Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 8/11/18
ResistenciaBacteriana

#ResistenciaBacteriana

En Europa la resistencia a los antibióticos mata más que la gripe y el HIV

ADJUNTO
ResistenciaBacteriana

BUENOS AIRES, noviembre 8: Un estudio asegura que la resistencia microbiana genera 33 mil muertes en el viejo continente, más que los fallecidos por esos males juntos.

#Sarampión
Alerta sarampión: ya son 38 los casos del actual brote en todo el país
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 21: Hubo nuevos contagios confirmados el fin de semana, lo que aumenta la preocupación de las autoridades sanitarias. La mayoría de los casos se dan en la zona metropolitana del país, en menores de un año.
#Opinión
Saber comunicar sobre VIH para evitar el estigma y la discriminación
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 23: El periodista científico jujeño Gastón Ortiz escribe para el portal TN sobre el rol de la comunicación respecto de la prevención y la difusión de información sobre el Sida.

Desde el 2007, la resistencia a los medicamentos, en especial antibióticos, viene aumentando en el mundo, y genera preocupación entre los especialistas. Un reciente informe publicado en una revista especializada esta semana asegura que por este tema mueren más personas que por la gripe, la tuberculosis y el VIH. En total, unos 33 pacientes fallecen en toda Europa cada año como consecuencia de la resistencia microbiana, es decir porque ninguno de los medicamentos disponibles es capaz de matar a las bacterias que los infectan, señala la investigación que publica la revista especializada "The Lancet Infectious Diseases".

La cifra de muertes es equivalente a todas las que producen al año "la gripe, la tuberculosis y el VIH/sida" combinados en los 28 miembros de la Unión Europea (UE), Noruega, Islandia y Liechtenstein, señala el estudio, que se basa en datos de la Red Europea de Vigilancia de la Resistencia Antimicrobiana (EARS-Net). En torno a un 75 por ciento de las infecciones con cepas de bacterias resistentes a los antibióticos se producen en hospitales y otras instalaciones del sistema sanitario, señalan los expertos.

En un 39 por ciento de los casos los pacientes se infectan con bacterias contra las que ni siquiera pueden hacer algo los antibióticos clasificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como de "reserva", es decir de última instancia, entre ellos las carbapenemas o la colistina. Cuando se llega a este punto el tratamiento es muy difícil o a veces imposible, subraya el estudio.

Para mejorar la situación proponen un esfuerzo conjunto entre el sistema médico y el político, que incluye prescribir y tomar antibióticos sólo cuando sea realmente necesario. Además hay que cumplir con los protocolos de higiene, sobre todo en los hospitales, y aislar a los pacientes portadores de bacterias resistentes. Finalmente, es necesario que se investiguen nuevas sustancias antibióticas. Se utilizaron datos de 2015 para el informe, elaborado por expertos en Solna, Suecia, sede del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).