Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 18/12/18
Nuevosfármacos

#Nuevosfármacos

La ANMAT aprobó un tratamiento para el melanoma que disminuye riesgo de recurrencia

ADJUNTO
Nuevosfármacos

BUENOS AIRES, diciembre 18: Se trata de Nivolumab, un medicamento de Bristol-Myers Squibb, que llega al mercado nacional gracias a la aprobación de la agencia reguladora. Su uso luego de resección quirúrgica completa permite reducir el riesgo de recaídas.

#NuevosFármacos
Llega al país un tratamiento contra dos versiones de leucemia mieloide
ADJUNTO
BUENOS AIRES, junio 27: Se trata de un medicamento en base a la droga ponatinib, recomendado para dos versiones de esta enfermedad.
#Nuevosfármacos
En 2014 habrá una vacuna contra la tuberculosis
ADJUNTO
BUENOS AIRES: Fue creada en un hospital de Barcelona en 2007, y este año terminará la segunda fase de ensayos clínicos.

Ya en 2016, las autoridades sanitarias de Europa aprobaron el uso de Nivolumab para tratar el melanoma. El tratamiento de la farmacéutica Bristol-Myers Squibb, que se usa para varios tipos de tumores, utilizado en combinación con otro fármaco (ipilimumab) tuvo buenos resultados para tratar este tipo de cáncer de piel. Ahora, llega al país su uso, ya que diversos estudios confirman que disminuye el riesgo de recurrencia de la enfermedad luego de resección quirúrgica. Su uso fue aprobado en los últimos días por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT), para pacientes con melanoma con compromiso de ganglios linfáticos regionales o metástasis, que han sido sometidos a resección quirúrgica completa.

Durante la presentación de la aprobación, se explicó que el estudio clínico de fase 3 CheckMate-238 determinó que Nivolumab “mejoró significativamente la sobrevida libre de recaída de la enfermedad comparado con ipilimumab (anticuerpo monoclonal anti-CTLA-4), en pacientes con melanoma en etapa III B/C (compromiso regional) o etapa IV (enfermedad metastásica) después de resección quirúrgica completa”. En este estudio, Nivolumab, comercializado bajo el nombre comercial de “Opdivo”, demostró a los 18 meses una sobrevida libre de recaída de la enfermedad (SLR) de 66 por ciento comparado con 53 por ciento de ipilimumab. En el reciente Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO 2018) se reportó que, a dos años de iniciado el tratamiento, la SLR era de 63 y 50 por ciento, respectivamente, consolidando el beneficio de Nivolumab como terapia adyuvante a largo plazo.

Este nuevo medicamento es parte de una nueva forma de atender el tratamiento del cáncer, la denominada inmuno-oncología. El objetivo de la terapia adyuvante es reducir el riesgo de recurrencia tras la resección quirúrgica completa del tumor, de los ganglios linfáticos regionales comprometidos y las metástasis resecables. Esta inmuno-terapia fue estudiada y recientemente aprobada en estadios más tempranos, cubriendo una necesidad médica insatisfecha. La reciente aprobación es otro ejemplo de cómo la Inmuno-oncología está transformado el tratamiento del melanoma metastásico, como al igual que muchos otros tipos de cáncer.

La cirugía, la radioterapia, terapias citotóxicas o dirigidas han representado la base del tratamiento del cáncer en las últimas décadas, pero la sobrevida y calidad de vida a largo plazo siguen siendo retos difíciles de lograr para una proporción importante de pacientes con enfermedad avanzada. “Para hacer frente a esta necesidad médica no cubierta, Bristol-Myers Squibb está liderando la investigación en el innovador campo de la inmuno-oncología, que implica el uso de medicamentos cuyo principal mecanismo de acción es actuar directamente sobre el sistema inmune para luchar contra el cáncer”, destacaron desde la farmacéutica.

La compañía está explorando diversos componentes y distintas aproximaciones inmunológicas para pacientes con diferentes tipos de cáncer, incluyendo la investigación del potencial de combinar agentes inmunológicos dirigidos a diferentes dianas y a vías complementarias en el tratamiento del cáncer. “Bristol-Myers Squibb está comprometida con el avance de esta disciplina de la inmuno-oncología, con el objetivo de cambiar las expectativas de sobrevida de los pacientes y la forma en que estos pacientes conviven con la enfermedad”, concluyó el laboratorio.