Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 3/7/18
Farmacias

#Farmacias

El modelo sanitario de farmacia, en jaque ante amenazas internas y externas al paísADJUNTO

Farmacias

BUENOS AIRES, julio 3: No son los mejores días para la farmacia independiente. En el país, el avance de Farmacity y su modelo hace verdaderos estragos, y la “batalla de Buenos Aires” definirá el futuro inmediato. Desde el exterior, la llegada de Amazon a la venta online de medicamentos no hace más que empeorar el panorama.

#Vacunación
La confianza de los argentinos sobre las vacunas está por encima de la media regional y mundial
ADJUNTO
BUENOS AIRES, junio 19: Según un estudio realizado en 140 países, el país tienen un alto porcentaje de personas que creen que las vacunas son seguras y eficientes, varios puntos por encima de la media continental. Detalles de la encuesta global, que tuvo malos datos en países europeos.
#SeguridadSocial
Farmacias de San Juan lanzan programa de descuentos en medicamentos
ADJUNTO
SAN JUAN, junio 18: Se trata de una iniciativa creada en conjunto con el gobierno de la provincia, que beneficia a personas sin cobertura social. Habrá aporte de los laboratorios, que ofrecerán parte de los descuentos que se harán, que en algunos casos llegaría al 100 por ciento. La medida busca paliar los problemas de acceso a los tratamientos que hay en el país.

Desde que la cadena Farmacity logró reabrir la discusión sobre su llegada a la provincia de Buenos Aires, los farmacéuticos alertan que lo que está en juego es el modelo de farmacia que imperará en el país. En las provincias donde hay leyes como la 10.606, lo se logró construir una farmacia sanitarista, como parte del sistema de salud, que atiende las necesidades de la población. Este modelo, que tiene en España el principal espejo, está siendo amenazado en el país y el mundo por el avance de su antítesis, el modelo anglosajón, que apunta a liberalizar no sólo la instalación de nuevos locales –sin una regulación racional –sino que además tiende a equipara a los medicamentos con cualquier producto de consumo. Lo que sucede con la cadenera en el país es parte de esta ofensiva, que tiene en el mundo un antecedente muy preocupante: el desembarco de Amazon, el gigante de las ventas online, al negocio de la venta online de tratamientos médicos. Las amenazas externas e internas hacen imperioso que se forje una unidad sanitaria para defender la farmacia, antes que sea demasiado tarde.

Las presiones que recibe la Justicia por parte del ex CEO de Farmacity Mario Quintana marcan la importancia del fallo, que comenzará a conocerse a fines de agosto, cuando se haga la audiencia pública. Los farmacéuticos alertan del “efecto dominó” de un fallo contrario en Buenos Aires, que terminará de voltear el modelo sanitario en el país. Por eso es vital esta batalla. Para conocer los efectos que puede traer la llegada de las cadenas y su modelo “drugstore”, están como ejemplo las provincias que ya desactivaron el modelo sanitaria. Córdoba es una de ellas, donde los mostradores independientes luchas por sobrevivir. Un reciente informe marca este avance: en 2013, había 1.336 farmacias en el interior de Córdoba y 962 en capital. En 2018 (datos a fines de mayo) hay 1.632 en el interior y 818 en capital. Actualmente, de la totalidad de farmacias casi la mitad son propiedad de farmacéuticos y la otra mitad de personas que compraron una farmacia como negocio.En los últimos 7 años, según analiza Georgina Giraldi, vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos, se cierran entre una o dos farmacias por mes y se abren también una o dos, pero como sucursales de cadenas de farmacias.

El avance de las cadenas en Córdoba parece imparable. Farmacity tiene 24 sucursales, y es la principal cadenera de la provincia. Luego, hay dos con más de 10 locales (HP Farma y Farmacias Líder), y luego varias que van de entre tres y seis sucursales. Para intentar revertir esta situación, se planteó un proyecto de modificación de la Ley Provincial de Farmacias que presentó el Colegio de Farmacéuticos cordobés hace 4 años en la Legislatura, que pretende restituir la regulación de distancia, pero en 300 metros. De esta forma se propendería a la instalación de más establecimientos en los barrios alejados de la ciudad de Córdoba y descomprimiría la zona céntrica que se presenta “saturada”. Actualmente, el proyecto se encuentra en la Comisión de Salud. En tanto, en Buenos Aires los municipios siguen tratando de blindarse por la llegada de la cadenera. El Concejo Deliberante de Luján fue el último en aprobar este tipo de ordenanza que prohíbe la instalación de cadenas de farmacias. El proyecto fue presentado por los concejales Silvio Martini, Nicolás Capelli, Federico Guibaud, Silvia Scarzo, Gabriel Jurina y José Neto y, tras un cuarto intermedio y el consenso del resto de los ediles, se votó en forma unánime esta semana. A través de dos Resoluciones, una del 2017 y otra del presente año, el Concejo Deliberante se expidió en relación a la posible vulneración de la Ley Provincial Nº 10.606, que regula la actividad farmacéutica en la provincia de Buenos Aires, garantizando y controlando la actividad con prioridades sanitarias, garantizando el acceso de la población a las farmacias por sobre los intereses económicos y comerciales.

Para frenar el “modelo farmashoping”, existe un proyecto de ley nacional, presnetado a fines de mayo, que “pretende convertir lo que es un centro de salud en un local comercial multiproducto que compite de manera desleal con las farmacias de barrio dirigidas por profesionales” destacaron sus impulsores. “Con esta ley queremos representar la preocupación y la lucha de cada uno de los farmacéuticos, porque quieren imponer un negocio financiero por sobre la salud de todos los argentinos”, sostuvo el diputado Agustín Rossi, y criticó al vicejefe de Gabinete y dueño de Farmacity, Mario Quintana, por “presionar para habilitar un negocio que sólo lo beneficia a él”. La iniciativa encabezada por la diputada Fernanda Raverta modifica la ley 17565 y busca recuperar el espíritu del artículo 14 de la norma original, que fue derogado por el decreto de desregulación económica del exministro de Economía Domingo Cavallo en los ‘90. Esto es, que las farmacias son una extensión de la red sanitaria, y que el farmacéutico es un agente de salud. Así, se busca asegurar la preeminencia del derecho a la salud por sobre cualquier ánimo de especulación y lucro.

Las amenazas locales no son las únicas de un modelo que mantiene la atención profesional como pilar y eje central. En el planeta, el sanitarismo está siendo objeto de ataques de quienes quieren que los medicamentos sean parte de los bienes de consumo. La semana pasada, como se venía anunciando, Amazon finalmente puso un pie en la venta de medicamentos a domicilio. Lo hizo al comprar PillPack, una empresa emergente en Internet que se dedica a la entrega de tratamientos en los hogares. El servicio de PillPack es muy sencillo. Organiza y entrega los medicamentos a los pacientes en dosis específicas que deben tomar en cada momento. Se ofrece, además, como una farmacia online que está abierta las 24 horas. Jeff Wilke, responsable del negocio global de consumo de Amazon, señala que la combinación permitirá “simplificar la vida de la gente y que se sienta más saludable”. La noticia, esperada, generó un terremoto en Estados Unidos. Primero, se desplomaron las acciones de las principales cadenas de farmacia, marcando que el enfrentamiento será feroz, y puede llevarse a más de un grande. Si cadenas como Walgreens temen que Amazon termine por arruinarles el negocio, que se puede esperar de mostradores barriales, farmacias independientes centradas en la atención sanitaria. La amenaza está latente, en un mundo que cambia y parece ir hace un modelo despersonalizado, donde el consumo es el único dueño.