la edad de la población el consumo de tranquilizantes también aumenta, alcanzando al 26,4 por ciento de las personas entre 50 a 65 años”. Entre los 18 y los 35 años, “las prevalencias de consumo de vida fueron similares entre varones y mujeres, mientras que en la población adolescente y entre los 35 y los 65 años, las prevalencias fueron superiores entre las mujeres”. En tanto, el consumo de tranquilizantes alguna vez en la vida en mujeres de 50 a 65 años “llegó al 35 por ciento y presentó la mayor distancia respecto de la prevalencia en hombres (17,7 por ciento)” (ver archivo adjunto con el estudio completo).

Para el médico toxicólogo Carlos Damin, esos datos “señalan que algo hay que hacer” y son indicadores de que “los psicofármacos son la puerta de entrada y facilitan el consumo de otras sustancias”. “Si los jóvenes ven que sus padres se automedican y que en sus casas se consumen pastillas para dormir, se fuma, se toma alcohol, ¿por qué no podrían ellos tomar otras cosas?”, reflexionó el jefe de Toxicología del Hospital Fernández y presidente de Fundartox, en diálogo con el portal Infobae. “Dentro de los psicofármacos que no se prescriben, el de más alto consumo es Clonazepam, seguido por el Alprazolam (30,2 por ciento) y es lo que nosotros llamamos ‘auto prescriscripción’”, detalló Damin, quien remarcó que la manera en que esas sustancias son adquiridas es de mano de conocidos, familiares o amigos.

Consultado sobre por qué cree que las mujeres son las que más consumen este tipo de medicamentos, el especialista diferenció que “los varones consumen más alcohol, sustancias como marihuana, mientras que las mujeres más psicofármacos”. Y si bien los hombres son quienes encabezan la lista de los “nuevos consumidores”, Damin consideró que -en general- el consumo de estos remedios “está socialmente más aceptado, menos discutido”. Por otra parte, Damin enfatizó que en la Argentina se cambió la manera de nombrar las cosas. “Nadie dice estar triste -aseguró-. Más vale se refiere estar ‘medio depre’ y allí se relativiza a la depresión, que es una enfermedad psiquiátrica que requiere medicación y que puede terminar con la muerte de quien la padece”.

DESCARGA: Estudio completo sobre consumo de psicofármacos en la Argentina