Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 3/4/18
Producciónpública

#Producciónpública

La producción pública en la Provincia, “planchada”

ADJUNTO
Producciónpública

LA PLATA, abril 3: Así lo denuncian desde el Instituto Biológico Tomás Perón, la planta productora de medicamentos y vacunas bonaerense. Apuntan a un ex ejecutivo de la industria farmacéutica, actual director.

#AbusoDeMedicamentos
Reino Unidos en alerta por el abuso de opiáceos y sus efectos sanitarios
ADJUNTO
LONDRES, septiembre 11: Como sucede en Estados unidos, el uso abusivo de estos medicamentos está creciendo en la última década, y genera cada vez más cuadros adictivos.
#Cannabis
Hurlingham quiere ser pionero en la producción municipal de cannabis medicinal
ADJUNTO
LA PLATA, septiembre 16: El Concejo Deliberante local aprobó un proyecto para que la comuna plante marihuana para luego producir medicamentos en base a la droga. Para eso, se creará el denominado Laboratorio Municipal de Especialidades Medicinales. La iniciativa cuenta con el respaldo de una ONG local que reúne a familias que usan el cannabis para tratar distintas patologías.

En el primer año de gobierno, la gestión Cambiemos paralizó prácticamente la producción pública de medicamentos. Pese a la ley que fomenta esta actividad, compuesta por más de 40 laboratorios estatales, el poco interés que mostró el gobierno nacional hizo que se detuviera el auge de los tratamientos estatales. Esta mirada se repite en la provincia de Buenos Aires, donde la gobernadora María Eugenia Vidal nombró a un ex ejecutivo de la industria farmacéutica como titular de la planta productora de fármacos y vacunas. “La producción está planchada”, afirman desde la entidad, que se quejaron de esta situación.

Las criticas en el Instituto Biológico Tomás Perón apuntan a la figura de Duilio Fagnani, que pasó de ser gerente de productos especiales en Laboratorios Bagó a la conducción de la planta de producción pública de la provincia de Buenos Aires a partir de la llegada de Vidal al poder. “Desde su llegada la producción de medicamentos en el organismo público está planchada”, sostuvo una fuente de la entidad, citada por el portal Info Blanco sobre Negro. Con la llegada de Cambiemos al poder, Fagnani decidió pegar el salto al gobierno provincial desde la actividad pública. Desde julio de 2016 es el máximo director del Instituto Biológico, organismo que está a cargo de la producción pública de medicamentos en la Provincia de Buenos Aires.

Los trabajadores del Instituto Biológico aseguran que con la nueva gestión, y desde la llegada de Fagnani a la dirección, la producción en el laboratorio se “planchó”. Un técnico que prefirió resguardar su identidad le dijo al mismo medio que “la falta de insumos es una constante”, y agregó: “Se frenó hasta la producción de analgésicos”. “Claramente no nos favorece que la dirección la maneje alguien que viene de un laboratorio privado como Bagó”, expresó el trabajador y añadió: “Fagnani no habla con el personal, ni es visto muy seguido en el laboratorio. Exige que se siga a rajatabla la línea jerárquica y cualquier problema que surja hay que hablarlo con los jefes de departamentos y los subdirectores”. Actualmente, uno de los temas que más preocupa en el organismo es la intención de trasladar la Oficina de Alimentos al Ministerio de Agroindustria. El área encargada de los controles bromatológicos es la principal generadora de recursos y permite el funcionamiento de otros sectores como la producción de medicamentos.

El poco interés de la gestión provincial y nacional respecto de la producción pública comenzó apenas llegaron al poder los integrantes del frente Cambiemos. Desde el denominado Grupo de Gestión de Política de Estado en Ciencia y Tecnología aseguran que la producción pública de medicamentos, vacunas y productos médicos podría ser “un instrumento fundamental para las negociaciones con las cámaras empresarias del sector, además del rol que ocupa actualmente para resolver problemáticas sociales”. Sin embargo, este tipo de políticas siempre encontraron fuertes escollos.