Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 22/10/18
Vacunación

#Vacunación

Vuelven al país las demoras para aplicarse la dosis de la vacuna contra la fiebre amarillaADJUNTO

Vacunación

BUENOS AIRES, octubre 22: El sistema de turnos informáticos tiene demoras de hasta 40 días, para quienes quieren ir esta temporada a Brasil. En el país vecino existe un alerta por el brote de la enfermedad.

#Opinión
Hábitos saludables: ¿por qué vivir contando calorías no sirve?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 18: La médica nutricionista Virginia Busnelli recuerda que antes que contar calorías es necesario ver los nutrientes, para volvernos consumidores más inteligentes.
#SeguridadSocial
IOMA entregará medicamentos con 100% de cobertura a agentes penitenciarios
ADJUNTO
LA PLATA, julio 16: Lo anunció el gobierno bonaerense, en un acto por el Día del Agente Penitenciario. La cobertura pasará de un 60 al 100 por ciento, y beneficiará a unos 25 mil agentes de esta fuerza de seguridad. En mayo se había anunciado una propuesta similar para los integrantes de la Policía Bonaerense.

En agosto de este año, el entonces Ministerio de Salud nacional lanzó un sistema informático para pedir un turno y aplicarse una vacuna contra la fiebre amarilla. En el verano, miles de turistas abarrotaron los lugares donde se aplicaban las dosis, por el brote de la enfermedad en Brasil. Esto generó largas colas y problemas para acceder a la vacunación, que se creyó la creación de este nuevo sistema. A pocos meses de que llegue el verano, las demoras volvieron. Según diversos medios, muchas personas que tienen previsto viajar al país vecino se encontraron esta semana con demoras de hasta 45 días para conseguir un turno en la Dirección de Sanidad de Fronteras. Este verano tras el brote en Brasil, se registraron en Argentina dos muertes de siete casos en total de la enfermedad, vinculados al turismo en zonas de riesgo. Por prevención, ya que no existen tratamiento curativo para la fiebre amarilla y en su fase tóxica es mortal. Deberán vacunarse principalmente los turistas que viajen a los estados del Sur de Brasil (Santa Catarina, Parana, Río Grande do Sul, Río de Janeiro y San Pablo).

Desde la Dirección de Sanidad de Frontera confirmaron que se están aplicando 400 dosis por día de la vacuna contra la fiebre amarilla (en enero, cuando fue el pico de demanda, se llegaron a aplicar 750) y que existe stock suficiente. El verano pasado se registraron siete casos de la enfermedad en la Argentina vinculados a turistas que estuvieron en Brasil, dos de ellos fatales. La recomendación hoy para los viajeros es la misma de hace seis meses, sobre todo el foco está en los estados de Río de Janeiro, San Pablo y primera región de Espíritu Santo y Bahía. Tenemos que estar atentos a cómo se va a comportar la temporada alta en el Cono Sur, si hay nuevos brotes en monos y también casos en humanos. Para quienes viajaban de urgencia o estaban próximos a partir a Brasil, en forma excepcional, se aplicó la vacuna sin turno desde las 11 presentando copia del pasaje o reserva del hotel. Para esto, los viajeros tuvieron que esperar hasta cuatro horas y así las largas colas volvieron en pleno octubre.

"Hoy la situación de Brasil es diferente que la del verano, aún no sabemos cómo será la circulación del virus. Por ahora, la recomendación vigente es que las personas que viajan a los estados del Sur –Santa Catarina, Parana y Río Grande do Sul– se vacunen. Pero cada viaje hay que evaluarlo en sí mismo, lo ideal es que la persona consulte a su médico. Es una vacuna que tiene una indicación precisa, motivada por una situación epidemiológica que lo amerite”, le dijo al diario Perfil Cristian Biscayart, titular de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles. El Calendario Nacional de Vacunación incluye una dosis para niños y niñas de 18 meses que viven en las zonas de riesgo (provincia de Misiones y Formosa y algunos departamentos de Corrientes, Chaco, Salta y Jujuy), con un refuerzo a los 11 años. En el caso de los viajeros es importante la consulta previa con un médico para evaluar la necesidad de vacunación de acuerdo con el destino del viaje y condiciones clínicas de la persona, ya que la vacuna presenta algunas contraindicaciones y precauciones. Para que sea efectiva, la vacuna se debe aplicar al menos diez días antes del viaje. Una única dosis sirve de por vida.

"La recomendación hoy para los viajeros es la misma de hace seis meses, sobre todo el foco está en los estados de Río de Janeiro, San Pablo y primera región de Espíritu Santo y Bahía. Tenemos que estar atentos a cómo se va a comportar la temporada alta en el Cono Sur, si hay nuevos brotes en monos y también casos en humanos", sostuvo Tomás Orduna, jefe de Medicina Tropical y del Viajero del Hospital Muñiz. Allí también se aplica la vacuna los martes y viernes de 8 a 12 (se dan números desde las 7 en Uspallata 2272).

Para Biscayart, dependerá de la situación en Brasil si se amplía la oferta de la vacuna. En enero de este año, a partir de una disparada de casos de fiebre amarilla en Brasil y una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que quienes viajaran a las zonas de riesgo se vacunen, los principales centros de salud públicos se colmaron de argentinos que habían planeado vacacionar en ese país y los centros privados no contaban con suficientes dosis para cumplir con la demanda.

En mayo de este año a través de un convenio de cooperación técnica recíproca entre los otrora ministerios de Ciencia y Tecnología y Salud de la Nación junto con la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS), la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP), firmaron un convenio de cooperación técnica recíproca para la producción nacional de la vacuna contra la fiebre amarilla. La Fundación Oswaldo Cruz de Brasil que cuenta con el Instituto de Tecnología en Inmunobiológicos (Bio-Manguinhos), es uno de los principales productores de la vacuna y colaborará con la fabricación de la tecnología necesaria para lograr que la producción local de la vacuna -que estaría disponible en el último trimestre de 2019- se realice en las dependencias de la Anlis.