Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 19/9/18
SaludPública

#SaludPública

El Estreptococo sigue matando en el país pese a que un estudio afirma que no es resistente a los antibióticosADJUNTO

SaludPública

BUENOS AIRES, septiembre 19: En las últimas horas se confirmaron cuatro casos fatales más, y suman 10 las víctimas de la bacteria. Por esto, se extreman las medidas preventivas, que llegan a las escuelas. Un informe del Malbrán asegura que la infección puede ser tratada con antibióticos tradicionales.

#SaludPública
Alarma en Berazategui por casos de tuberculosis en una escuela
ADJUNTO
LA PLATA, julio 15: Al menos dos alumnas de una escuela de Hudson fueron diagnosticadas con la enfermedad, altamente contagiosa. Desde Provincia suspendieron las clases y confirmaron tareas de desinfección.
#Vacunación
Alertan que este año es bajo el porcentaje de aplicación de la vacuna antigripal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 12: Desde la secretaría de Salud admiten que por el momento la inmunización está lejos de lo ideal, y que los integrantes de los grupos de riesgo deben aplicarse la dosis correspondiente. Aseguran que hay disponibilidad de la vacuna en todo el país.

En las últimas horas, cuatro nuevos casos fatales se sumaron a la lista de fallecidos por Streptococcus pyogenes, la bacteria que genera alarma en todo el país. Se trata de un nene de Catamarca, otro de La Lucila, un adolescente de Cipolletti y un hombre de Mar del Plata, que elevan a 10 los casos fatales producto de esta infección. Cuando parecía que la situación estaba controlada, los nuevos eventos pusieron otra vez al sistema sanitaria en alerta, que insiste que no se trata de un brote y mucho menos de una epidemia, y busca tranquilizar a la población. En este camino, se conoció un informe que ratifica que la bacteria puede ser combatida con antibióticos tradicionales, descartando cualquier tipo de resistencia. Para intentar controlar los casos, los consejos sanitarios apuntan además a los establecimientos escolares, para que los directivos sepan cómo actual en casos de tener algún contagio.

Los cuatro nuevos casos de muerte por Estreptococo sacudieron la tranquilidad de los últimos días. El primero de los contagios fue un chico de 2 años de la localidad bonaerense de La Lucila, que iba a la guardería de un colegio del partido bonaerense de Vicente López y murió el último domingo en Miami, Estados Unidos, a donde había viajado con su familia de vacaciones. "Si bien no lo tenemos confirmado con análisis de Estados Unidos, los síntomas que tuvo el nene de 2 años coinciden con los de la bacteria", indicó un vocero del Ministerio de Salud bonaerense. "El nene se fue de viaje con la familia y cuando salió del país tenía una angina común. No sabemos si empeoró o si la bacteria colonizó algún órgano porque nos faltan los estudios epidemiológicos finales", agregó la misma fuente. Con respecto al caso del hombre de 77 años que también se conoció ayer, se supo que falleció el pasado domingo en la ciudad de Mar del Plata, y el vocero de la cartera de Salud consultado explicó que se procura establecer si la bacteria --cuya presencia fue confirmada-- resultó la causa final del deceso, aunque todo así lo indica.

En Catamarca, el director de Epidemiología de la provincia, Juan Carlos Farías Castellano, señaló en diálogo con el diario local El Ancasti que no existe ningún caso notificado en la provincia de la muerte de un paciente por la bacteria del estreptococo en las últimas semanas. Aunque se confirmó que si hubo un caso mortal durante el mes de junio. El funcionario debió salir a desmentir la información publicada por un medio nacional y reproducida por algunos locales que daban cuenta del fallecimiento reciente de un niño en nuestra provincia por esa causa. La fuente de esa información fue el Boletín de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud. A su vez, fue el director del hospital de Niños, Miguel Angel Morandini, quien confirmó que en el primer semestre del año si se registraron tres casos de enfermos por la bacterios en territorio provincial, de los cuales, uno terminó con la muerte de una niña de tres años. En este caso, el paciente fue aislado para evitar contagios. El cuarto caso fatal informado en las últimas horas fue el de un joven de 15 años que falleció el último domingo en la ciudad de Cipolletti, en la provincia de Río Negro, según lo confirmó la jefa del área de Epidemiología del hospital local, María Luz Riera, quien comentó que "el adolescente ingresó pesando 35 kilos, con una falla multiorgánica". Además, la especialista comentó que una vez que el joven murió se le realizaron los exámenes complementarios y se le detectó la bacteria.

