Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 28/11/18
Industriafarmacéutica

#Industriafarmacéutica

Vuelven a reclamar que los laboratorios informen el pago de incentivos a médicosADJUNTO

Industriafarmacéutica

BUENOS AIRES, noviembre 28: La diputada nacional Graciela Ocaña insistió con su propuesta para que la industria farmacéutica blanqueen los vínculos con los profesionales, para que receten ciertas marcas de medicamentos.

#cannabis
Se extiende a todo el país la posibilidad que farmacias gestionen cannabis medicinal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 9: El sistema que comenzó a implementarse en los mostradores bonaerenses podría extender a otras provincias, que ya se preparan para ser parte del circuito legal. La COFA se reunió con una entidad de pacientes para ver esta posibilidad.
#LuchacontraelSida
Nuevos cruces entre entidades y el gobierno por el suministro de medicamentos a personas con HIV
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 9: Organizaciones de pacientes marcharon a la secretaría de Salud para reclamar el suministro de los tratamientos, ante la denuncia de faltantes de varias drogas. Insisten en denunciar el ajuste en la dirección que hace la compra de los fármacos. El titular de la cartera sanitaria Adolfo Rubinstein volvió a negar la situación, y sostuvo que es “unan mentira”.

En mayo de este año, la diputada nacional Graciela Ocaña presentó un proyecto de ley para obligar a los laboratorios a que blanqueen sus vínculos con los médicos. La iniciativa apunta a los famosos incentivos que paga la industria farmacéutica para que los profesionales receten ciertos medicamentos, que van desde la invitación a congresos, hasta regalos y viajes. La propuesta, que despertó algunas críticas, nunca avanzó en la legislatura, y hoy está como se suele decir cajoneada. Por eso, la legisladora insistió con la necesidad de realizar este tipo de controles, para evitar que las empresas productoras de fármacos influyan en las decisiones que deben ser exclusivamente médicas y sanitarias. Ocaña recordó el caso del IOMA, donde se eligen prótesis de acuerdo al pago de estos incentivos.

La diputada oficialista habló en un programa radial de la necesidad de limitar la influencia de la industria farmacéutica en la toma de decisiones. “Es necesario discutir un esquema legal para que los laboratorios informen si tienen vínculo con los médicos profesionales a través de viajes e incentivos y de esta manera puedan prescribir ciertas marcas de medicamentos”, destacó. En este sentido, remarcó algunos de los aspectos de su proyecto de ley, presentado con el objetivo de “transparentar los incentivos que los laboratorios realizan a los médicos”. En este sentido, recordó que la iniciativa que presentó también reclama que “los médicos estén obligados bajo juramento declarar que el medicamento que receta no contempla ningún interés económico con el laboratorio que prescribe”.

“Hay distintos lobbies que no tienen interés en que se informen los incentivos médicos, porque mucho de los costos finales de los medicamentos tiene que ver con el marketing; cuando uno está enfermo no toma un medicamento por gusto sino por necesidad”, dijo Ocaña. El proyecto de la legisladora, es ministra de Salud nacional, pretende limitar “la influencia de los laboratorios y las estrategias de promoción que podrían derivar en tratamientos más costosos”. El texto dice que "los fabricantes, importadores y distribuidores de productos médicos que otorguen bienes, beneficios o premios a los médicos deberán informar dicha situación a efectos de darle la debida publicidad". En su iniciativa, la autoridad regulatoria es el Ministerio de Salud y Desarrollo Social quien también “debe establecer multas por el incumplimiento de informar que puede surgir de las empresas y también se debe se establecer cuánto del costo del medicamento tiene que ver con el marketing”.

Como ejemplo de sus dichos, la legisladora recalcó que “hace poco presenté una denuncia por un caso de IOMA en el que los médicos llaman a las empresas para decidir prótesis de qué firma van a contratar con criterios que no son médicos, sino que tienen que ver con cuál es el retorno que le retribuye la empresa”. “Estas prácticas deben terminarse porque encarecen el sistema de salud”, dijo y agregó que “todo el sector de la salud está pagando el 20 por ciento de sobreprecio debido a estos mecanismos de incentivos”. En cuanto a los tratamientos, Ocaña señaló que a diferencia de otras partes del mundo “en la Argentina no existen los medicamentos genéricos, existen los nombres genéricos, porque para que un medicamento cumpla con ser genérico debe tener la biodisponibilidad y biodiversidad en el tratamiento que se hace y eso en nuestro país no existe”.