Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 21/2/18
SaludPública

#SaludPública

“El riesgo de un brote de fiebre amarilla en el país es casi nulo”ADJUNTO

SaludPública

BUENOS AIRES, febrero 21: El infectólogo Eduardo López analizó el impacto del primer caso importado de la enfermedad reportado en la Argentina. No descartó más casos importados, pero casi descarta la posibilidad de circulación viral.

#LuchacontraelCancer
Expertos locales destacan el uso de fármacos libres de quimioterapia para tratar la leucemia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 18: En el reciente Congreso Europeo de Hematología (EHA), se presentaron resultados prometedores de esta nueva terapia contra algunas de las variantes del mal. “Enfermarse hoy de leucemia es muy diferente a haberlo hecho 15 años atrás”, afirmaron desde la Asociación Leucemia Mieloide Argentina (ALMA).
#AccesoalosMedicamentos
Reclaman medidas estatales para garantizar a la población el acceso a los medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 19: Especialistas y farmacéuticos de todo el país admiten que la baja en las ventas hace que muchos pacientes no puedan continuar con sus tratamientos. Por eso, piden que se tomen medidas desde el gobierno, ya que “el medicamento es un bien social”.

El lunes de esta semana, el Ministerio de Salud nacional confirmó el primer caso de fiebre amarilla en la Argentina. Se trata de un hombre que se contagio en un reciente viaje a Rio de Janeiro, y que se encuentra fuera de peligro. El caso generó cierta alarma por una posible reintroducción del virus del mal, que en Brasil ya generó más de 150 muertes. Pero especialistas descartaron tal situación, y hablaron de las posibilidades de tener contagios masivos en el país. "El riesgo de un brote de fiebre amarilla en la Argentina es casi nulo", sostuvo Eduardo López, director de la carrera de infectología pediátrica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Según su mirada, no están dadas las condiciones para que en el país haya un brote de la infección causada por picaduras de mosquitos.

En una entrevista con el portal Infobae, López especialista del hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, aseguró que el brote de fiebre amarilla en Brasil “está pasando por el ciclo intermedio”. “Generalmente, empieza en zona selvática, y tarda en llegar a transmitirse en grandes ciudades. Ahora los casos de Brasil se están dando más en zonas forestadas, con residencias turísticas o cabañas", afirmó. Al reportarse un caso en el país, comenzaron a generarse dudas respecto a la posibilidad que los mosquitos trasmisores se instalen al país. “En la Argentina hasta el momento no se ha detectado transmisión de virus de fiebre amarilla en zonas selváticas, ni urbanas, aclaró López.

Sin embargo, el infectólogo no descarta que haya más casos importados de fiebre amarilla en la Argentina: "Como no todos los turistas que van a zonas de riesgo se han vacunado, podrían producirse más casos importados en las próximas semanas. Por esto, es clave que toda persona que haya ido zonas de riesgo de fiebre amarilla de Brasil y que registre fiebre durante los ocho días siguientes al viaje, debe consultar rápido al médico. La detección precoz de la fiebre amarilla permite un mejor control de la enfermedad", advirtió.

Este lunes, la cartera sanitaria nacional y su par de la Ciudad de Buenos Aires confirmaron que un joven argentino de 28 años que estuvo visitando Isla Grande, en el Estado de Río de Janeiro, durante la primera quincena de febrero de este año, dio positivo para fiebre amarilla. El joven afectado no se había vacunado, y el 12 de febrero empezó a sufrir dolores de espalda, fiebre alta, y dolor de cabeza. Consultó en un centro médico privado, y luego fue derivado para internación. Se realizó un estudio molecular de la muestra del paciente en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, y se detectó el virus de la fiebre amarilla. Hoy, el paciente está evolucionando bien.

Si bien no existe un tratamiento específico para esa infección, los pacientes pueden evolucionar bien gracias a medidas de sostén. Los casos más leves deben guardar reposo, tomar paracetamol por prescripción médica, y protegerse de las picaduras de mosquitos. En los casos graves, el paciente necesita ser hospitalizado, recibir oxígeno y otras medidas de apoyo, según informó el Ministerio de Salud de la Nación a través de un alerta epidemiológico este lunes.