Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 19/12/17
Opinión

#Opinión

Conjuntivitis: un mal típico del verano que puede prevenirse

ADJUNTO
Opinión

BUENOS AIRES, diciembre 19: Aldo Cesar Da Prá, jefe de Oftalmología de la Clínica San Camilo, escribe en el suplemento Docsalud sobre los peligros de este mal, típico del verano.

#LuchacontraelSida
Denuncian que perderá estado parlamentario el proyecto que actualiza la ley de Sida
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 21: Por falta de tratamiento, volverá a caerse la iniciativa, presentada por organizaciones de pacientes y especialistas de distintas organizaciones. La idea es aumentar la cobertura de medicamentos y otros insumos, tanto para personas con HIV como con hepatitis virales.
#Vacunación
Llegan a Corrientes las dosis que faltaban de la vacuna contra la meningitis
ADJUNTO
CORRIENTES, noviembre 20: El gobierno local anunció que ya están disponibles las dosis que faltaron todo este año, y que deben aplicarse a niños de 11 años, retiradas por Nación por problemas de abastecimiento.

En verano hay mayor exposición al sol, más contacto con el agua de mar y piscinas, lugares donde el contagio de la conjuntivitis aumenta considerablemente, por tal motivo es muy importante timar precauciones.

Se trata de una reacción inflamatoria de la conjuntiva, una membrana que recubre el interior de los párpados y que se extiende a la parte anterior del globo ocular. Generalmente es producida por una infección (bacteria, virus u hongo) o por el contacto con alérgenos (polen, fármacos). Es por ello que la prevención es vital para evitar contraer esta enfermedad.

La conjuntivitis afecta a personas de cualquier edad, con más incidencia en niños y pacientes con antecedentes de blefaritis, ojo seco y/o uso excesivo de lentes de contacto.

Los síntomas son enrojecimiento ocular, secreción acuosa o mucopurulenta que produce lagrimeo, dolor, fotofobia (sensibilidad a la luz), visión borrosa, sensación de pesadez en los ojos, edema palpebral y disminución de la agudeza visual cuando compromete la córnea.

El cuadro dura entre 8 y 12 días y es autolimitado, pero en algunos casos puede prolongarse hasta por tres semanas y progresar causando serias complicaciones oculares. Para el tratamiento se suelen indicar antibióticos tópicos, frío local, lágrimas, y antiinflamatorios, según la situación de cada paciente.

Cómo se contrae la infección

Se produce con facilidad por las secreciones de los ojos, la nariz y la boca de los afectados. Si las personas de su entorno tocan las mismas tazas, vasos, toallas o sábanas pueden adquirir la infección, o si los afectados nadan en una pileta, también aumentan las chances de contagiar a otros. Por ello es fundamental la educación del paciente con conjuntivitis, poniendo énfasis en la higiene de las manos: el lavado regular, el uso de alcohol en gel, antes y después de colocarse la medicación, así como el uso de toallas descartables.