Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 13/12/18
Vacunas

#Vacunas

Por amplio margen, se aprobó la obligatoriedad de la vacunación en la ArgentinaADJUNTO

Vacunas

BUENOS AIRES, diciembre 13: El Senado dio el visto bueno al proyecto que establece a las vacunas como “de interés nacional”. A partir de esto, se deberá presentar el carnet de vacunación para varios trámites, como la renovación del DNI. Satisfacción de las sociedades científicas que asesoraron y avalaron la propuesta.

#NuevosTratamientos
Está casi lista una vacuna contra el cáncer de pulmón creada por consorcio argentino-cubano
ADJUNTO
BUENOS AIRES, junio 19: La iniciativa lleva casi 20 años de esfuerzos entre entidades de ambos países. A partir del mes que viene, estará disponible en el mercado nacional. Los ensayos muestran que el tratamiento frena el avance de las células tumorales.
#NuevosTratamientos
Especialistas destacan la efectividad de los nuevos medicamentos contra la leucemia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, junio 21: Son una batería de tratamientos que permiten evitar la quimioterapia, y que tienen buenos resultados en el combate contra este tipo de cáncer. “Enfermarse hoy de leucemia es muy diferente a haberlo hecho 15 años atrás”, afirman.

“Vengo a renovar el DNI”. “Muy bien, ¿trajo el carnet de vacunas completo?”. Este diálogo, hasta ahora imaginario, será real a partir de este 2019, cuando entre en plena vigencia la nueva ley de vacunas, aprobada ayer miércoles por el Senado nacional.

Con amplio apoyo de todos los bloques políticos, la ley del tucumano Pablo Yedlin se convirtió en ley, potenciando la obligatoriedad de la vacunación en todo el país. A partir de esto, además de ser necesario tener completo el Calendario Obligatorio para muchos trámites, se declarará de “interés nacional” las vacunas, para fomentar las campañas informativas y de inmunización. También refuerza la responsabilidad del Estado sobre el calendario de vacunación.

Las sociedades científicas, que fueron convocadas por el legislador para realizar el proyecto, festejaron la decisión, y resaltaron su impacto en la salud pública del país.

El proyecto del diputado Yedlin –ex Ministro de Salud de Tucumán e integrante de la cartera sanitaria nacional en el anterior gobierno –obtuvo 59 votos a favor en el Senado, uno en contra y ninguna abstención. La medida reemplaza a la ley 22.909 y tiene el objetivo de regular “la implementación de una política pública de control de las enfermedades prevenibles”. La flamante ley declara a “la vacunación como de interés nacional, entendiéndose por tal a la investigación, vigilancia epidemiológica, toma de decisiones basadas en la evidencia, adquisición, almacenamiento, distribución y provisión de vacunas, asegurando la cadena de frío, como así también su producción”. Así, se establece la gratuidad en el acceso a los servicios de vacunación “con equidad social para todas las etapas de la vida”; la obligatoriedad de aplicarse las vacunas para para todos los habitantes; y la prevalencia de la salud pública por sobre el interés particular, entre otros principios.

De este modo, “todas las personas que desarrollen actividades en el campo de la salud que tengan contacto con pacientes” y quienes trabajen en laboratorios tendrán la obligación de tener actualizadas sus vacunas. Asimismo, otro de sus artículos establece que “la constancia de la aplicación de la vacuna, previa autorización del empleador, justifica la inasistencia laboral de la jornada del día de la aplicación”. “En ninguna circunstancia se producirá pérdida o disminución de sueldos, salarios o premios por este concepto”, agrega. El Calendario Nacional de Vacunación será requerido para trámites tales como el ingreso y egreso del ciclo lectivo; la realización de los exámenes médicos por trabajo; la tramitación o renovación del DNI, pasaporte, residencia, certificado prenupcial y licencia de conducir; y la tramitación de asignaciones familiares. A su vez, se establece la creación de un Registro Nacional de la Población Vacunada Digital, que tendrá los datos del estado de vacunación de todos los habitantes del país; y también un Registro Nacional de Vacunadores Eventuales. Cabe destacar que, las vacunas sólo podrán ser aplicadas en establecimientos habilitados por la secretaría de Salud.

En tanto, se multará a los vacunadores que cometan infracciones, como negarse a aplicar una vacuna, falsificación del CUV, intención de cobrar por la aplicación de una vacuna o aplicar una vacuna en un lugar no habilitado. Las sanciones irán desde 10 y 100 salarios mínimo, vital y móvil; y la suspensión de hasta un año. Por otro lado, la nueva ley crea también la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas (CONASEVA), que “publicará los efectos colaterales o indeseados de las vacunas”. Finalmente, se establece el día 26 de agosto de cada año como Día Nacional del Vacunador y se crea la figura del “vacunador eventual”.

La sanción de la ley, en medio del auge de los movimientos “anti vacunas” en todo el mundo, fue celebrado por funcionarios y especialistas. El ex ministro de Salud nacional y gobernador de Tucumán Juan Manzur que se trata de “un día histórico para la salud pública”. En tanto, el diputado Yedlin consideró la aprobación por gran margen como “n gran logro”. En cuanto a las sociedades científicas, que apoyaron la iniciativa y asesoraron en su formulación, festejaron la iniciativa. Desde la Sociedad Argentina de Infectologia (SADI) emitieron un documento donde sostuvieron que “la Argentina cuenta ahora con una herramienta fundamental para poder promover la prevención de las enfermedades infecciosas a través de las vacunas. Sin duda esta ley permitirá ampliar y mejorar la vacunación como política pública para el control y la prevención de las enfermedades inmunoprevenibles”.

En tanto, desde la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE) se remarcó que “sin dudas es una gran oportunidad, una herramienta para las autoridades sanitarias tanto nacionales, provinciales como municipales para favorecer el acceso de la población a la prevención primaria a través de las vacunas. El Estado nacional es responsable de adquirir los insumos y distribuirlos a las provincias, considera a la vacunación en todas las etapas de la vida, sanciona a los integrantes del equipo de salud que falsifiquen certificados, justifica inasistencia laboral para vacunarse o vacunar a un menor a cargo, entre otras cosas".