Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 16/2/18
Mercadoilegal

#Mercadoilegal

Allanan una droguería clandestina que acopiaba medicamentos de forma irregular

ADJUNTO
Mercadoilegal

PARANA, febrero 16: Fue en Entre Ríos. El lugar tenía habilitación de la ANMAT, pero estaba vencida hace años. Las autoridades locales encontraron tratamientos OTC, de venta bajo receta y hasta antidepresivos. Por las malas condiciones del lugar, no estarían aptos para consumo. Investigan si los productos eran vendidos al mercado negro.

#Regulaciones
Francia: analgésicos deberán ser dispensados siempre por un farmacéutico
ADJUNTO
PARIS, octubre 16: Una orden de la Agencia Nacional para la Seguridad de los Medicamentos (ANSM) determinó que los AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) y el paracetamol no puedan estar al alcance del paciente en las farmacias, y serán entregados exclusivamente por los profesionales.
#Regulaciones
Reino Unido: farmacéuticos podrán sustituir antidepresivo sin consultar al médico
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 18: Es una medida de emergencia ante la escases de la fluoxetina, que por problemas de producción falta en las farmacias de ese país. Los protocolos permiten que se lo reemplace sin necesidad del consenso del médico tratante.

Esta semana, autoridades judiciales de Entre Ríos realizaron un allanamiento en la capital provincial, donde dieron con un depósito cargado de medicamentos. La investigación comenzó hace un tiempo, y dio con el lugar, una droguería habilitada hace unos años pero que se suponía ya no operaba. En el lugar se encontraron gran cantidad de productos de venta libre, de venta bajo receta e incluso algunos para los que se necesita receta archivada para su dispensa. Según el cálculo de las autoridades, el lugar funcionó de forma irregular desde el 2015, y habría vendido medicamentos al mercado negro por unos 12 millones de pesos. El Ministerio de Salud provincial inició un sumario propio para determinar si esos productos tenían como destino la veta fuera de farmacias, en kioscos y otros locales similares.

Si bien la Droguería Marcos Benito Torner fue habilitada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) por la resolución 87/09, la misma expiró en el año 2014. Pero la investigación de la justicia determinó que en el lugar se mantuvo la actividad hasta el año pasado, con la distribución de medicamentos. En esos tres años (2015, 2016 y 2017) se habría cometido una evasión de 12 millones de pesos. “No había droguería; ese negocio no tenía habilitación del Ministerio de Salud ni de la ANMAT y estaba acopiando medicamentos en forma clandestina”, resaltó Germán Coronel, director de Asuntos Jurídicos de la cartera sanitaria, citado por el portal Página Judicial de Entre Ríos.

Según este medio local, durante el procedimiento se encontraron “miles de medicamentos, algunos de venta libre, otros que se venden bajo receta y algunos que solo se pueden comercializar bajo receta archivada (aquellos que por sus principios activos presentan cierto riesgo a la hora de suministrarlos, como los antidepresivos, por ejemplo)”. No había psicotrópicos, se aclaró. A partir de esto, el Ministerio de Salud de la provincia inició un sumario administrativo para determinar posibles irregularidades en la comercialización de fármacos en que podrían haber incurrido el propietario y la directora técnica de la droguería, lo que podría derivar en una denuncia penal por la posible comisión de delitos contra la salud pública, por la venta, distribución o almacenamiento de sustancias medicinales, que prevé penas de hasta diez años de prisión y multas por 200 mil pesos.

En el procedimiento intervino también personal del Departamento Integral de Medicamentos del Ministerio de Salud, que fue convocado cuando se hallaron distintos tipos de fármacos. En principio, se presume que los remedios no están aptos para ser entregados a pacientes y, seguramente, serán desechados, por las pésimas condiciones ambientales en que fueron hallados: “el desorden, la suciedad y la humedad que reinaban en el lugar pudieron haber afectado las características de los medicamentos, alterando el efecto que se espera de ellos; había cajas en el piso, cuando las normas indican que deben estar separadas al menos diez centímetros y los remedios encima de un palet o estante; también se desconoce la procedencia de los remedios y que se haya respetado la cadena de frío, entre otras irregularidades que quedaron asentadas en el informe que los profesionales de la cartera sanitaria le entregaron al juez”.