Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/2/18
DíaInternacionalVPH

#DíaInternacionalVPH

Advierten que la mitad de los adolescentes no completa la vacunación obligatoria contra el VPHADJUNTO

DíaInternacionalVPH

BUENOS AIRES, febrero 27: Entidades y especialistas aseguran que sólo el 50 por ciento de los jóvenes de 11 años se aplican las dos dosis incluidas en el calendario obligatoria para prevenir el Virus del Papiloma Humano. El próximo 4 de marzo se realizarán actividades en el marco del Día Internacional de Concientización de este mal.

#FarmaciasdelFuturo
Cadenera del Reino Unido lanza sistema para conocer stock de medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 16: Denominado Columbus, esta herramienta permite a los pacientes y médicos conocer la disponibilidad de tratamientos en unas mil farmacias de la red Boots antes de realizar una receta.
#Opinión
Hábitos saludables: ¿por qué vivir contando calorías no sirve?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 18: La médica nutricionista Virginia Busnelli recuerda que antes que contar calorías es necesario ver los nutrientes, para volvernos consumidores más inteligentes.

Cada 4 de marzo, en todo el planeta se conmemora Día Internacional de Concientización del Virus Papiloma Humano (VPH), una fecha que busca concientizar sobre la necesidad de generar mecanismos de prevención sobre este mal. En el país, la vacuna contra el virus está incluida en el calendario obligatorio, tanto para hombrees como para mujeres. Indicada para los adolescentes a partir de los 11 años, la vacunación es una de las más resistidas, por versiones sobre la seguridad del producto. Tal vez por eso en el país apenas la mitad de las personas en edad de inmunizarse lo hicieron Así lo advirtieron especialistas y entidades al lanzar ayer lunes una campaña de concientización, organizada por una organización internacional, que tendrá epicentro en la necesidad de completar el esquema preventivo. A nivel local, se aprovechará la fecha para realizar actividades tendientes a informar a los jóvenes sobre el impacto del VPH.

La Sociedad Internacional de Virus Papiloma (IPVS, según sus siglas en inglés) conmemora cada 4 de marzo el Día Internacional de lucha contra este mal. Para este año, en el país se presentó un informe donde se alerta sobre la cantidad de niños de 11 años que completan el esquema de vacunación. Las mujeres fueron incluidas en el 2011 en el calendario oficial, mientras que los varones se incorporaron el año pasado. “En nuestro país, cuyo calendario oficial de vacunación establece un esquema de dos dosis separadas por un intervalo de 6 meses, la cobertura en mujeres de la primera dosis de la vacuna contra el VPH se encuentra entre el 80 y el 85 por ciento, pero la cobertura de la segunda dosis es mucho menor, pues es de aproximadamente el 50 por ciento”, comentó Pablo Bonvehí, presidente de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn), jefe de Infectología del CEMIC y coordinador de la Comisión de Vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). El especialista recordó que “a través de la vacuna se previene en prácticamente todos los casos, la infección con los tipos de virus del VPH que más frecuentemente se asocian con el desarrollo de cáncer de cuello de útero en la mujer y otros cánceres ano-genitales en hombres y mujeres, así como también las verrugas genitales”.

Los virus de papiloma humano (VPH o HPV por sus siglas en inglés) son virus de transmisión por vía sexual que son muy comunes en todo el mundo. Hay más de 200 tipos diferentes de VPH, pero se sabe que la infección persistente por algunos de ellos causan ciertos tipos de cáncer, por ejemplo, cáncer cervical, de pene, anal y orofaringeo, entre otros. Otros tipos de VPH de bajo riesgo son responsables de las verrugas genitales. La mayoría de los hombres y mujeres sexualmente activos adquirirán al menos un tipo de VPH en algún momento de su vida, de ahí la importancia de su prevención primara a través de una vacuna en forma oportuna. “En la Argentina se producen unos 4.956 casos nuevos por año de cáncer de cuello uterino, enfermedad que causa unas 1.800 muertes anuales. La tasa de incidencia en el año 2012 fue de 20.8/100.000 mujeres con una mortalidad de 7/100.000 mujeres. Existen diferencias regionales de incidencia y mortalidad, siendo la región NEA la de mayor incidencia”, recordó por su parte Ángela Gentile, jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y ex presidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP). “Es tan importante la carga de enfermedad en niñas que la vacunación es fundamental y un hito en salud pública”, agregó.

En el país, como en numerosos países, se realiza un abordaje integral para la prevención del VPH, con el objeto de disminuir la mortalidad ocasionada por los tumores asociados a la infección persistente por genotipos de alto riesgo de este virus. Esta estrategia consta de relevantes ejes como la prevención primaria a través de la educación sexual y la vacunación, así como también la prevención secundaria que incluye el tamizaje, detección precoz y tratamiento oportuno de las lesiones de alto riesgo. En la Argentina, la vacuna contra el VPH fue incorporada al Calendario Nacional de Vacunación en 2011. En ese entonces, se estableció la vacunación de las niñas de 11 años de edad nacidas a partir del año 2000; en 2017, el derecho de acceder a la vacuna contra el VPH se extendió a los varones de 11 años nacidos a partir de 2006. Asimismo, el Estado provee la vacuna en forma gratuita a personas que conviven con VIH y trasplantadas entre 11-26 años con un esquema de 3 dosis. “La vacuna se aplica a los 11 años porque desde el punto de vista sanitario es la edad en la que se asegura la mejor respuesta de anticuerpos, en la mayoría de los casos previo al contacto con el virus y en Argentina es una etapa de la vida en la que tenemos otras vacunas en el Calendario Nacional de Vacunación, lo que favorece el acceso de los adolescentes a la vacunación“, explicó Carla Vizzotti, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE) y consultora en Análisis de Estrategias Sanitarias de la Fundación Huésped.

Las cifras oficiales muestran que todavía el índice de la vacuna es mejor en mujeres que en varones, que paneas un año atrás fueron incorporados a la estrategia. Una vez incorporada al Calendario Nacional, para octubre de 2017 en el ámbito público se aplicaron la primera dosis el 28,8 por ciento de los varones que deberían vacunarse (103.435 nenes) y el 46,6 por ciento de las nenas (163.368), según datos aportados por la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (DiCEI). La Argentina fue el tercer país de Latinoamérica (después de Brasil y Panamá) en ampliar la cobertura a varones. Se busca, por un lado, disminuir la mortalidad de mujeres por cáncer de cuello de útero por efecto indirecto y prevenir en los varones otro tipo de afecciones y cánceres asociados al virus, además de contribuir a la equidad de género, ya que tanto mujeres como varones son responsables de la transmisión del virus y se benefician con la inmunización.

El próximo 4 de marzo muchas entidades se sumarán a la campaña preventivas, entre ellas el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (ANLIS-Malbrán), que aloja al Laboratorio Nacional y Regional de Referencia para este virus (perteneciente al Ministerio de Salud de la Nación). “En esta etapa es muy importante abordar la vigilancia epidemiológica y medir el impacto de la vacunación en nuestro país; para ello estamos realizando el primer estudio en la región latinoamericana y uno de los pocos disponibles en el mundo que informará sobre los cambios en la circulación de los virus en las adolescentes vacunadas”, comentó María Alejandra Picconi, jefa del Laboratorio Nacional de Referencia de VPH. También participan de la iniciativa la Asociación Argentina de Microbiología (AAM), la Sociedad Argentina de Patología del Tracto Genital Inferior y Colposcopía, el Servicio de Oncología Cabeza y Cuello del Hospital Alemán, la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE), la Asociación Civil Sostén, la División ginecología de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Fundación Huésped.