Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 19/12/17
SaludPública

#SaludPública

Alertan que durante el verano las personas con hipertensión podrían necesitar ajustar sus medicamentos

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, diciembre 19: Las altas temperaturas, afirman los expertos, aumentan los riesgos de sufrir deshidratación, lo que es un problema a la hora de controlar la presión arterial. Por eso deben consultar al médico para saber si deben cambiar la dosis de los fármacos. Consejos para evitar cuadros graves.

#Vacunación
Alerta sarampión: siguen apareciendo casos y hay temor por la baja en la vacunación
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 12: El último reporte oficial habla de 48 casos, una cifra que podría aumentar en la temporada de vacaciones. La baja en los porcentajes de inmunización preocupa a los especialistas.
#ProducciónPública
Polémica en Tierra del Fuego por la elaboración de medicamentos en la planta local
ADJUNTO
RIO GRANDE, noviembre 12: Las futuras autoridades de la provincia aseguraron que el llamado Laboratorio del Fin del Mundo no produce tratamientos, sino que sólo importa productos ya terminados. Desde la empresa estatal admitieron esto, pero defendieron el proyecto de producción pública, que está “en una primera etapa”.

Si bien esta semana comenzó con temperaturas agradables, el calor extremo parece ser la marca del verano que comienza en unos días. Cuando llega esta época del año, se extreman las medidas preventivas para patologías típicas de la temporada, como el golpe de calor. Pero además de estas, existen otras enfermedades que deben ser cuidadas especialmente cuando suben las temperaturas. Una de ellas es la hipertensión, que suele ser más “rebelde” cuando la aguja del termómetro pasa los 30 grados. Así lo alertaron especialistas del país, que aseguran que el calor favorece la deshidratación, que hace difícil controlar la presión adecuadamente. Afirman que los nuevos medicamentos son efectivos para evitar estos cuadros, pero que deben acompañarse de una dieta adecuada y ejercicio moderado.

El control de la presión arterial es un desafío durante el verano. "En verano, el hipertenso se expone a cuadros de deshidratación. El calor incide tanto en la dilatación de las arterias, como en la deshidratación, por lo que las personas transpiran mucho y si no toman el suficiente líquido, pueden tener problemas. Tanto la dilatación como la deshidratación son factores importantes para controlar en personas hipertensas", alertó el médico cardiólogo y nefrólogo Gabriel Lapman. En una entrevista con el portal Infobae, el especialista agregó que “los afectados por los cambios de temperatura deben consultar al médico, que puede modificar temporalmente los medicamentos recetados para ajustarse a la época de calor y reducir las molestias de los pacientes". Asimismo, la medicación debe estar indicada y controlada por el profesional de cabecera.

Además de ajustar los medicamentos –que permitieron que esta enfermedad tenga muy buen pronóstico –las personas deben acompañar el tratamiento con un estilo de vida saludable, bajo consumo de sal y un peso apropiado son medidas suficientes, en la mayoría de los casos, para controlar la condición. En contrapartida, un día de calor puede facilitar el descenso brusco de la tensión arterial, cuadro conocido como hipotensión. "Esto genera algunos síntomas muy específicos y fáciles de identificar", destacó Lapman. Los temas a tener en cuenta en este sentido son decaimiento, pesadez, vértigo, mareos y náuseas, sensación de agotamiento y atontamiento, dificultad para respirar, palpitaciones y rigidez en la zona de la nuca.

Es probable que durante los meses de calor, las personas con hipertensión deban hacer ajustes temporarios en su medicación para evitar malestares "Si se presentan todos o algunos de estos signos y la situación se prolonga durante algunas horas, es posible que la persona llegue al desmayo", explicó el especialista, quien resaltó que "es posible mantener la hipertensión controlada con el debido tratamiento y algunas recomendaciones básicas". Por eso, se aconseja comer de manera saludable, incorporando frutas, verduras y pescado a la dieta; evitar la sal. Uno de los principales problemas de los hipertensos es la acumulación de líquidos. Con frecuencia, el tratamiento debe incluir diuréticos. Además, ayuda hidratarse de forma correcta: mínimo dos litros de agua al día, sobre todo cuando hace mucho calor.

Un estudio realizado en conjunto por la Sociedad Argentina de Cardiología y la Federación Argentina de Cardiología -entidades rectoras de la especialidad médica en el país- mostró cómo avanza la epidemia de la enfermedad hipertensiva en la Argentina en los últimos años, y los escasos logros que han concretado en la última década. El relevamiento nacional fue realizado entre agosto de 2015 y marzo de 2016, en el que participaron individuos mayores de 18 años y se realizó en 18 provincias de todo el país a través de una encuesta que alcanzó a 5.931 individuos que concurrieron a gestionar su DNI a las instalaciones del RENAPER (Registro Nacional de la Personas). El estudio mostró que la prevalencia actual (número de casos registrados) de Hipertensión Arterial en Argentina es del 36,3 por ciento, siendo significativamente mayor en hombres (43.67 por ciento) que en mujeres (30,39).Respecto de 2008/2009 (de cuando data la primera edición del estudio,) la prevalencia de HTA aumentó un 8,5 por ciento (de 33,5 a 36,3 por ciento).