Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 21/11/18
SaludPública

#SaludPública

EPOC: un mal vinculado íntimamente con el tabaquismo y con un alto subdiagnóstico en el país

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, noviembre 21: En el marco del Día Mundial de Lucha contra el EPOC, especialistas alertaron de la relación entre el fumar y la aparición de casos, y remarcaron que uno de los problemas de este mal es la cantidad de casos sin diagnosticar.

#Vacunación
Alerta sarampión: siguen apareciendo casos y hay temor por la baja en la vacunación
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 12: El último reporte oficial habla de 48 casos, una cifra que podría aumentar en la temporada de vacaciones. La baja en los porcentajes de inmunización preocupa a los especialistas.
#medicamentosSoloenFarmacias
En Concepción del Uruguay aprueban la venta de medicamentos exclusiva en farmacias
ADJUNTO
PARANA, noviembre 14: Una ordenanza local prohíbe la presencia de medicamentos, incluso los OTC, en otros comercios que no sean los atendidos por farmacéuticos. La propuesta la hizo el Colegio Profesional, y potencia la ley provincial que se aprobó hace un tiempo. “Fueron varios meses de trabajo”, remarcó el titular de la entidad farmacéutica.

Cada 21 de noviembre se conmemora el Día Mundial de Lucha contra el EPOC, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica íntimamente ligada al hábito de fumar. Si bien no es la enfermedad respiratoria más frecuente (el asma bronquial es el mal respiratorio crónico más común), el EPOC afecta a cerca de 2.300.000 de argentinos, esto es, poco más del 14 por ciento de la población. Se calcula que el 80 por ciento de los pacientes fueron o son fumadores, por lo que la mejor forma de prevenirlo es evitar el tabaquismo. Un estudio realizado en seis semanas entre el 2015 y 2016 determinó que existe una tasa de subdiagnóstico, por lo cual son necesarias estrategias sanitarias para lograr una mayor conciencia de la enfermedad. Otros factores de riesgo tienen que ver con el humo de leña, antecedentes de infecciones respiratorias en la infancia o la exposición a otro tipo de gases.

Estudios epidemiológicos de hace unos años atrás revelaron que hay unas 350 millones de personas en el mundo con EPOC -lo que corresponde a una prevalencia del 11 por ciento de la población mundial- y que esta enfermedad causa alrededor de tres millones de muertes por año (5,6 por ciento de las muertes mundiales), dato que la posiciona como la cuarta causa de muerte a nivel global. Los datos argentinos alarman, porque están por encima de los promedios mundiales. Además, se observa un incremento mundial de casos desde un valor estimado de 149 millones de sujetos en 2005 a 174,5 millones en 2015 lo que significa un 17 por ciento de incremento en la prevalencia general. De continuar esta tendencia, se espera que en 2030 el número ascienda a 4,5 millones de muertes.

En el país, entre el 2015 y el 2016 se realizó un estudio que dio con el dato más alarmante del mal: la tasa de subdiagnóstico. El trabajo EPOC.AR estuvo a cargo de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) en colaboración con el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias –(INER), con el apoyo del laboratorio Glaxo, y según las conclusiones del estudio realizado en seis ciudades de Argentina, “existe una elevada tasa de subdiagnóstico, poco uso de la espirometría y una alta tasa de error en el diagnóstico, por lo cual son necesarias estrategias sanitarias para lograr una mayor conciencia de la enfermedad”. Además, la elevada prevalencia del tabaquismo muestra la necesidad de acentuar las campañas antitabaco. El tabaquismo es la principal causante de la EPOC. Y, aunque en los últimos años la cantidad de fumadores adultos en Argentina descendió, sigue siendo uno de los países con mayor consumo de tabaco del continente americano. Según datos de la 3° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo realizada en 2013, el 25,1 por ciento de la población fuma y cada año mueren aproximadamente 40 mil personas por enfermedades relacionadas con el tabaco. En el caso de los jóvenes, las cifras son preocupantes: el 26,7 por ciento de la población entre los 18 y 24 años fuma activamente y alcanza el 30,8 por ciento en la franja etaria de 25 a 34.

Hay algunos síntomas que deben ser señales de alerta para quienes fuman o fumaron, por ejemplo: tos, opresión en el pecho, silbidos al respirar y sensación de falta de aire. Para diagnosticar la EPOC solo se necesita una simple evaluación con espirometría que mide la función pulmonar, incluyendo cuánto y qué tan rápido una persona puede exhalar el aire de sus pulmones. Actualmente, la EPOC no tiene cura, pero sí puede tratarse. Lo más importante es que el paciente deje de fumar ya que puede mejorar radicalmente la evolución de la enfermedad. Además, hay medicamentos, llamados broncodilatadores, que mejoran los síntomas y la calidad de vida de los pacientes, que habitualmente son bien tolerados. En casos graves, puede ser necesario usar oxígeno, algún procedimiento para eliminar parte del pulmón o realizar un trasplante pulmonar.

"Se debe sospechar la posibilidad de EPOC ante todo paciente con más de 40 años con historia de tabaquismo que haya fumado más de 10 paquetes por año y que presente síntomas respiratorios crónicos como disnea o tos habitualmente matutina y con expectoración", destacó el médico neumonólogo Gastón De Stefano. El especialista del Instituto de Neurociencias Buenos Aires (INEBA) insistió que "es importante tener en cuenta que los fumadores le restan importancia a sus síntomas por lo que se debe hacer un seguimiento riguroso de los mismos a todos los fumadores a partir de los 40 años". Para poder diagnosticar EPOC, la espirometría es el método más utilizado. Consiste en un estudio que permite detectar las obstrucciones al flujo aéreo persistente y así poder estadificarlo desde grado leve a muy severo. "Para su tratamiento hay diferentes opciones farmacológicas -broncodilatadores de acción corta o prolongada y corticoides inhalados- como así también otras medidas que ayudan a aliviarlo -ahondó el especialista-. Hay también tratamientos innovadores que aún están en etapa de experimentación, aunque ninguno de ellas cura o cambia el curso de la enfermedad, solo alivian los síntomas y disminuyen la frecuencia de las exacerbaciones".

DESCARGA: Iniciativa Diario de un fumador, una historieta creada por un ex fumador para ayudar a las personas a dejar el hábito.