Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/11/18
Vacunación

#Vacunación

En los últimos días de vacunación contra el sarampión, la Provincia busca mejorar sus magros resultados

ADJUNTO
Vacunación

LA PLATA, noviembre 27: En territorio bonaerense se está lejos de los números deseados de la cobertura, que hoy debería superar el 90 por ciento. En algunos distritos, queda más del 30 por ciento del universo por vacunar.

#Cannabis
Hurlingham quiere ser pionero en la producción municipal de cannabis medicinal
ADJUNTO
LA PLATA, septiembre 16: El Concejo Deliberante local aprobó un proyecto para que la comuna plante marihuana para luego producir medicamentos en base a la droga. Para eso, se creará el denominado Laboratorio Municipal de Especialidades Medicinales. La iniciativa cuenta con el respaldo de una ONG local que reúne a familias que usan el cannabis para tratar distintas patologías.
#Opinión
Lo que mejor define el comportamiento ético de los médicos es el profesionalismo
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 18: En el marco del Día de la Ética Médica, Daniel Grassi, profesor de la Facultad de Ciencias Biomédicas y director del departamento de Medicina Interna del hospital Universitario Austral, destaca los aspectos centrales de la actividad de los profesionales.

A pocos días de la finalización de la campaña de refuerzo de la vacuna triple viral, las provincias que peores resultaron obtuvieron tratan de acercarse a la meta recomendada, que se ubica en la inmunización del 95 por ciento del universo de niños y niñas incluidos en el plan. Buenos Aires fue durante los casos dos meses de trabajo quien peores números mostró, y hoy en algunos distritos quedan por inmunizar a más del 30 por ciento de los pacientes. Ante esto, las comunas redoblan esfuerzos en las últimas cuatro jornadas de vacunación, para intentar acercarse a la meta establecida. A nivel nacional, al comienzo de la semana apenas se había superado el 70 por ciento de los chicos, un número que alarma a los especialistas. Para la Sociedad Argentina de Infectología aseguran que estos magros resultados son “una muestra lamentable de la falta de eficacia en las acciones”.

Hasta el inicio de la última semana de la campaña nacional, según datos de la secretaría de Salud nacional, se había aplicado la dosis adicional a unos 2.054.779 chicos. Sobre el total que se deben aplicar para la población objetivo, establecida en 2.817.000 dosis, todavía faltaba vacunar a alrededor de 750 mil chicos, con lo que la cobertura era del 73 por ciento, precisó el director de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (Dicei), Cristian Biscayart. "Es muy importante que quienes todavía no llevaron a sus chicos a vacunar lo hagan en estos días que faltan, para poder así alcanzar una cobertura mayor", instó el funcionario. La provincia de Buenos Aires estaba incluso por debajo de ese promedio, última en la tabla, con resultados que no alcanzan el 70 por ciento, según los últimos registros. Por eso, los distritos lanzaron esta semana fuertes campañas para intentar llegar a más niños, antes que cierre el plan.

En el conurbano, los distritos recordaron que la vacuna se puede aplicar en unidades sanitarias y centros asistenciales. En Lanús, por ejemplo, la secretaría de Salud llevó adelante esta semana una campaña de vacunación en la que “cientos de niños recibieron la aplicación de una dosis extra de la vacuna triple viral, que además de proteger contra el sarampión, lo hace contra las paperas y la rubeola”. Al respecto, el secretario de Salud, Gustavo Sieli, explicó que “tanto por disposición de Salud de Nación como de nuestro intendente, lanzamos esta campaña con el objetivo de no tener casos de estas enfermedades en nuestro distrito. Apuntamos a seguir reforzando la prevención en pos de cuidar a nuestros vecinos, poniendo énfasis en los niños, que son la población con mayor riesgo de contraer estas patologías”.

En el interior provincial, la situación es similar. En el partido de General Pueyrredón, la subsecretaria de Salud Patricia Fortina remarcó que “estamos con números bajos, hasta el viernes 16 tenemos casi 21 mil dosis aplicadas y nos hace pensar que nos falta muchísimo por aplicar. Falta una semana y nos queda un 30 por ciento por vacunar”. Los esfuerzos que a veces se hacen, no son suficientes y lo evidenció esta campaña en particular: “hicimos muchísimas salidas a terreno, ampliamos los lugares de vacunación, hicimos eventos y montón de circunstancias para que la gente lleve sus chicos a vacunar. Aún así los chicos no están viniendo y es un número menor al que esperábamos”. Sobre los motivos de esta baja adhesión de acuerdo a lo que se esperaba, explicó que “tenemos una discusión muy grande con los movimientos “anti vacuna”. Debimos aclarar que la campaña está apuntada hasta los 4 años inclusive. En esa confusión que para nosotros estaba claro, a los padres les parecía que no había que explicarla. Fue un error estratégico de comunicación y de comprensión de lo que estamos haciendo”.

Ante estos números, los especialistas se mostraron preocupados. “La Campaña Nacional de Vacunación contra sarampión, rubéola y paperas es una muestra lamentable de la falta de eficacia en las acciones”, sostuvo Silvia González Ayala, titular de la cátedra de Infectología de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La plata (UNLP). la especialista remarcó que “el 80 por ciento de los niños objetivo debía ser vacunado en octubre y el resto en noviembre; pero al 18 noviembre se había vacunado al 73 por ciento de la población lejos del 90 por ciento planificado”. La peor situación se dio en la provincia de Buenos Aires donde sólo se vacunó el 59 por ciento, con diferencias en los logros según cada municipio aunque sin alcanzar el objetivo”, dijo. Como señala González, quien además integra la Comisión de Vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), el escaso resultado de esta campaña se da en un año en que “se ha producido la discontinuidad en la provisión a los puestos de vacunación de algunas vacunas (como es el caso de la meningocócica conjugada tetravalente, la del virus papiloma humano tetravalente, la antipoliomielítica bivalente Sabin y la de varicela). El problema se debió “a diferentes motivos -asegura la infectóloga: la ausencia de liderazgo en los diferentes niveles; la no provisión oportuna de los insumos (vacunas y material descartable para su aplicación) ni la asignación de recursos como horas extras o refuerzo de personal; el agotamiento de los vacunadores con más tareas y sin estímulos; y la baja/nula difusión en los medios masivos de comunicación, entre otras causas”.