Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 16/11/18
LuchacontraelCancer

#LuchacontraelCancer

Día Internacional del Cáncer de Pulmón: los nuevos fármacos abren un panorama alentador

LuchacontraelCancer

BUENOS AIRES, noviembre 16: Hasta hace un tiempo, este tumor era considerado el más “asesino” de todos. Pero la terapia personalizada y los nuevos oncológicos lograron abrir la esperanza para millones de pacientes. En el mundo, la enfermedad mata tres personas por minuto.

#LuchacontraelCancer
La inmunoterapia, el futuro de los tratamientos oncológicos según los especialistas
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 15: En el reciente Congreso de la Asociación Americana de Oncología (ASCO), se destacó que los medicamentos de este tipo son la primera línea de combate para varios tumores, entre ellos el de pulmón y mamás.
#LuchacontraelCancer
Inmunoterapia activa, una nueva esperanza para mejorar los tratamientos oncológicos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, mayo 28: Un equipo de científicos argentinos y uruguayos lograron un avance clave para mejorar la respuesta del propio sistema inmunológico ante la presencia de un tumor.

Según datos oficiales, el cáncer de pulmón es el cuarto tumor en la Argentina, para ambos sexos. Sin embargo, es el de mayor mortalidad. Con fuerte incidencia en personas entre 60 y 65 años, está directamente relacionado al hábito de fumar. Cada 17 de noviembre se conmemora el Día Internacional del Cáncer de Pulmón, donde especialistas y funcionarios concientizan sobre las formas de prevenir esta enfermedad, y dan a conocer las alternativas terapéuticas. Por su mortalidad, en el mundo se lo considera unos de los tumores “más asesinos”, aunque en los últimos años la aparición de nuevos medicamentos mejoró las expectativas de vida. En la actualidad, las terapias personalizadas son uno de los elementos más usados para atacar al mal, con resultados prometedores. A principio de mes, en la provincia de Córdoba, se realizó un importante encuentro internacional, donde se presentaron las nuevas alternativas farmacológicas disponibles en el país.

Las estadísticas mundiales y regionales ubican al cáncer de pulmón como uno de los principales “asesinos silenciosos” del mundo: cobra cerca de tres vidas por minuto, 4 mil vidas por día y 1.590.000 de vida cada año. La enfermedad es particularmente preocupante en América Latina, causando aproximadamente 74.600 muertes por año, mucho más que cualquier otro tipo de cáncer en la región. Y lo peor es que en Latinoamérica y el Caribe se espera que más de 97.193 personas mueran a causa de la enfermedad para el 2020. En la Argentina, cada año se diagnostican más de 11 mil nuevos casos de cáncer de pulmón, según cifras del Instituto Nacional del Cáncer (INC). Si bien la prevalencia de la enfermedad es mayor entre los hombres (68,45 por ciento para ellos y un 31,55 por ciento para las mujeres), es particularmente preocupante el aumento de la mortalidad por este tipo de cáncer en las mujeres.

El cáncer de pulmón suele originarse a partir de células epiteliales y puede derivar en metástasis e infiltración a otros sitios del cuerpo. Los síntomas más frecuentes suelen ser dificultad respiratoria, tos (incluyendo tos con expectoración sanguinolenta) y pérdida de peso, así como dolor torácico, ronquera o hinchazón en el cuello y la cara. Según el INC, se clasifica en dos tipos principales en función del tamaño y apariencia de la células malignas: el cáncer pulmonar de células pequeñas (microcítico) y el de células no pequeñas (no microcítico). Esta distinción condiciona el tratamiento y así, mientras el primero por lo general es tratado con quimioterapia y radiación, el segundo tiende a serlo además mediante cirugía. “En los últimos años hemos logrado avances el conocimiento del cáncer que nos han permitido llegar a una medicina más personalizada. Con una buena biopsia del tumor podemos estudiar sus características y detectar qué tratamiento será más eficaz para cada paciente debido a la tipología del cáncer de pulmón en cuestión”, explicó Bagnes, jefa de oncología del hospital Tornú.

A principio de mes, se realizó en la provincia de Córdoba el Congreso Internacional de Oncología del Interior, donde se presentaron importantes avances que abren la posibilidad de un nuevo abordaje en el tratamiento y un esperanzador panorama para los pacientes con este mal. En el campo del cáncer de pulmón de células no pequeñas, la inmunoterapia ha demostrado significativos avances para el tratamiento de los pacientes. Sin embargo, en lo que respecta al cáncer de pulmón de células pequeñas, que afecta a una minoría de la población y supone un peor pronóstico, hacía más de 20 años que no se registraba ningún tipo de avance. “Para este tipo de cáncer de pulmón utilizamos el mismo esquema de quimioterapia desde el año 1985. Con ese tratamiento, se obtienen respuestas bastante favorables en un 40-80 por ciento de los pacientes, pero con progresión de la enfermedad en muy corto plazo siendo un tipo tumoral de muy alta mortalidad”, sostuvo Bagnes.

Este año, recordó la especialistas, “se presentó un trabajo en la Conferencia Mundial de Cáncer de Pulmón, donde se compara carboplatino/etopósido (esquema tradicional para su tratamiento) versus este esquema de quimioterapia más la inmunoterapia atezolizumab”. “Las investigaciones demuestran que con esta nueva combinación los pacientes recién diagnosticados que no hayan realizado un tratamiento previo obtienen un mayor tiempo de sobrevida libre de progresión y un mayor tiempo de sobrevida global. Son realmente muy buenas novedades para este tipo tumoral”, remarcó Bagnes. Por su parte, las terapias dirigidas han demostrado beneficios en la supervivencia de los pacientes con estadios avanzados de cáncer de pulmón. Estos fármacos identifican sustancias en las células cancerosas, o sustancias normales de la sangre o los tejidos que ayudan al crecimiento de las células cancerosas y se adhieren a ellas destruyendo las células cancerosas, bloqueando su crecimiento o impidiendo que se diseminen. Estos tratamientos buscan causar menos daños en las células sanas que la quimioterapia o radioterapia. “Un buen avance en el tratamiento de una enfermedad siempre está unido a un mayor conocimiento de la misma. Cuanto más conozcamos a nuestro enemigo, mejor vamos a detectar la forma más eficiente de atacarlo. Gracias a la información recabada de los estudios moleculares y genómicos se diseñan drogas específicas para las distintas tipologías de cáncer de pulmón que devienen necesariamente en una mejor calidad de vida y sobrevida para los pacientes oncológicos”, concluyó Bagnes.