Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 24/12/18
Opinión

#Opinión

Para el corazón no termina un año, empieza otro, mantengámoslo sano

ADJUNTO
Opinión

BUENOS AIRES, diciembre 24: Gustavo Cerezo, jefe del Servicio de Epidemiología y Prevención Cardiovascular del Instituto Cardiovascular (ICBA), da consejos para que en estas fiestas no sean una carga.

#CompradeMedicamentos
Gobierno anuncia ahorro de $600 millones por compra conjunta de medicamentos para la hemofilia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 13: La Superintendencia de Servicios de Salud coordinó la adquisición de tratamientos para este mal, que fueron distribuidos para uso de pacientes del PAMI, IOMA y obras sociales. También se utilizaron en el sistema público.
#LuchacontraelCancer
Inauguran un centro oncológico en Curuzú Cuatiá para pacientes sin cobertura
ADJUNTO
CORRIENTES, noviembre 12: El Centro Oncológico Anna Rocca de Bonatti abrirá sus puertas el próximo vienes, y es una iniciativa solidaria a partir de una donación de 15 millones de dólares por parte de la fundación.

Se acercan las fiestas de fin de año y el aparato cardio y cerebrovascular lo sienten! En tal sentido, es muy común sentir “una carga extra” debido al cansancio, situación que puede acentuarse con la creencia que “todo debe resolverse antes de que termine el año” y a la acumulación de tareas profesionales que “deben ser resueltas cuanto antes”. Todo esto, sumado a cuestiones más de índole emocionales, puede generar ansiedad y afectar la salud cardiovascular de las personas..

Por eso, desde el ICBA, Instituto Cardiovascular, te acercamos una serie de recomendaciones y consejos para estar atentos a los posibles disparadores que pueden generarnos algún tipo de malestar anímico, emocional, e incluso físico para cuidar nuestra salud y poder disfrutar del cierre del año sin complicaciones.

En primera medida es bueno saber que, efectivamente, el cierre del año laboral puede generar ansiedad y nervios en las personas adultas, así como la organización de viajes y la programación de las reuniones y eventos sociales en esta etapa del año, sumado a los gastos extras y el encuentro con personas que habitualmente no vemos, son un factor determinante que puede derivar en situaciones de riesgo para nuestros corazones. Además, en las fiestas es muy común recordar seres queridos que ya no nos acompañan, lo que puede derivar en cuadros de angustia, e incluso en algunos casos, llegar a causar depresión.

Por otro lado, probablemente la ansiedad y depresión lleven a los excesos en la ingesta de alimentos muy elaborados y bebidas alcohólicas e intoxicaciones con sustancias adictivas que junto a la falta de sueño son una muy mala combinación para nuestro corazón, cerebro y arterias en general. Además, la ansiedad, el estrés, la depresión, la falta de descanso traen aparejados cambios en la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la oxigenación de diversos tejidos y alteraciones en la coagulación de la sangre. Todas estas, son parte de las causas por las cuales se registra un aumento de las consultas en las guardias médicas en estas fechas, siendo los casos de infarto de miocardio, ACV, hipertensión arterial y arritmias cardíacas sean moneda corriente en las mismas.

Afortunadamente, con hábitos de vida saludable y prestando atención a los factores de riesgo antes mencionados (además de la visita periódica al médico clínico) , podemos evitar malestares en las fiestas. Es que en definitiva, se trata de entender que, si bien para nosotros el año termina, nuestro corazón debe prepararse para un año que está por comenzar. Por eso, y para prevenir estas situaciones que ponen en riesgo la salud, recomendamos evitar los conflictos, centrarse en lo que uno tiene y no en lo que falta, rodearse de seres queridos evitando discusiones, y por supuesto realizar actividad física como elemento relajante y distractivo. Asimismo, la moderación debe ser la regla, evitar todo tipo de exceso y descansar las horas necesarias, sin duda, colaboran a mantener nuestra salud intacta. Independientemente de estas recomendaciones, que no son más que aquellas que brindamos siempre a nuestros pacientes durante todo el año, ante cualquier malestar o dolor en el pecho y frente a inquietudes o consultas vinculadas con la salud del corazón, debe recurrir a su médico tratante o a un servicio de guardia para evalúen el caso en particular.