Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 31/1/18
SaludPública

#SaludPública

Realizan por primera vez en el país inédita reconstrucción mamaria no invasiva

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, enero 31: La operación, realizada en el hospital Italiano, consiste en una reconstrucción mamaria endoscópica, que le permitió a una mujer recuperar un pecho. Destacan que el procedimiento es mínimamente invasivo.

#AccesoalosMedicamentos
Según las estimaciones, sólo el 30% de las recetas del país cumplen la ley de Genéricos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 12: Vigente desde el 2002, la norma se cumple sólo en el 30 por ciento de los casos, según estimaciones de especialistas. Piden que se aprueben los proyectos para profundizar la norma, en medio de la crisis de acceso a los medicamentos.
#SeguridadSocial
En medio de la crisis de prestaciones, quieren quitar la afiliación obligatoria del IOMA
ADJUNTO
LA PLATA, noviembre 11: Un proyecto busca permitir que los agentes del Estado bonaerense puedan elegir su cobertura médico, y dejar si lo quieren la obra social provincial. La obligatoriedad se estableció en los 90. “Las deficiencias del IOMA son debido a la inclusión desmedida de afiliados”, justificó el autor de la iniciativa.

El hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires informó que realizó esta semana una operación inédita en el país, que le permitió a una paciente con cáncer de mamas recuperar uno de sus pechos. A cargo del servicio de Cirugía Plástica, la denominada reconstrucción mamaria endoscópica consiste en la realización de pequeñas incisiones por las que se introduce una cámara y pinzas especiales para movilizar parte del músculo dorsal hacia el pecho, indicaron desde el centro médico. El equipo tiene programa la segunda práctica para los próximos días de febrero. En Estados Unidos y otras partes del mundo ya se utiliza desde hace muchos años.

La reconstrucción mamaria a partir del músculo dorsal puede practicarse sola, asociada con injertos de grasa o combinada con implantes de silicona, según el tamaño de la mama a reconstruir. En la espalda queda una pequeña depresión, pero como se conserva toda la piel y la grasa subcutánea, el defecto es mucho menor que con las técnicas tradicionales. "La piel tiene gran cantidad de terminaciones nerviosas. La ventaja es que como con esta técnica no hay cicatriz en la espalda, duele mucho menos", sostuvo al diario La Nación Horacio Mayer, subjefe de Cirugía Estética del hospital Italiano y protagonista de la primera cirugía de reconstrucción mamaria post mastectomía por via endoscópica, mínimamente invasiva, realizaba esta semana.

El procedimiento consistió en llevar el músculo dorsal ancho de la espalda hacia el frente del tórax a través de pequeñas incisiones por las que se introduce una cámara y pinzas especiales. Esto permite eludir varios problemas que suscitaban las técnicas tradicionales. Por ejemplo, evita una cicatriz larga en la espalda, ya que el músculo es movilizado internamente, conserva la piel y la capa de grasa de la zona dadora, reduce notoriamente las secuelas y evita el efecto "parche", ya que no se utiliza piel de diferente color y textura.. Además, como es habitual en las cirugías mínimamente invasivas, permite acortar el posoperatorio y reducir el dolor. Lo usual es que las pacientes reciben el alta al día siguiente de o a las 48 horas.

No todas las mujeres que requieran una mastectomía son candidatas para este tipo de cirugías. Es necesario que se haya conservado la totalidad de la piel de la mama, con su areola y el pezón, o bien que se haya recuperado la piel mediante la colocación de un expansor. Tampoco está indicada en aquellas que tengan mucha grasa y piel en el abdomen, porque en ese caso se toma tejido de esa zona.

En la Argentina, aproximadamente el 15 por ciento de las pacientes que deben someterse a una mastectomía podrían beneficiarse del procedimiento endoscópico. "La reconstrucción mamaria es altamente personalizada; la idea es brindarle esta posibilidad a las pacientes elegidas --dice Mayer--. Es una herramienta más para el cirujano plástico, que de este modo reduce la extensión de las cicatrices, que son muy poco visibles y no exceden los 10 mm. Ni siquiera requiere grandes inversiones en términos de instrumental, porque se utiliza el mismo laparoscopio que para hacer una cirugía de vesícula. Es una técnica reproducible y que se puede hacer en cualquier hospital de mediana complejidad. No fue adoptada antes porque el escenario era otro".