Ante este nuevo repunte de las muertes, las autoridades insisten con descartar un brote, y piden tranquilidad a la población. Un reciente informe del Instituto Malbrán, conocido ayer, analiza la estructura y otros aspectos del Estreptococo, y según sus responsable trae resultados son "tranquilizadores", ya que entre otras cosas descarta la resistencia a los antibióticos. A través de un comunicado, el Malbrán informó que "fueron analizados 7 aislamientos de Estreptococos Beta hemolíticos correspondientes a 4 pacientes del Hospital Elizalde, 1 de la Clínica Pergamino, 1 de la Clínica Quilmes y 1 Hospital Eva Perón de Rosario; que presentaron enfermedad invasiva. Todos fueron confirmados como Streptococcus pyogenes y resultaron sensibles a todos los antibióticos ensayados". Además, la entidad agregó que "seis de los siete aislamientos procesados hasta el momento corresponden al tipo emm1-secuenciotipo 28, siendo este genotipo el clon dominante en enfermedades invasivas alrededor del mundo y también en nuestro país. El otro aislamiento resultó un tipo emm 12 secuenciotipo 36 que si bien es menos prevalente también se encontraba circulando en nuestro país". "Dado que se trata de un clon que ya se encontraba circulando en el país, asumimos que la población ya ha estado en contacto con el mismo desarrollando inmunidad protectiva, por lo cual no esperaríamos un número de casos mayor al habitual", concluyó el trabajo.

El estreptococo pyogenes es el agente etiológico de la escarlatina, faringoamigdalitis y fiebre reumática. Su espectro de enfermedad varía de infecciones leves, como las mencionadas, hasta infecciones invasivas graves: shock tóxico, fascitis necrotizante, neumonía y celulitis, entre otras. La trasmisión se produce por contacto físico directo entre personas por vía respiratoria. El tracto respiratorio superior y la piel son los mayores reservorios de las infecciones por GAS. La bacteria es una de las principales responsables de generar infecciones de garganta en los niños. También puede irrumpir cuando existen lesiones en la piel, entre ellas la varicela. Son poco habituales sus formas “invasivas”, que se producen cuando esta bacteria invade el torrente sanguíneo.

La comunidad está en alerta por el aumento de muertos que hubo debido a la bacteria Estreptococo. Como la mayoría de las veces las infecciones se dan en nenes, el ministerio de la provincia de Buenos Aires dio recomendaciones para las escuelas. Según la Dirección de Epidemiología bonaerense, alrededor del 30 por ciento de las faringitis agudas son producidas por el estreptococo y los casos se presentan todos los años a fines del invierno y en la primavera. Aunque también afecta a los adultos, los chicos son la población más expuesta al riesgo. El cuadro clínico se presenta con fiebre mayor a 38 grados, dolor de cabeza, de garganta, ganglios del cuello aumentados de tamaño, dolores, náuseas o vómitos, generalmente en ausencia de tos, secreción nasal acuosa, conjuntivitis o diarrea. Se contagia por contacto directo con las secreciones nasales o de la garganta de personas infectadas. Los pacientes, con tratamiento antibiótico adecuado, durante 10 días ininterrumpidos evolucionan y no presentan complicaciones. Luego de 24 horas, si presentan mejoría clínica, ya se pueden reintegrar a sus actividades. Pero la forma más peligrosa tiene que ver con la bacteria "invasiva". La faringitis es la puerta de entrada de esta forma de infección que puede ser mortal.