Edición y Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov

VER STAFF
VIENDO 19/10/18

#Pseudociencia

España le declara la guerra a un fármaco falso para tratar el autismo

ADJUNTO

BUENOS AIRES, octubre 19: El gobierno de ese país denunciará el uso de un tratamiento prohibido en 2010 como terapia contra el autismo. El MMS se promueve para curar otros males, como cáncer o ébola.

0
#Pandemia
Murió un paciente que padeció una infección combinada de Covid-19 y H1N1
ADJUNTO
BUENOS AIRES, marzo 30: Un hombre en la provincia de Tucumán falleció en una clínica, donde confirmaron que padecía gripe A y además coronavirus. Además, padecía EPOC.
0
#Opinión
Psicología y coronavirus: no entrar en pánico ante la catarata de información
ADJUNTO
BUENOS AIRES, marzo 13: Ricardo Antonowicz, Psicólogo, psicoanalista y jefe de servicio de Psicología del Sanatorio Municipal Dr. Julio Méndez, reflexionó sobre los aspectos psicológicos vinculados al Covid-19 y recomendó seleccionar la información de las fuentes confiables.
Pseudociencia

E
n estos días, el gobierno español denunciará el uso de MMS, también conocido como clorito de sodio o “solución mineral milagrosa”, un medicamento que se vende para tratar diversas patologías graves, como el autismo, y que no tiene ningún sustento científico. La ministra de Sanidad de ese país María Luisa Carcedo anunció la iniciativa para que la justicia actúe contra quienes venden un falso remedio, que es auge en suelo español. Según explica el diario El País, el MMS es un producto que se usa industrialmente como blanqueante (es un hipoclorito, el mismo tipo de molécula que la lejía). La ministra ha explicado que actúa después de recibir más de 136 mil firmas recogidas por el Comité para la Promoción y Apoyo de la Mujer Autista.

Ya en 2010, la Agencia Española del Medicamento prohibió el uso de MMS al constatar su potencial riesgo para la salud, por lo que Sanidad pide que se investigue a quienes siguen publicitándolo por un posible delito contra la salud pública. El MMS, solución mineral milagrosa, "no es más que una lejía diluida, un blanqueante industrial y desinfectante", explica Emilio Molina, de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP). "Lleva difundiéndose varias décadas. Empezó en Estados Unidos y su promotor, Jim Humble, incluso montó una secta para promocionarlo", dice. "Aparte de que no ha demostrado ninguna eficacia, tiene graves riesgos de problemas gastrointestinales, úlceras... Hay pacientes que creen que están expulsando parásitos, y son restos de los intestinos que se corroen. En el fondo, se le pueden aplicar los mismos efectos adversos que a la lejía", añade la entidad.

En España, el mayor promotor de esta y otras pseudoterapias es Josep Pàmies, muy popular en Cataluña. "Quizá por a distancia en Madrid ha llegado menos", dice una portavoz de Autismo Madrid. De hecho, el gobierno catalán le ha abierto dos expedientes sancionadores por publicitar este producto en su página web y en un congreso pseudocientífico. "Es capaz de decir en la misma frase que el Sida no existe y que él te vende la cura", critica Molina. Según este conocido divulgador pseudocientífico, este compuesto curaría el autismo, el ébola y la malaria. La presidenta del comité de mujeres autistas que ha promovido la protesta, Carmen Molina, cuenta que han sufrido todo tipo de ataques, por quienes defienden el producto y a sus promotores, desde tirarles la web a llamadas insultantes a casa. “Actúan como una secta”, afirma. Molina afirma que decidieron actuar porque últimamente Pàmies estaba actuando "muy a cara descubierta". "Era el momento de que las autoridades tomasen medidas", afirma.

comentarios