Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 20/2/18
SaludPública

#SaludPública

La fiebre amarilla llegó a la Argentina: primer caso importado en la Ciudad de Buenos Aires

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, febrero 20: Lo confirmaron autoridades del Ministerio de Salud de la Nación. El hombre de 28 años viajó a la zona de Río de Janeiro sin aplicarse una dosis de la vacuna, como se recomienda. Al volver al país presentó los síntomas de la enfermedad, y los resultados de laboratorio confirmaron el contagio.

#AccesoalosMedicamentos
Según las estimaciones, sólo el 30% de las recetas del país cumplen la ley de Genéricos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 12: Vigente desde el 2002, la norma se cumple sólo en el 30 por ciento de los casos, según estimaciones de especialistas. Piden que se aprueben los proyectos para profundizar la norma, en medio de la crisis de acceso a los medicamentos.
#SeguridadSocial
En Córdoba, piden que más farmacias puedan dispensar medicamentos del Incluir Salud
ADJUNTO
CORDOBA, noviembre 8: El programa que atiende a personas que reciben pensiones no contributivas (PNC) tiene una sola farmacia habilitada para la dispensa de tratamientos. Esta semana, se vieron largas colas incluso de madrugada, lo que generó quejas. Desde el Colegio de Farmacéuticos provincial explicaron que no pueden hacer nada.

Un joven de 28 años se convirtió en el primer caso de fiebre amarilla en la Argentina. Luego de viajar a Río de Janeiro, el paciente presentó síntomas compatibles con la enfermedad, y luego de los análisis de laboratorios se corroboró el caso positivo. Según el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, luego de recibir los primeros tratamientos, la persona está en buen estado de salud, y confirmó que no recibió la vacuna para prevenir el mal. El brote de fiebre amarilla en Brasil incluye a cuatro estado, dos muy visitados por argentinos: Río de Janeiro y San Pablo. Al menos unas 150 personas murieron en el país vecino, que en lo que va del año inmunizó a cerca de 4 millones de personas. Luego del boom de inicios del 2018, la vacunación en nuestro país mermó, por los que las autoridades sanitarias recordaron la necesidad de aplicarse una dosis si se viaja a las zonas de riesgo.

Mediante un comunicado de prensa, el Ministerio de Salud nacional confirmó el primer caso de fiebre amarilla en el país, un vecino de la Ciudad de Buenos Aires. “Se notificó el primer caso de fiebre amarilla importado en la Argentina, con antecedente de viaje a Brasil", sostuvo la cartera sanitaria nacional, a través de su Boletín de Vigilancia Epidemiológica. Se trata de un hombre de 28 años, que viajó a la zona Ilha Grande, en el Estado brasileño de Río de Janeiro, y que ya en tierra brasilera sintió los síntomas de la enfermedad. Su viaje se produjo en la primera quincena de febrero, y al regresar al país fue atendido en un sanatorio privado al persistir la fiebre y los dolores musculares. “Tras las pruebas de laboratorio positivas, el paciente está en observación y evoluciona favorablemente”, dijo el Ministerio de Salud de la Ciudad, que también interviene en la situación.

El afectado viajó a la zona de riesgo de Brasil sin aplicarse una dosis de la vacuna, que el Estado argentino da de forma gratuita a los viajeros. Según informó el portal Infibae, ya en Brasil esta persona había tenido los primeros síntomas, entre ellos fiebre que alcanzaba a los 40 grados, dolor muscular, cefalea y decaimiento. Más tarde presentó ictericia (color amarillento en la piel y ojos) y un alto valor de enzimas hepáticas. Fue en el laboratorio de referencia de la Ciudad de Buenos Aires, donde se realizó estudios al regresar al país, que se confirmó el diagnóstico de fiebre amarilla. Los resultados del paciente fueron positivos en sangre y orina, convirtiéndose en el primer caso de fiebre amarilla importada a la Argentina. Por estas horas se esperan los análisis a realizarse por el Laboratorio Nacional de Referencia, para confirmar el caso. Esta enfermedad viral se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados previamente con el virus, es por esta razón que además de someterse a la vacunación, se recomienda siempre evitar las picaduras y usar repelente, entre otras medidas básicas.

En el país ya se estudiaron más de 160 pacientes con sospecha de una infección por el virus de la fiebre amarilla, con resultados negativos en todos esos casos. El Ministerio de Salud porteño notificó al sistema nacional de vigilancia epidemiológica el primer caso importado positivo. También se analizaron cuatro monos en el laboratorio nacional de referencia para la infección, en la ciudad de Pergamino, y se descartó la enfermedad. Los animales provenían de Formosa, Jujuy, Misiones y Corrientes, que son las dos provincias más vulnerables en el país al ingreso de la enfermedad desde Brasil. De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en las primeras cuatro semanas de este año "se observó un aumento exponencial del número

La transmisión de la fiebre amarilla tiene dos ciclos: el selvático y el urbano. El primero es el que está ocurriendo -y preocupa- en Brasil. Produce brotes epidémicos en los monos (epizootias) de las áreas silvestres y son los mosquitos sabethes o haemagogus los que transmiten el virus entre los monos y al ser humano sin vacunar. Por eso, la indicación de la protección también incluye medidas de prevención de las picaduras de mosquitos. Si una persona infectada viaja a un área metropolitana con presencia del mosquito Aedes aegypti, podría comenzar el ciclo de transmisión urbana. El dengue, el zika y la fiebre chikungunya comparten vector con la fiebre amarilla.

En cuanto al brote en suelo brasilero, los medios locales aseguran que los casos reportados en los estados de San Pablo y Río de Janeiro “sobrepasan significativamente” lo notificado en el periodo estacional anterior, 2016/2017, con casos registrándose en áreas cercanas a las grandes ciudades. En tanto, Brasil registró 464 casos confirmados de fiebre amarilla en los últimos siete meses y medio, de los cuales 154 resultaron en fallecimientos, lo que equivale a un descenso del 7,22 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, informó el Gobierno. En total fueron notificados en el país sudamericano durante ese periodo 1.626 casos sospechosos de fiebre amarilla, de los cuales 684 fueron descartados, 478 están bajo investigación y 464 finalmente se confirmaron, la mayoría en la región sureste del país.