Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 9/1/18
SeguridadSocial

#SeguridadSocial

Río Negro: la falta de provisión de medicamentos encabeza los reclamos a la Defensoría del Pueblo

ADJUNTO
SeguridadSocial

VIEDMA, enero 9: El informe anual 2017 confirmó que el 25 por ciento de las presentaciones están vinculadas a la falta de cobertura o entrega de tratamientos. Los fármacos oncológicos encabezan el ranking de los más pedidos. Culpan a la falta de proveedores como el eje de esta situación.

#SeguridadSocial
Autoridades el IOMA aseguran que la intervención de la obra social “no está en la agenda”
ADJUNTO
LA PLATA, abril 21: El titular de la entidad Sergio Cassinotti desmintió que se analice una intervención del organismo, como se intentó instalar en la última sesión de la cámara de Diputados. Lo dijo luego de reunirse con gremios docentes, y analizar las prestaciones de la obra social. Legisladores quieren que el funcionario vaya a dar explicaciones al Congreso.
#SeguridadSocial
Entra en vigencia el nuevo sistema de cobertura de la obra social de Río Negro
ADJUNTO
VIEDMA, octubre 1°: Desde hoy martes el Instituto Provincial del Seguro de Salud de Río Negro (IPROSS) pone en marcha una nueva forma de entregar tratamientos a sus afiliados. En una primera etapa, habrá un reempadronamiento masivo, para en una segunda instancia poner en marcha una nueva forma de validar las recetas en las farmacias. Además, los pacientes podrán elegir la versión genérica de los tratamientos.

Durante el año pasado, de cada diez rionegrinos que fueron a realizar una queja a la Defensoría del Pueblo, dos fueron a reclamar medicamentos. Así lo indica el informe anual presentado por el organismo a la legislatura provincial, que analizó los detalles en una sesión especial. La gran mayoría de los pedidos estuvo vinculados con tratamientos oncológicos, y si se suma las veces que la obra social provincial o algún programa estatal no cumplió con la entrega de fármacos, el porcentaje sube al 25 por ciento. Problemas con los proveedores y demoras en los trámites, las explicaciones más comunes, según el trabajo, difundido por diversos medios locales. También se detectaron problemas en el área de salud mental y de niñez y familia.

Según publica hoy el diario Río Negro, más del 20 por ciento de las presentaciones ante la Defensoría del Pueblo local “corresponden a reclamos de medicación oncológica”. Además, un 5 por ciento de los casos corresponden a demoras en la provisión oportuna de otros medicamentos no oncológicos. De esta forma, el escrito presentado en la legislatura, que lleva la firma del titular del organismo de control Adriana Santagati, pone en alerta sobre la situación, que durante los últimos meses se vivió en varias zonas del país, incluyendo programas nacionales.

Una de las causas se debe a la falta de stock de los proveedores que abastecen al sistema estatal. Tanto en el Ministerio de Salud como en la obra social provincial (IPROSS), se advierte que los dos ejes centrales de reclamo en responden a la adquisición de prótesis y por las especialidades farmacéuticas. Dentro de la temática referida a salud mental se incluyen patologías de padecimiento mental y adicciones, temas que siguen siendo objeto de estudio e intervención de parte y de oficio por parte de este órgano de control. Frente a situaciones críticas la defensora advierte una actitud “cuanto menos pasiva o de transferencia de las problemáticas que le corresponde asumir al área, hacia la sociedad u otros niveles de Estado”.

Apunta que “hemos comprobado cómo el equipo de Salud Mental minimiza los reclamos de los familiares, reduciéndolos a un problema de índole social, trasladando a su familia o su propio entorno las responsabilidades”. Por otra parte en el tema de adicciones a estupefacientes, se observó que cuando se derivan pacientes a centros de internación ubicados fuera de los límites provinciales se evidencia “la falta de acompañamiento integral del paciente y su familia durante la internación y luego de la externación, lo que produce la reincidencia en el consumo de los pacientes con el irreversible daño para su salud y el impacto en el grupo familiar”. Paralelamente, Santagati expresó su preocupación por “la derivación de pacientes de salud mental a residencias para adultos mayores”.