Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 14/11/18
Opinión

#Opinión

“La familia juega un rol importantísimo en nuestros hábitos de vida”

Opinión

BUENOS AIRES, noviembre 14: En el marco del Día Mundial de la Diabetes, Liliana Martínez Lomelí, socióloga de la Alimentación, reflexiona sobre la importancia de la familia respecto del control de la enfermedad.

#Opinión
Osteoporosis: la prevención empieza mucho antes de la tercera edad
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 24: La directora médica de Mautalen Salud e Investigación, Alicia Bagur, analiza las principales características de esta enfermedad ósea, y las formas de prevenirlas, en especial entre mujeres jóvenes.
#Opinión
Farmacia española: un año estable que abre la esperanza de un 2018 mejor
ADJUNTO
MADRID, diciembre 11: Blanca de Eugenio Fernández hace un balance en esta columna de opinión publicada por el portal El Global sobre el año de la farmacia española, y destaca la posibilidad de un 2018 mejor en cuanto a servicios y puesta en valor del modelo sanitario.

Este miércoles 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, en el marco de una campaña global para concientizar sobre esta enfermedad crónico -degenerativa que representa uno de los grandes problemas de salud pública de muchos países, incluyendo el caso de Argentina, donde casi un 10 por ciento de la Argentina padece de diabetes, aunque la mitad lo desconoce.

Cada año se divulga una temática relacionada con esta enfermedad. El foco para 2018 es Familia y diabetes. El núcleo familiar es la unidad básica que, en muchos casos, determina el éxito en la prevención de enfermedades crónico - degenerativas. En el caso de familias con algún miembro que ya padezca esta enfermedad, muchas variables relacionadas con el control de la diabetes, están asentadas en las prácticas sociales, y por lo tanto en las familiares.

Las enfermedades crónico–degenerativas son multicausales, y por lo general se combinan factores genéticos con condiciones ambientales. Estas últimas se engloban en el término “estilo de vida” que es la forma en la que el discurso médico se refiere a los componentes de alimentación, ejercicio y manejo del estrés. Pero más allá de ello, el estilo de vida tiene que ver con la manera en la que creamos nuestros hábitos cotidianos. Un hábito puede ser desde nuestro horario de sueño, hasta la hora en la que se consumen los alimentos, hasta acciones repetitivas por ejemplo, con la manera en que nos vestimos. Estos hábitos se construyen socialmente: los horarios en los que comemos por ejemplo, están normados a partir de lo que se ve en casa y son moldeados por nuestras experiencias posteriores de vida. En este sentido, la familia juega un rol importantísimo en la programación de nuestros hábitos de vida. Por ello, es que se hace hincapié sobre su rol en la prevención. Es un hecho antropológico, que la cultura conlleva la transmisión: de ideas, de modos de ver el mundo, de hábitos y costumbres. A nivel biológico, esta transmisión impacta sobre nuestro bienestar integral como personas.

En el caso de las personas con diabetes, el apoyo de su núcleo familiar en el cuidado de su enfermedad resulta esencial en el éxito del control. La paradoja, es que el cuidado de un miembro de la familia con diabetes en muchas ocasiones, resulta una carga emocional fuerte para todos los miembros de la familia que también debe ser atendida.

En este Día Mundial de la Diabetes, el tema familiar nos ayuda a reflexionar más allá de las enfermedades en relación a su costo para el Estado, o en sus causas y efectos para quien las padece. Una enfermedad modifica sin duda no sólo a quien la padece, si no a su círculo social más cercano. Es por ello, que la atención integral sobre el bienestar y la prevención, se deben centrar también en aspectos que tomen en cuenta factores sociales, culturales y psicológicos que propicien un mejor estilo de vida.