Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 10/12/18
Vacunación

#Vacunación

Destacan el consenso generado para aprobar la ley que aumenta la obligatoriedad de la vacunaciónADJUNTO

Vacunación

BUENOS AIRES, diciembre 10: El ex uncionario del Ministerio de Salud Palo Yedlin celebró la media sanción obtenida la semana pasada de su proyecto que refuerza las vacunas como “política de Estado”.

#Opinión
Vacunación obligatoria: la ley alemana de vacunas y su homóloga argentina
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 10: Los abogados Luis Carranza Torres y Carlos Krauth comparan en esta columna de opinión la ley de vacunas de ambos países, y su importancia en momentos que el movimiento de “anti vacunas” tiene un fuerte auge en Europa y el resto del planeta.
#Opinión
Lesiones cerebrales: ¿cómo tratar una de las principales causas de discapacidad?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 16: Según Mariana Cannellotto, directora médica de BioBarica, en el mundo, los accidentes de tránsito, deportivos o laborales son la causa más frecuente de traumatismo de cráneo. Si no se tratan pueden ocasionar alteraciones neurológicas y afectar las actividades diarias.

El diputado nacional Pablo Yedlin celebró la media sanción que recibió esta semana en la cámara baja el proyecto sobre una nueva ley de vacunas, que busca reemplazar la antigua normativa que data de la época de la última dictadura militar. El tucumano –ex funcionario de Salud en el gobierno anterior –sostuvo que se trata de “una ley muy importante, muy útil y necesaria para los vacunadores y los argentinos”, y destacó que antes de fin de año el Senado podría aprobarla en sesión extraordinaria. “Eso sería una muy buena noticia”, expresó. En diálogo con parlamentario.com, el autor de la iniciativa que fue votada por unanimidad, resaltó el hecho de poder avanzar con esta norma “en un año y en un Congreso muy complejo”. Por ello, destacó los consensos alcanzados con todos los bloques, y las negociaciones en las que se incorporaron recomendaciones y modificaciones al texto.

“Argentina tiene uno de los calendarios de vacunas más completos del mundo, y seguro el más completo de la región; tiene unos muy buenos sistemas de vacunación y una población de alguna manera muy receptiva a las vacunas. De todas maneras la normativa que tenemos es muy vieja, y había que actualizarla”, señaló el legislador que trabajó en conjunto con la Secretaría de Salud, la Sociedad Argentina de Pediatría, la Sociedad de Vacunología y UNICEF, entre otras entidades. Yedlin, de profesión médico y además ex ministro de Salud de Tucumán, subrayó que “las vacunas son la estrategia de salud pública más importante después del agua potable. Todos los años hay 3 millones de personas en el mundo que no se mueren por aplicarse vacunas, de las cuales 2,5 millones son niños”.

El diputado explicó que, gracias a la vacunación, en nuestro país “muchas enfermedades han desaparecido” como es el caso de “tétanos, rubéola congénita, sarampión endémico, poliomielitis -que desde el año ‘80 no hay más casos-”. “Y además hay otras que no han desaparecido, pero se han reducido de forma drástica como por ejemplo la hepatitis A: en el año 2004 Argentina tenía alrededor de 70 mil casos, hoy son menos de 400 en todo el país”, detalló. Entre sus objetivos principales, la nueva ley establece la gratuidad de las vacunas para que “esto no pueda quedar a la decisión de un ministro/secretario, que decida que cada provincia se las compre sola; sino que se indica que la Secretaría de Salud de la Nación es quien debe comprarlas y distribuirlas”, enfatizó. Asimismo se busca garantizar el presupuesto para vacunas, que este año es de alrededor de 12 mil millones de pesos.

Además de declarar que las vacunas son públicas -la Secretaría de Salud es quien decide el calendario-, también serán obligatorias. Sobre este punto, Yedlin argumentó: “Esto significa que no es solo un derecho vacunarnos para no enfermarnos sino también es una obligación vacunarnos para no contagiar a aquellos más susceptibles o a quienes no se pueden vacunar”. “Siempre explico, por ejemplo, que el sarampión es un tema muy grave en niños menores de un año, y los niños menores de un año no se pueden vacunar por sarampión, hay que esperar a que cumplan el año. Lo que lo hace obligatorio es el efecto solidario que tienen las vacunas”, agregó.

Con apoyo unánime de todas las bancadas, el miércoles pasado se dio media sanción al proyecto que reforma la denominada ley de vacunas, potenciando la obligatoriedad de las mismas. La iniciativa del legislador tucumano establece una serie de medidas para que los padres deban aplicar las dosis del Calendario Oficial, haciendo obligatorio presentar el carnet competo para varios trámites. Además, establece que el estado debe garantizar las dosis a las provincias y las personas, evitando los problemas de faltantes como el que se produjo con la vacuna contra la meningitis. El proyecto propone “declarar la vacunación como de interés nacional, entendiéndose por tal a la investigación, vigilancia epidemiológica, toma de decisiones basadas en la evidencia, adquisición, almacenamiento, distribución y provisión de vacunas, asegurando la cadena de frío, como así también su producción”. Además, se establece la gratuidad en el acceso a los servicios de vacunación “con equidad social para todas las etapas de la vida”; la obligatoriedad de aplicarse las vacunas para todos los habitantes; y la prevalencia de la salud pública por sobre el interés particular, entre otros principios.

La iniciativa contó con el apoyo de todos los bloques políticos. La presidenta de la Comisión de Salud, Carmen Polledo (PRO) refutó los cuestionamientos de sectores “anti vacunas”, y por otra parte indicó que el proyecto “no modifica sustancialmente una realidad, sino que actualiza la normativa vigente, que ya tiene más de 30 años”. Otra de las que tomó la palabra fue la diputada Paula Urroz, también del PRO, quien el año pasado quedó envuelta en una polémica por haber presentado un proyecto para terminar con la obligatoriedad en la vacunación. Si bien manifestó que “no quedan dudas de la buena intencionalidad de la ley”, pidió “reconsiderar” el artículo 14, que indica que ante incumplimiento de la vacunación, se debe realizarla en forma compulsiva. “Debe quedar claro que hay excepciones médicas”, dijo Urroz, pero su reclamo no fue tenido en cuenta.