Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 11/12/18
VentaIlegal

#VentaIlegal

En España, las aap de entrega desafían la ley y siguen llevando fármacosADJUNTO

VentaIlegal

BUENOS AIRES, diciembre 11: Plataformas como Govo siguen entregando medicamentos pese a que la ley de ese país lo prohíbe. Además, Amazon anuncia la compra de una farmacéutica. Una alerta para la Argentina, que vive un boom de este tipo de comercio.

#Malaria
La OMS premió a los centros argentinos que erradicaron el paludismo
ADJUNTO
SALTA, agosto 15: La enfermedad fue eliminada en el país en mayo, según la entidad internacional Por eso, se premio a los profesionales y centros de salud que trabajaron en esta tarea
#Avances
Científicos argentinos crean un hidrogel capaz de liberar antibióticos dentro del cuerpo
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 12: El avance permitiría regular la cantidad de tratamiento que se libera, a partir de los cambios de temperatura corporales. Además de mejorar la eficacia de los tratamientos, este sistema es más amigable con el medio ambiente.

El auge de las aplicaciones de entrega a domicilio genera situaciones complejas respecto a las regulaciones vigentes. En España, por ejemplo, la entrega de medicamentos por parte de Glovo se volvió un tema controversial, ya que el Ministerio de Sanidad ordenó a la compañía catalana en el mes de julio retirar este negocio de su plataforma de mensajería por incumplir la ley, que solo permite esta venta online a las webs de las farmacia acreditadas por la administración sanitaria. Sin embargo, la aplicación incumple la orden, y lo único que hizo fue reformar el servicio, para que no aparezcan las fotos y la información detallada de cada producto, pero mantiene a día de hoy el envío de estos fármacos a domicilio a petición del usuario. Esto es una alerta para el país, donde los envíos domiciliarios inundan las calles. Además, Amazon avanza en su negocio vinculado al sector salud, otra amenaza creciente.

Pese a las advertencias, Glovo sigue entendiendo que en su plataforma no realiza ni venta ni publicidad de medicamentos, sino que se limita a poner en contacto a usuarios, farmacias y repartidores mediante la aplicación tecnológica. Así se lo hizo saber la firma al Ministerio de Sanidad al recibir una primera resolución del procedimiento administrativo ordenado por la Agencia Española del Medicamento. El órgano del Ministerio de Sanidad recibió estas alegaciones de Glovo, pero no las estimó e interpuso la resolución definitiva, ordenando el requerimiento para la interrupción o retirada del servicio el pasado 25 de julio. Sanidad entiende que según la Ley de Garantías y Uso racional del Medicamento, "ningún pedido o encargo de medicamentos por procedimientos telemáticos puede realizarse a las farmacias si no es directamente a través del sitio web habilitado al efecto por las propias oficinas de farmacia", indica el organismo en su requerimiento.

Ante esta situación, la patronal de las farmacias en Cataluña (FEFAC) realizó recientemente en una jornada en Barcelona una comprobación en directo sobre la posibilidad de comprar una caja de ibuprofeno a través del Glovo para denunciar la existencia del servicio. La Comunidad de Madrid también tiene abierto un procedimiento contra Glovo y otra web de venta de medicamentos, Plyzer.com, tras una denuncia realizada por la patronal madrileña de farmacias. Estas farmacias aseguran que Glovo al denominar su servicio como Farmacia 24 horas se apropia del nombre de un establecimiento sanitario regulado que requiere de autorización y además hace publicidad de medicamentos.

Desde Glovo señalan al portal El Economista que su servicio de Farmacia 24 horas cumple con la legalidad. "La actividad de Glovo se limita a poner en contacto a usuarios, farmacias y a repartidores independientes mediante la aplicación tecnológica. Los repartidores simplemente actúan como mandatarios verbales de aquellos usuarios que solicitan medicamentos no sujetos a prescripción médica a través de la plataforma para su recogida. Por tanto, las compras se realizan con consejo farmacéutico y siempre de forma presencial en las farmacias", afirman en un comunicado. Según la compañía catalana, "la actividad económica de Glovo se enmarca en la Ley de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (Ley 34/2002) y no en las disposiciones de la Ley de garantías y uso racional de medicamentos y productos sanitarios, que queda exclusivamente restringida a las actividades de venta de productos farmacéuticos".

La firma de repartos también responde a la denuncia de la patronal de farmacias en Cataluña, que realizó en una jornada una comprobación de que la venta de fármacos seguía activa con la compra de una caja de ibuprofeno. "Queremos recalcar que si un farmacéutico dispensa de forma presencial un medicamento que requiere receta médica, es responsabilidad propia de la farmacia que lo ha dispensado, no de la plataforma. No obstante, la plataforma ha desarrollado mecanismos para facilitar al farmacéutico el contacto directo con el usuario a través del repartidor con la finalidad de reforzar y potenciar "el consejo del farmacéutico", permitiendo un contacto fluido y directo", aseguran desde Glovo.

En cuanto a Amazon, el girante de las ventas online tiene como siguiente objetivo el sector sanitario y ya ha hecho dos importantes incursiones. La última de ellas ha sido la compra de PillPack, el mayor vendedor de medicamentos online. En Estados Unidos, está permitido vender medicamentos con receta en diferentes tiendas, no solo en las farmacias. PillPack nació para aquellas personas que tienen que tomar varios medicamentos al día y, por eso, cada mes se encargan de enviar una caja con los medicamentos, la hora en que deben tomarse y toda la información al respecto. Esta tienda online fue creada por TJ Parker, un médico y miembro de una familia de farmacéuticos. Parker detectó que las personas que tenían que tomar varios medicamentos necesitaban más ayuda que la que una farmacia tradicional puede ofrecer. Por eso se lanzó a crear PillPack. Ahora, Jeff Bezos ha anunciado la compra de esta empresa por 1.000 millones de dólares. Esto supondrá que Amazon se lanzará a la venta de productos farmacéuticos en Estados Unidos.

Esta incursión en el terreno farmacéutico se une a la que ya ha realizado en el mundo de los seguros médicos. Amazon, Berkshire Hathaway y JPMorgan han anunciado un acuerdo de colaboración para ofrecer servicios de salud en Estados Unidos. Las tres compañías están entre las más importantes del país y reúnen a 1,2 millones de empleados. Precisamente, para ellos será esta iniciativa. Por el momento, las tres firmas solo prestarán estos servicios a sus empleados, una buena noticia para el Estado, que gasta un 18 por ciento del PIB en salud. Bezos explicó que la intención no es abrir clínicas de salud, al menos por el momento. Pero, las compañías médicas norteamericanas ya han confesado su temor, ya que consideran que Amazon es lo suficientemente grande como para quedarse con un importante trozo de pastel en el sector sanitario.