Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 12/11/18
NuevosTratamientos

#NuevosTratamientos

Investigadores locales patentan un nuevo fármaco para tratar casos de epilepsia de larga duraciónADJUNTO

NuevosTratamientos

BUENOS AIRES, noviembre 12: Científicos de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) patentaron en México un nuevo medicamento que podría ser utilizado en tratamientos contra la epilepsia.

#Sarampión
Alemania plantea multas de hasta 2.500 euros para padres “anti vacunas”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 18: Un proyecto de ley presentado en ese país incluye severas multas para quienes decidan no vacunar contra el sarampión a sus hijos. Además, los niños no inmunizados podrían ser rechazados en las escuelas.
#ConvenioPAMI
El PAMI y los laboratorios reanudan su “guerra fría” por deudas del viejo convenio
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 12: La obra social y la industria farmacéutica negocian en silencio por el reclamo de unos 4.200 millones de pesos que se adeudan del viejo contrato. La disputa apunta además al sistema de fijación de precios.

Se estima que en la Argentina una de cada 100 personas sufre epilepsia, una patología crónica caracterizada por la presencia de crisis convulsivas recurrentes que puede comenzar en cualquier momento de la vida, pero con mayor frecuencia en la infancia y en la tercera edad. Si bien los medicamentos de última generación sirven para controlar estas crisis, la aparición de nuevas alternativas farmacéuticas es una buena noticia. Más si son producidas en el país. Esta semana, un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) logró patentar en México un nuevo fármaco, destinado a pacientes con este mal. El mismo fue patentado gracias a una alianza con uno de los máximos organismos de ese país, informó la universidad mediante un comunicado. Según fuentes de la UNLP, el descubrimiento se hizo a partir de la tesis doctoral de Alan Talevi, integrante del Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Bioactivos de la Facultad de Ciencias Exactas, quien mediante técnicas de modelado computacional descubrió la actividad anticonvulsiva del propilparabeno, un compuesto químico que se utiliza como conservante antimicrobiano en cosméticos, medicamentos y alimentos.

Luego de validar esas predicciones en animales con crisis epiléptica, los científicos locales se asociaron con el grupo de investigadores mexicanos del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV), quienes profundizaron en la farmacología del compuesto. En México, verificaron su mecanismo de acción a nivel molecular y su efecto neuroprotector en modelos animales de "status epilepticus", es decir, "con crisis epiléptica de larga duración o varias crisis epilépticas sucesivas en un corto período de tiempo, una condición asociada a daño neuronal y potencialmente mortal", precisó la UNLP en un comunicado.

Así se demostró que además de poseer actividad anticonvulsiva, el fármaco combinado con otras drogas antiepilépticas -como el diazepam o el levetiracetam- protege del status epilepticus y del daño neuronal que produce. "Eso hace que potencialmente pueda utilizarse, con fines preventivos, cuando una persona padece esa condición”, explicó Talevi en declaraciones a la prensa tras aclarar que hasta ahora "no existen compuestos reportados con un perfil farmacológico similar”. Según Talevi, “patentar es avanzar en otro modelo de protección y divulgación del conocimiento más orientado hacia una eventual transferencia del desarrollo, ya que lo más común para nosotros es reportar los descubrimientos en publicaciones científicas”.

En esa línea, explicó que el compuesto fue registrado en México porque ya tenía un uso previo (conservante antimicrobiano) y no era patentable en Argentina. "Nuestra ley de patentes no permite proteger segundos usos, pero la ley mexicana, así como muchas otras en el mundo, sí lo permite”, remarcó el investigador. También adelantó que desde la UNLP se está trabajando "activamente" en el diseño y síntesis de compuestos que tengan el mismo perfil farmacológico que el propilparabeno, "pero mayor potencia". El proyecto recibió subsidios de cooperación de ambos países y la patente obtenida, que protege el uso como neuroprotector del compuesto químico llamado propilparabeno, es propiedad de la UNLP (25 por ciento), CONICET (25) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT, 50). Fue desarrollada por Alan Talevi, Luis Bruno Blanch y Carolina Bellera, de Argentina, junto con Luisa Rocha, Sandra Orozco y César Santana, de México.