Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 20/12/18
SaludPública

#SaludPública

Fiestas saludables: consejos para evitar que la celebración termine afectando la saludADJUNTO

SaludPública

BUENOS AIRES, diciembre 21: Los festejos del fin de año pueden traer algunos problemas para la salud, por eso los especialistas recomiendan tener en cuenta varias cuestiones. Los accidentes con pirotecnia, una de las grandes preocupaciones. Comer sano, y evitar el estrés, otra clave.

#Medicaid
Estados Unidos: anuncian programa de ayuda a farmacias independientes
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 15: En el Estado de Illinois, se creó un programa para entregar fondos por casi 5 millones de dólares para rescatar a mostradores afectados por los problemas de dispensa del Medicaid.
#FarmaciaenCrisis
El desplome en las farmacias no tiene freno: caen OTC y anticonceptivos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 16: Un relevamiento alertó que hay caídas de hasta el 16 por ciento en algunas categorías, como los analgésicos u antifebriles. Además, cayeron otros de venta bajo receta, como los anticonceptivos. En promedio, en unidades de dosis, la caída de la dispensa es del 8,4 por ciento interanual. En cuanto a los recios, los datos hablan de una suba por encima de la inflación dese 2016 a 2018.

El cierre del año trae una serie de festejos, laborales y familiares, que muchas veces invitan a algunos excesos. Comer y beber de más, varios días, son una constante, y el cuerpo termina pasando factura. Por eso, especialistas de distintas áreas realizan para esta época del año una serie de recomendaciones, para pasar unas Fiestas del fin de Año saludables. Además, siempre hay preocupación por los accidentes con pirotecnia, una práctica que si bien no tiene la masividad de otros tiempos, sigue siendo habitual. Quemaduras leves y graves son los primeros accidentes tratados en las guardias hospitalarias, por lo que se aconseja que estos elementos sean manipulados por mayores responsables. El estrés de la organización, de la familia y el cansancio del año atentan contra la salud de las personas, en especial aquellas con problemas de base. Para evitar terminar en un centro asistencial en estos días, MIRADA PROFESIONAL recopila una serie de consejos para que a la hora del brindis no haya sobresaltos.

Las típicas comidas de fin de año tienen un alto contenido de calorías, pensadas para países que no inician el verano. Por eso, hacer un variado menú puede ayudar a evitar complicaciones. En este contexto, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) lanzó la campaña a “Difusión y Promoción de Prácticas de Alimentación Seguras y Saludables para las Fiestas de Fin de Año”, mediante la cual promociona “acciones comunicacionales integrales y articuladas que fomenten una cultura de promoción de la salud colectiva”. A través del Instituto Nacional de Alimentos y de la Red Nacional de Protección de Alimentos (RENAPRA) facilitará a través de los medios de comunicación “una serie de tarjetas con mensajes de prácticas seguras y saludables, un recetario de comidas tradicionales para las fiestas, y muchos más recursos y herramientas con recomendaciones y sugerencias”.

En materia de nutrición, una de las claves es moderar las cantidades sin privaciones. Cecilia Sánchez, licenciada en Nutrición, recomienda es armar un buen plato en el que la mitad sea verdura (que predominen los verdes) y el resto cualquier otro tipo de comida, desde carne, pollo, vittel toné o hidratos. “Nada de prohibiciones sino ser conscientes a la hora de comer, achicar el tamaño de las porciones. Todo tiene que estar equilibrado y nunca hay que restringir tipos de alimentos, sobre todo hidratos de carbono que son los que dan energía al organismo”, explicó la especialista en una nota con el diario Perfil. No es aconsejable dejar de comer o reducir la ingesta de alimentos en el día para después desbarrancar a la noche. La idea es evitar atracones en el momento del evento la reunión y tampoco se debe llegar al límite de sentirse lleno hasta reventar. “Uno se cuida todo el año y llega el mes de diciembre y se descuida. Hay que aprovechar el momento de reunión y que la comida no sea el foco principal sino la socialización y la charla.”, aconsejó Sánchez.

Luego de comer, en medio de los festejos, los accidentes con pirotecnia pueden ser un verdadero problema. La manipulación directa de la pirotecnia puede generar lesiones cutáneas, oculares y auditivas, pero también puede afectar de forma secundaria a personas que se encuentran en las cercanías. En estas fechas, aumentan las consultas por accidentes en los ojos y el 80 por ciento se debe a lesiones producidas por el uso de la pirotecnia, mientras que el 20 por ciento restantes, a accidentes por corchos. "En la vista, las lesiones por pirotecnia pueden ser leves, como erosiones o úlceras conjuntivales, quemaduras del párpado, o graves, como perforaciones o estallidos del globo ocular. Estas complicaciones necesitan cirugía y, en la mayoría de los casos, dejan secuelas irreversibles en la visión", explicó al portal Infobae el médico oftalmólogo Rogelio Ribes Escudero, para quien "pueden ocurrir en la persona que enciende el explosivo, pero también en las que están alrededor debido a la expulsión de partículas que alcanzan varios metros a gran velocidad".

Se sabe que el brindis es protagonista durante las festividades de diciembre, y también que el tipo de bebidas que se utilizan tienen en su interior gas a presión lo que puede transformar al corcho en un potencial proyectil. Según explicó el especialista en retina y vítreo Juan Martín Giambruni, jefe de la sección retina y oftalmólogo de planta del Hospital Italiano, "si la botella estuvo sometida a movimientos excesivos, al destaparla, el corcho puede alcanzar velocidades de hasta 80 kilómetros por hora. Esta velocidad sumada al peso y volumen del corcho generan una energía que se transmite al lugar del impacto". "Si éste es el ojo, estamos ante la presencia de lo que en oftalmología se denomina trauma ocular contuso -detalló el especialista-. Este tipo de patología puede no ocasionar ningún daño o puede ser tan devastador como para terminar en la pérdida permanente de la visión con la consecuente necesidad de extracción del ojo lastimado".

Por último, el estrés de la fecha, la emoción y otras situaciones pueden ser una carga pesada para los festejos. Por eso, si han habido tensiones durante el año los especialistas recomiendan juntarse previo a la celebración de trabajo/amigos/familia para que luego en el evento sea disfrutable. “La compulsión de comer y consumir es para olvidarse de los conflictos que había. Por eso es bueno hablar antes, y, además, empezar a autocuestionarse cómo uno recibe el discurso del otro. Ponerse en el lugar de la otra persona relajará a ambos”, consideró la licenciada en Psicología Patricia Martínez. En esta época se ingieren más productos sódicos y menús hipercalóricos a la par que se suele salir de la rutina en horarios y hábitos, es por eso que es aún más necesario no olvidarse de tomar la medicación. “Importamos dietas de otros climas, con mucho sodio por lo que los hipertensos y las personas que padecen afecciones cardiacas deben cuidarse. En estas fechas se tienen los peores registros de presión y aumentan muchas las consultas en las guardias por crisis hipertensivas e internaciones por insuficiencia cardiaca, que son consecuencia de todos esos desarreglos”, advirtió Marñia Celeste Carrero, cardióloga miembro de la Fundación Cardiológica Argentina.