Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 10/4/18
Producciónpública

#Producciónpública

Se completa el convenio entre laboratorio fueguino y multinacional para producir un antirretroviralADJUNTO

Producciónpública

USUAHIA, abril 10: El Laboratorio del fin del Mundo ingresó en la segunda fase del convenio con la farmacéutica Bristol-Myers Squibb para la producción del fármaco atazanavir, el primer gran proyecto iniciado por la planta pública. El principal destino de los tratamientos será el programa nacional que los distribuye en todo el país.

#SaludPública
Alarma en Berazategui por casos de tuberculosis en una escuela
ADJUNTO
LA PLATA, julio 15: Al menos dos alumnas de una escuela de Hudson fueron diagnosticadas con la enfermedad, altamente contagiosa. Desde Provincia suspendieron las clases y confirmaron tareas de desinfección.
#Vacunación
En el país, sólo la mitad de los adolescentes se vacunó contra el virus del papiloma humano
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 18: La vacuna está incluida en el calendario oficial, para niños y niñas de 11 años. Pero por el momento el porcentaje de inmunizaciones es bajo. Especialistas destacan la necesidad de fomentar la aplicación, ya que los estudios dicen que ayuda a prevenir diversos tipos de tumores.

En agosto del año pasado, el laboratorio público de Tierra del Fuego firmó el acurdo para producir en asociación con una multinacional un medicamentos para tratar el Sida. El proyecto es el primero que lanza esta planta, que comenzó sus actividades hace pocos meses. En este camino, decidió la producción de la versión estatal de atazanavir 300 miligramos, que esta semana comenzó su etapa final. Es que la empresa firmó junto a la empresa farmacéutica privada la segunda parte del acuerdo, para que ya se tenga acceso a la tecnología necesaria para terminar de implementar la iniciativa. El objetivo final es proveer de tratamientos al Programa Nacional de VIH del Ministerio de Salud de la Nación.

Las autoridades del Laboratorio del fin del Mundo de Tierra del Fuego firmaron esta semana la segunda parte del acuerdo con directivos del laboratorio Bristol-Myers Squibb para la producción del antirretroviral. En este caso, se trata del acuerdo para la transferencia de tecnología a la planta púbica, que es parte del proceso productivo del medicamento en la sede de Ushuaia, para abastecer a los pacientes del Programa Nacional de VIH del Ministerio de Salud de la Nación. Esta alianza estratégica posibilita que se instale capacidad productiva, tecnología y mano de obra especializada en la provincia austral, informaron las autoridades locales.

A partir de la entrada en vigencia del acuerdo, Laboratorio Fin del Mundo realizará parte del proceso de manufactura de las cápsulas de atazanavir 300 miligramos: acondicionamiento secundario, control de calidad y liberación, y también será responsable por el almacenamiento, la distribución y la trazabilidad del mismo. Esta iniciativa apoya la meta de la Organización Mundial de la Salud de erradicar el virus del VIH para el año 2030. “Para el Laboratorio del Fin del Mundo, la firma del convenio con una empresa de prestigio mundial como Bristol-Myers Squibb representa una garantía para nuestro objetivo: la producción pública de medicamentos” manifestó Carlos López, presidente del laboratorio fueguino. Asimismo expresó “como laboratorio público, nuestra búsqueda está orientada en ser un espacio de innovación y creatividad productiva, que sea sustentable en el tiempo y a la vez, garantice que todos los medicamentos sean accesibles para quienes los necesiten”.

Por su parte, la gobernadora Rosana Bertone manifestó que “el desafío mayor que enfrentamos los fueguinos es construir un futuro sustentable desde todo punto de vista: ambiental, social, económico, demográfico. Se trata en definitiva de mejorar la calidad de vida de nuestra población”. “En la búsqueda de generar concreciones que diversifiquen la matriz productiva de mi provincia, con alto valor agregado y que generen fuentes de empleo genuinas, presenté el Proyecto de Ley de formación del Laboratorio del Fin del Mundo que en diciembre de 2016 fue aprobado por unanimidad por la Legislatura Provincial, que, como yo, compartimos la visión de que se trata de un proyecto de Políticas Públicas a mediano y largo plazo, despojado de todo tinte político partidario y cuya concreción excede el mandato del actual Poder Ejecutivo. Así se plantea la producción de medicamentos como uno de los ejes de la reconversión y como factor altamente estratégico en el reposicionamiento industrial a nivel nacional. Además, se busca regular, desde el Estado, un producto que involucra la salud y la vida de sus usuarios”.

En tanto Florencia Davel, Gerente General de Bristol-Myers Squibb en Argentina, sostuvo que “como compañía centrada en los pacientes impulsamos este proyecto que permitirá traer al país parte del proceso productivo de atazanavir 300mg. un medicamento de preferencia en las guías de tratamiento a nivel nacional”. “Nuestro compromiso con los pacientes de VIH nace hace más de 30 años, cuando fuimos pioneros en la investigación de tratamientos innovadores contra esta enfermedad, y hoy promovemos esta iniciativa que apoya la meta de la OMS de erradicar el virus para el año 2030”, continuó Davel.

Laboratorio del Fin del Mundo es una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria (SAPEM) cuyo objetivo es generar capital social a través de la producción de medicamentos de alto valor agregado. Desde sus comienzos lleva invertidos aproximadamente 40 millones de pesos para su instalación y desarrollo, habiendo generado un laboratorio de control de calidad de alta tecnología y un espacio para producción de características únicas en la Patagonia Sur. En diciembre de 2017 ha obtenido la certificación de ANMAT para sus actividades y actualmente se está trabajando en la certificación ISO 9001. La empresa es una sociedad anónima con participación mayoritaria del Estado provincial. En relación con esto, la letrada explicó que “la renta que el laboratorio público generará es una renta social, que podrá invertirse en investigación científica e innovación tecnológica a fin de avanzar en una producción no solo para el mercado interno provincial y nacional, sino con perspectivas en el medio y largo plazo hacia los mercados regionales e internacionales”. Fue creado por la ley provincial 1.136, aprobada por unanimidad por la cámara Legislativa, a raíz de un proyecto enviado al parlamento por el Poder Ejecutivo.

Según la reglamentación que creó la planta, el laboratorio se integrará con participación estatal mayoritaria y se regirá por la ley general de sociedad (ley nacional 19.550). Además, contará con un directorio que estará compuesto por tres miembros, con mandato por tres años, pudiendo ser reelegibles, siempre que no excedan tres ejercicios. La ley exceptúa a la empresa estatal del pago de todos los impuestos provinciales creados o a crearse, que se deriven de los contratos y actividades que la Sociedad del Estado realice. También quedará exento del pago de impuestos, tasas y gravámenes provinciales los actos constitutivos de la sociedad.