Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 8/2/18
SaludPública

#SaludPública

“La endoscopía es un procedimiento relativamente sencillo”ADJUNTO

SaludPública

BUENOS AIRES, febrero 8: Lo afirman especialistas, en relación a la sorpresiva muerte de la periodista Débora Pérez Volpin. Aseguran que es un procedimiento seguro, pero no exento de eventualidades, pero que son “raras”.

#Sarampión
Alemania plantea multas de hasta 2.500 euros para padres “anti vacunas”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 18: Un proyecto de ley presentado en ese país incluye severas multas para quienes decidan no vacunar contra el sarampión a sus hijos. Además, los niños no inmunizados podrían ser rechazados en las escuelas.
#LuchacontraelSida
El país entre las tasas más bajas de crecimiento de contagios con HIV
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 17: Según el último informe anual global del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), en la Argentina entre el 2010 y el 2018 los contagios de Sida crecieron un 2 por ciento, lejos de los primeros puestos regionales.

La muerte sorpresiva de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin conmocionó a todo el país. Apenas conocida, se comenzó a hablar de la endoscopía, el estudio que se realizaba la ex conductora de TN cuando sufrió el paro cardiorespiratorio que terminó con su vida. Por eso, por estas horas mucho se habla de este procedimiento, que estudia el estómago y otros elementos del aparato digestivo, y que requiere una sedación baja. En este sentido, los especialistas afirman que este procedimiento “es relativamente sencillo”, aunque no descartaron como en toda cuestión médica complicaciones. Lo que dijo la autopsia y las sospechas de la justica.

El diario Perfil consultó a especialistas en endoscopías para conocer los detalles de la forma en que se hace el estudio, y sus posibles complicaciones. “La endoscopía es el principal recurso diagnóstico para la mayoría de las enfermedades digestivas. No sólo se usa para el diagnóstico sino también para el tratamiento. Además, es el principal recurso para la prevención de los tumores más frecuentes del tubo digestivo, sea del esófago, del estómago o del colon. Se practican miles de exámenes endoscópicos diariamente en la Argentina”, sostuvo Carlos Waldbaum, jefe del servicio de Endoscopía Digestiva del Hospital de Clínicas “José de San Martín”.

Por su parte, Marcelo Campos, miembro de la comisión directiva de la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires, habló de la anestesia, otro de los elementos que se manejan en la trágica muerte. Por lo general, si el paciente no está internado, el procedimiento se realiza en forma ambulatoria. “La endoscopia se hace una sedación con un hipnótico de acción ultracorta, los pacientes por lo general mantienen la ventilación espontánea y si esto no ocurriera se los apoya con oxígeno. Es un procedimiento relativamente sencillo. Por supuesto que todo procedimiento tiene un riesgo, pero en este caso es muy bajo”, explicó el especialista.

Tanto Campos como Waldbaum remarcaron que una muerte por un evento cardiovascular como complicación de una endoscopía es rara, se da en una de cada 10 mil procedimientos. “No sabemos qué paso, no sabemos si el desenlace fatal de esta paciente fue el curso natural de la enfermedad que la llevó a la internación o fue un evento ligado o concomitante a la endoscopía. Cuando hay un paciente grave, por ejemplo que está con un infarto y una hemorragia digestiva, hacemos una endoscopia con sedación porque brinda más seguridad para el paciente”, sostuvo Waldbaum.

La droga más usada en sedación es el propofol, un hipnótico de acción ultracorta. Por lo general, es bien tolerado y no produce efectos secundarios. A diferencia de una cirugía donde se realiza una evaluación pre-quirúrgica que incluye un electrocardiograma, en el caso de la endoscopía sólo basta con una evaluación del riesgo clínico y anestésico. Durante el procedimiento, en todo momento se monitoriza la actividad cardíaca y respiratoria del paciente.

En cuanto a la autopsia, no hubo, por supuesto, informes oficiales sobre el asunto, lo que mantiene todo ese entramado jurídico- forense todavía en un marco de hermetismo. Si se supo que el juez interviniente en el tema, Gabriel Ghirlanda y la fiscal Nancy Olivieri pidieron especialmente a los peritos que participaron del examen que evitaran todo tipo de comentarios, hasta tanto las conclusiones permitan tener un panorama más claro sobre lo ocurrido esa trágica tarde del último martes en el Sanatorio de La Trinidad, en Palermo. Sin embargo, pese a esa carencia de versiones oficiales, circularon detalles sobre presuntas lesiones en esófago y estómago, aunque no se las sindicaba en forma específica como causa de la muerte de la legisladora porteña. Pérez Volpin, de 50 años, había sufrido algunos dolores abdominales que la habían hecho consultar a especialistas, lo que derivó en ese pedido de endoscopía. El estudio, considerado de bajo riego, es igualmente invasivo, y las lesiones en esófago o estómago suelen estar entre sus consecuencias no deseadas, pero el tremendo desenlace de lo ocurrido con la periodista obligará a revisar hasta el último detalle en procura de saber las causas de su muerte.