Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 14/6/18
SaludPública

#SaludPública

Día Mundial del Donante de Sangre: un acto que salva vidas que necesita más voluntarios en el paísADJUNTO

SaludPública

BUENOS AIRES, junio 14: En el marco de la jornada de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para promover la donación voluntaria, especialistas afirman que en el país faltan donantes espontáneos. Un millón de argentinos dona sangre, el 60 por ciento por pedido de un familiar o amigo.

#MedioAmbiente
El Amazonas arde y hay alarma por el efecto sanitario del desastre
ADJUNTO
BRASIL, agosto 21: Este año se detectaron más de 72 mil focos de fuego en el “pulmón del mundo”, lo que puso en emergencia la zona. Además de los efectos en el medio ambiente, especialistas afirman que este problema traerá enfermedades y efectos en la salud mundial.
#Cannabis
La UBA firmó acuerdo para capacitar y hacer ensayos con cannabis medicinal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 21: La universidad nacional acordó con un importante laboratorio canadiense realizar cursos sobre el uso medicinal de la droga, para profesionales y estudiantes. Además, se harán estudios para avanzar en la evidencia científica sobre los beneficios de los medicamentos y productos en base al cannabis.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora cada 14 de junio el Día Mundial del Donante de Sangre, una jornada para intentar concientizar sobre la necesidad de hacer donaciones regulares, y además para agradecer a los donantes voluntarios que garantizan “la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre”. Para este año, el lema elegido para fomentar este acto es “Date a los demás. Dona sangre. Comparte vida”. El organismo internacional pretende “llamar la atención hacia el papel que tienen los sistemas de donación voluntaria a la hora de crear lazos sociales y una comunidad cohesionada”. El objetivo de la campaña es “mostrar que hay gente que ha salvado la vida gracias a la donación de sangre" con la intención de "motivar a los donantes a que sigan donando y de alentar a gente que nunca ha donado, y en particular a los jóvenes, a que lo haga". En la Argentina cada año cerca de un millón de personas donan sangre, pero un 60 por ciento lo hace a pedido de amigos o familiares.

“Si queremos alcanzar la meta de 100 por ciento de donaciones voluntarias de sangre, la organización de los servicios de salud, en particular de los servicios de sangre, debe ser más eficiente”, dijo Francisco Becerra-Posada, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). “En la OPS seguiremos colaborando con los Estados Miembros para avanzar hacia la mejora de los servicios de salud y garantizar el acceso a la sangre y los productos sanguíneos, pilares clave de la salud universal”. Al año 2015, apenas 45 por ciento de la sangre destinada a transfusiones en América Latina y el Caribe se obtenía mediante donaciones voluntarias. Aunque esto representa un aumento de 38,5 por ciento con respecto al 2013, aún dista mucho de la meta de 100 por ciento recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar un suministro suficiente y seguro de sangre para las transfusiones.

“La donación de sangre voluntaria y no remunerada es de vital importancia para que los sistemas de salud puedan ofrecer servicios de salud seguros, equitativos y eficientes a la población”, señaló Mauricio Beltrán Durán, asesor regional de Servicios de Sangre y Trasplantes de la OPS. “Sabemos que la disponibilidad de sangre puede tener un efecto en otros resultados en materia de salud, por lo que es esencial que los países le den prioridad”, agregó. Según Beltrán Durán, un ejemplo de esto es la clara conexión que existe entre la disponibilidad de sangre y la mortalidad materna en la Región. "Los países con sistemas seguros y eficientes de donación de sangre tienen muchas más probabilidades de satisfacer las necesidades cuando las pacientes presentan complicaciones del parto como la hemorragia posparto y así salvar vidas”, explicó.

En la provincia de Buenos Aires, el Instituto Provincial de Hemoterapia convocó a las donantes voluntarias más jóvenes de la zona de la Plata, para que cuenten su experiencia y sean parte de la campaña de difusión de esta actividad. Desde hace dos años, los adolescentes de 16 y 17 tienen autonomía para hacerlo. Desde Salud organizan charlas de sensibilización y colectas en escuelas. Aseguran que cada vez son más, los jóvenes que se acercan a donar. Lucrecia Assali y Micaela Cardoso, dos adolescentes platenses de 16 y 17 años, no sabían que tenían tanto en común. Se enteraron hoy cuando se conocieron en el Instituto Provincial de Hemoterapia, adonde fueron convocadas para recibir un reconocimiento por ser las donantes de sangre más jóvenes del sistema de salud de su ciudad.

Los cambios en el Código Civil permitieron que las y los adolescentes puedan decidir por ellos mismos si quieren ser donantes de sangre a partir de los 16 años; antes, precisaban autorización de padres o tutores. Por eso, el equipo del Instituto de Hemoterapia del ministerio de Salud bonaerense intensificó las charlas de sensibilización en las escuelas secundarias y ya organizó decenas de colectas de sangre en las aulas de la Provincia. “Los adolescentes se suman a la movida de la donación con mucha apertura y solidaridad, y son vigorosos replicadores del mensaje de la donación”, asegura Sebastiana Azzaro, directora del Instituto Provincial de Hemoterapia, quien hoy recibió y felicitó a Lucrecia y Micaela: “Las elegimos a modo de representación de una generación que viene cada vez más a donar y que se muestra muy consciente de que todos podemos hacer un aporte para los demás y para mejorar la comunidad de la que somos parte”.

Actividades

En esta jornada, la cartera sanitaria organizó diversas actividades para promover la donación "voluntaria y solidaria" con motivo del Día Mundial. La jornada de promoción se realizará en la vía pública, donde se entregará material informativo a la población, mientras que la colecta de sangre, que se hará en el Salón Ramón Carrillo del Ministerio de Salud entre las 10 y las 16, será interna y voluntaria entre los empleados de esa cartera y la de Desarrollo Social. "En los hospitales públicos se registran dos millones de egresos al año, de los cuales 35% son personas mayores de 45 años. Son ellos los que reciben la mayor cantidad de transfusiones para cirugías programadas o tratamientos oncológicos", detalló la directora de Sangre y Hemoderivados del Ministerio de Salud, Mabel Maschio.

Además, se calcula que entre el 5 y el 10 por ciento de los pacientes hospitalizados requerirán componentes sanguíneos durante su internación: "Eso representaría alrededor de 150.000 pacientes al año", completó Maschio. "Se trata de un acto desinteresado que lleva no más de media hora. Cualquier persona, hombre o mujer con buen estado de salud, mayor de 18 años y menor de 65, cuyo peso supere los 50 kilos, puede donar sangre", recordó por su parte María Valeria El Haj, directora médica de Vittal.

Las transfusiones de sangre y productos sanguíneos ayudan a salvar millones de vidas cada año. Contribuyen a que los pacientes con enfermedades potencialmente mortales vivan más tiempo con mejor calidad de vida y posibilitan la realización de intervenciones médicas y quirúrgicas complejas. Asimismo, tienen una función vital en la atención materna y neonatal, y en los desastres naturales o provocados por el hombre. Sin embargo, en muchos países la demanda es mayor que la oferta, y los servicios de sangre se enfrentan con el reto de que tener suficiente sangre disponible y garantizar al mismo tiempo su calidad y seguridad. La oferta solo será suficiente si las personas donan sangre con regularidad y de manera voluntaria y no remunerada.