Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 21/2/18
SaludPública

#SaludPública

Reportan por primera vez en el país un caso fatal de una extraña ameba “come cerebros”ADJUNTO

SaludPública

BUENOS AIRES, febrero 21: Hace un año, un niño murió en Junín por efectos del Naegleria fowleri, un parásito que ingresa por las fosas nasales al nadar en aguas infectadas. En estos días, un médico elevó un informe a una entidad internacional confirmando el primer caso de contagio en el país.

#FarmaciaenCrisis
El desplome en las farmacias no tiene freno: caen OTC y anticonceptivos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 16: Un relevamiento alertó que hay caídas de hasta el 16 por ciento en algunas categorías, como los analgésicos u antifebriles. Además, cayeron otros de venta bajo receta, como los anticonceptivos. En promedio, en unidades de dosis, la caída de la dispensa es del 8,4 por ciento interanual. En cuanto a los recios, los datos hablan de una suba por encima de la inflación dese 2016 a 2018.
#SeguridadSocial
Obra social salteña garantiza los medicamentos para personas con hemofilia
ADJUNTO
SALTA, julio 22: Desde el IPS local remarcaron que tienen los recursos para que las más de 22 personas bajo tratamiento en la provincia que son afiliados de la entidad reciben en tiempo y forma la medicación, fundamental para tener una buena calidad de vida de las personas. Por sus altos costos, estos fármacos son parte de los tratamiento de alta complejidad de la seguridad social.

Sixto Costamagna, doctor en bioquímica y ex presidente de la Asociación Parasitológica Argentina (APA), pasó un año estudiando la muerte de un menor en la localidad bonaerense de Junín, que ingresó al hospital local con signos de una meningitis y en menos de dos días murió. Luego de analizar todas las variantes, el especialista concluyó que el niño falleció por un cuadro muy especial: meningoencefalitis amebiana primaria (MAP). Este mal es producido por un tipo de ameba muy agresiva que se aloja en el cerebro, y que se va comiendo el tejido. Así lo informó esta semana a la Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas (ISID), convirtiendo el caso en el primer registrado en el país. Según su análisis, el paciente se infectó con la ameba “come cerebros” nadando en aguas contaminadas de una laguna de la localidad de Vedia. El parásito ingresó por las fosas nasales, según su análisis. Ante la situación, hay temor de otros casos, ya que se cree que en varias zonas del país hay presencia de este mal.

El informe de Costamagna fue conocido en estos días, y apunta al caso del menor fallecido en febrero del 2017 en un hospital de Junín. Según la información conocida, el chico ingresó con fiebre y vómitos, y los médicos creyeron que se trataba de una meningitis bacteriana, pero evolucionó a una velocidad inesperada. En apenas dos días el paciente perdió la consciencia, dejó de respirar por su cuenta y falleció. El especialista comenzó a reconstruir el caso, y centró su atención sobre una laguna de la localidad de Vedia, donde en esos días en menos estuvo nadando. Ahora, confirmó que la muerte se debió a una infección por un tipo de ameba que destruye el cerebro y que hasta ahora no había sido reportada en nuestro país. La ya famosa ameba “come cerebros”.

El informe enviado al ISID confirma el primer caso argentino de meningoencefalitis amebiana primaria (MAP). La irada quedaron puestas sobre la Naegleria fowleri, conocida también como “la ameba come-cerebros”, parásito que se encuentra en ríos y lagunas de agua templada, generalmente en ambientes tropicales. Aunque las infecciones con ella son poco frecuentes, puede introducirse en el organismo a través de las fosas nasales cuando una persona se zambulle o se sumerge en aguas contaminadas, que es precisamente lo que se supone que ocurrió con el niño fallecido en Junín. Lo cierto es que hasta su muerte no se había documentado ningún aislamiento de este organismo en personas ni en el medio ambiente en nuestro país. “Es el primero, lo que no indica que no pudo haber habido otros. Podría haber habido casos en el litoral. Hay que buscarlos, nadie los buscó. Nunca se las mencionó en Argentina”, explicó Costamagna, , para quien la aparición de este parásito en el país podría ser consecuencia de la tropicalización del clima por el calentamiento global.

El especialista asegura que hay 30 especies de la Naegleria que viven libremente en la naturaleza, pero solo la fowleri tiene capacidad para actuar como parásito. Cuando la persona se tira en forma brusca al agua, la ameba se pega en las mucosas nasales y el camino desde allí al cerebro es apenas de unos milimetros. “El cerebro que es lo que a ella le gusta”, dice Costamagna. “Si estuviese en el agua se alimentaria de bacterias, pero en el cráneo se come el tejido cerebral”. Cualquiera sea la causa, “hay que evitar bañarse en lagunas donde hay contaminación”, recomienda Costamanga, quien señala la necesidad de tratar los desechos cloacales y pide que los municipios coloquen carteles de “prohibido bañarse” en las lugares donde se registra contaminación.

Si bien el primer caso local de amebiosis no trascendió en su momento fuera de los ámbitos especializados, el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires viene aplicando desde entonces un sistema de vigilancia que hasta ahora no ha registrado ningún otro episodio de este tipo, según se informó oficialmente esta semana. “A partir de la confirmación del diagnóstico, el año pasado se pusieron en marcha todos los sistemas de control. La dirección de Epidemiología dispuso el seguimiento de los chicos que acompañaban al menor infectado, informó a los servicios de salud locales y puso al corriente a los laboratorios”, aseguraron ayer voceros del Ministerio de Salud, citados por el diario platense El Día.

En Estados Unidos, CDC reporta entre 1962 y 2016 se registraron en total 31 casos documentados en el país, especialmente en los estados del Sur, más cálidos, y en temporadas de verano. Hasta la fecha todos los casos estadounidenses habían sido mortales, pero un nuevo tipo de tratamiento podría dar ciertas esperanzas. “Recientemente, 2 personas con infección por Naegleria sobrevivieron luego de haber sido tratadas con un nuevo medicamento llamado miltefosina que fue administrado en combinación con otros fármacos y el tratamiento intensivo de la inflamación cerebral”, destacó CDC.