Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 14/2/18
SeguridadSocial

#SeguridadSocial

Van a juicio quienes estafaron al PAMI por 5 millones de pesos con medicamentos contra la hemofiliaADJUNTO

SeguridadSocial

BUENOS AIRES, febrero 14: Se trata de tres afiliados, su padre y un médico, que retiraban tratamientos contra la enfermedad y luego los vendían en el mercado negro. La maniobra se produjo entre el 2006 y el 2012. Además de imponerles penas, el fiscal que investiga reclamó la recuperación de activos.

#Vacunación
La confianza de los argentinos sobre las vacunas está por encima de la media regional y mundial
ADJUNTO
BUENOS AIRES, junio 19: Según un estudio realizado en 140 países, el país tienen un alto porcentaje de personas que creen que las vacunas son seguras y eficientes, varios puntos por encima de la media continental. Detalles de la encuesta global, que tuvo malos datos en países europeos.
#Vacunación
Preocupante: en los últimos años, cayó el porcentaje de personas vacunadas en la Argentina
ADJUNTO
BUENOS AIRES, junio 18: Un análisis de los datos oficiales muestran como se redujo la cantidad de dosis aplicadas, lo que genera una baja en el porcentaje de la población protegido. El trabajo se hizo con datos oficiales de la secretaría de Salud nacional.

El fiscal federal Federico Delgado pidió elevar a juicio una causa que investiga a un grupo de personas que estafaron al PAMI en unos 5 millones de pesos. Lo hacían retirando medicamentos contra la hemofilia y vendiéndolos en el mercado negro. Según consta en la causa, están involucrados al menos dos afiliados de la obra social nacional, que recibían de un médico –también procesado –indicaciones para el uso de estos tratamientos, aunque no los necesitaban. Luego de hacerse de los fármacos, los vendían de manera ilegal, una práctica que hicieron al menos seis años, defraudando a la entidad por ese valor. Gracias a un amparo, lograron recibir hasta 60 cajas mensuales de los tratamientos, que eran transportadas por otro miembro de la organización al sur del país, para su venta. En el pedido de juicio, el fiscal reclamó que se recuperen activos que para cubrir el desfalco producido a las arcas estatales.

El pedido de juicio elevado por Delgado recae sobre tres hermanos, afiliados del PAMI, que eran supuestamente hemofílicos. Según la nota publicada el fin de semana por la agencia de noticias NA, los hermanos recibieron de un médico cómplice las recetas para que la obra social entregue hasta 60 cajas mensuales de Factor VIII antihemofílico humano, en cualquiera de sus tres marcas comerciales (Beriate, Immunate o Fanddhi). Una vez entregados los tratamientos, el padre de los afiliados se dirigí a la provincia de Neuquén para vender los productos. Esto sucedió, según la investigación, desde 2006 a 2012, lo que generó una pérdida a la entidad de 4.983.3801 de pesos.

"Los medicamentos fueron otorgados por el PAMI en forma gratuita a los hermanos Monsalve por tratarse de pacientes hemofílicos. Sin embargo, esas entregas superaron las dosis necesarias para sus tratamientos y además no contaron con la debida justificación médica, tal como era exigido por el Nivel Central del Instituto radicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires", sostuvo el fiscal Delgado en su escrito, según la agencia NA. Por el perjuicio al Estado, el fisca pidió que la causa vaya a juicio oral y público. Además de recibir en demasía y sin justificación aparente la medicación, los hermanos involucrados comercializaban los productos para hemofílicos percibiendo dinero por los mismos. En la investigación declaró el médico Miguel Candela, uno de los que atendió a Monsalve, y sostuvo que no había una rendición del paciente sobre las aplicaciones que se daba diariamente. Incluso, dijo el médico que en ninguno de los tres casos se puede justificar la aplicación de 60 cajas de Factor VIII por mes.

La denuncia que originó la investigación fue la que realizó el 21 de octubre de 2009. Según la denunciante, una vez que los acusados recibían la medicación la enviaban por encomienda a Neuquén, de donde son oriundos, cobraban por su venta la suma aproximada de 12 pesos por envío. No sólo recibían mediación gratuita y la vendían sino que la sospecha, y es algo que fue mencionado por la Fiscalía, es que los hermanos recurrían al Hospital Rendón de la ciudad de Neuquén para también reclamar medicación. "Incluso, en el marco de la sustanciación de ese sumario administrativo se conocieron los amparos presentados por los hermanos para que la obra social no burocratizara la entrega de aquellos medicamentos", remarcó Delgado. En su requerimiento presentado ante la jueza federal María Romilda Servini de Cubría, Delgado no sólo requirió el juzgamiento de los tres pacientes, el padre de ellos, y el médico que recetaba los fármacos, sino también el recupero de activos.