Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 4/12/18
SaludPública

#SaludPública

El 70% de los profesionales de la salud bonaerense sufrieron una situación de violencia laboral

ADJUNTO
SaludPública

LA PLATA, diciembre 4: Los afirman un informe realizado en hospitales de la zona de la capital provincial y alrededores. La mayoría afirma que estos casos generan preocupación a la hora de ir a trabajar. Las mujeres sufren más los ataques, junto con los residentes.

#Regulaciones
La ANMAT alertó sobre unidades falsificadas de un fármaco usado para tratar el asma
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 13: La agencia reguladora detectó irregularidades en varios medicamentos de un lote de Salbutral, del laboratorio Pablo Cassará, y procedió al retiro del mercado. Pidió a los profesionales y la población abstenerse de su uso. Además, se anunció cambios en el control de psicofármacos, en el marco del sistema denominado “Vale Federal”. .
#AlertaDengue
Advierten que en este verano Misiones podría sufrir un brote epidémico de dengue
ADJUNTO
POSADAS, septiembre 12: Desde el Ministerio de Salud Pública admiten que hay condiciones para que la próxima temporada haya brotes de importancia en la provincia, de la mano de la alerta regional lanzado por la OPS por el avance de la enfermedad.

Cada tanto, los medios recogen noticias sobre hechos de violencia en hospitales. Por lo general, llegan a las noticias los casos más notorios, como el copamiento el año pasado de la guardia del hospital Evita de Lanús por parte de familiares de un paciente muerto, o el caso de abuso de una residente en el Evita Pueblo de Berazategui. Pero en el día a día, los médicos y profesionales bonaerenses deben sufrir constantes agresiones y situaciones violentas, que los protocolos lanzados por el gobierno provincial no logran solucionar. Una reciente encuesta, realizada en la zona de la Plata y alrededores, alertó que el 70 por ciento de los trabajadores del sistema sanitario admite haber sufrido uno de estos episodios. Por esto, casi el 90 por ciento de los consultados dice estar preocupado por esta realidad. Los ataques les ocurren más a mujeres, y en el sistema privado se reducen notablemente.

A partir de encuestas a 733 profesionales del sistema sanitaria provincial, El Instituto de Políticas Sociales para Argentina (IPSOAR) elaboró el trabajo "Las diferentes caras de la violencia en la salud", que fue presentado ayer lunes en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. El mismo recoge la opinión de trabajadores médicos de los distintos centros de salud de la zona de la capital provincial, como el hospital Interzonal General de Agudos General José de San Martín, el hospital Interzonal de Agudos Especializado en Pediatría Sor María Ludovica, y el hospital Interzonal de Agudos y Crónicos Dr. Alejandro Korn. Además de las encuestas, los investigadores realizaron entrevistas a los afectados, para elaborar el que dicen es “el primer estudio sobre hechos de violencia en el sistema de salud local”. La investigación fue patrocinada por la Agremiación Médica Platense y Unión Salud.

A partir de los datos, el informe revela que “son las mujeres, los más jóvenes y quienes trabajan en el subsector público, los miembros del equipo sanitario más afectados por agresiones en sus ámbitos laborales”. En este sentido, se ratificó que “7 de cada 10 dijo haber sufrido alguna situación violenta durante su desempeño laboral”. Esto genera que “el 87 por ciento de quienes se desempeñan en hospitales públicos manifestaron preocupación por la violencia en sus lugares de trabajo”. En la comparación por género, “el 62 por ciento de las mujeres y el 58 por ciento de los hombres sufrieron alguna situación de violencia en su lugar de trabajo”. Además, el 25 por ciento de las profesionales refirieron haber sido víctimas de violencia interna en el último año, es decir, aquella que se da entre los miembros del equipo sanitario. Entre los varones, en cambio, sólo un 20 por ciento respondió haber sufrido esa violencia en el mismo periodo. En el subsector privado de la salud, esa preocupación afecta a un 53 por ciento de los entrevistados, 34 puntos porcentuales menos.

Al discriminar por tipo, el 59 por ciento de ellas dijo haber sido víctima de violencia psicológica, categoría en la que se incluyen amenazas, insultos y frases discriminatorias. A su vez, la investigación mostró que los más jóvenes del sistema engrosan las filas de los más expuestos. Según la encuesta, el 75 por ciento de las personas menores de 35 años siente inseguridad en su ámbito laboral, una proporción superior a la registrada entre los profesionales mayores de esa edad, que refirieron percibir inseguridad en su trabajo en el 56 por ciento de los casos. "Es el primer estudio cuali y cuantitativo sobre esta problemática que nos afecta particularmente, y nuestra intención es trabajar junto con el poder legislativo y los demás poderes del Estado para lograr mejorar las condiciones laborales de todo el equipo de salud", explicó el titular de la Agremiación Médica Platense, Jorge Varallo, en una entrevista con el diario La Nación. Entre las conclusiones, la investigación revela que son las mujeres, los más jóvenes y quienes trabajan en el subsector público, los miembros del equipo sanitario más afectados por agresiones en sus ámbitos laborales.

Los casos de violencia en el sistema público provincial de salud son una problemática que se repite hace un tiempo. Uno de los más violentos ocurrió el año pasado, en el hospital Eduardo Oller, de la localidad de Quilmes, cuando un grupo de personas que acompañaba a un paciente que llegó con un paro cardíaco, generó destrozos, atacó a un médico y robó medicamentos y otros elementos. Este año una residente fue abusada en su turno en el hospital evita Pueblo de Berazategui, lo que generó nuevas protestas del gremio médico CICOP. En 205, el gobierno de la provincia de Buenos Aires puso en marcha un plan preventivo contra la violencia en hospitales, sumando personal de vigilancia y efectivos policiales. Además, se instalaron en varios centros de salud botones anti pánico. Pero hasta el momento no alcanza para disipar el miedo y malestar entre los profesionales por las situaciones diarias que viven.