Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 12/12/17
Opinión

#Opinión

Cómo los médicos clínicos ayudan a detectar el cáncer de bocaADJUNTO

Opinión

BUENOS AIRES, diciembre 12: Natalio Daitch es médico clínico y escribe en esta columna de opinión en el suplemento Docsalud sobre la importancia del diagnóstico precoz a la hora de detectar este tipo de tumores.

#Cannabis
El país desarrolla la primera cepa científica de cannabis medicinal
ADJUNTO
LA PLATA, julio 16: Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata anunciaron el primer cultivo nacional, denominado Cepas Argentinas Terapéuticas (CAT).
#AccesoalosMedicamentos
La OMS agrega medicamentos oncológicos a su lista de esenciales
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 10: La entidad sanitaria mundial incorporó a su Lista de Medicamentos Esenciales tratamientos contra el cáncer que se toman vía oral en vez de ser inyectados.

Es de público conocimiento que Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, sucumbió a un cáncer de boca que, según notas de la época, comprometía el maxilar superior y el paladar. Su antecedente tabáquico y su relación con el cáncer ya eran conocidas en los años ‘20 y ‘30 del siglo pasado.

Si pensamos que cualquier persona que presente una lesión en su cavidad oral, sea en lengua o en labio especialmente puede ser diagnosticado y tratado precozmente, el interés en este tópico se impone.

Los síntomas a tener en cuenta son dificultad en el habla o en la masticación; hemorragia; presencia de ganglios o nódulos en la región submandibular o en el cuello y pérdida de peso, entre otros.

La presencia de ulceraciones que no cierran, o placas blanquecinas (leucoplasia), o de color rojo (eritroplasia) ameritan la toma de una biopsia y la derivación a especialistas como otorrinolaringólogos o cirujanos de cabeza y cuello, para dar un tratamiento inmediato.

Los factores predisponentes son una mezcla entre los endógenos (como inmunología baja y la diabetes) y los externos como el hábito tabáquico, la ingesta de alcohol, prótesis mal ajustadas, higiene bucal deficiente e infecciones por virus del papiloma humano (VPH), el herpes simple tipo I, sífilis y VIH, entre otros.

El cáncer de boca se da más frecuentemente en varones que en mujeres y se encuentra comprendido entre los carcinomas escamocelulares (cierto tipo de neoplasia).

El médico clínico puede aproximarse a un diagnóstico al colocar una paletilla o bajalenguas y examinar la boca del paciente. Es decir, es accesible por lo general a la inspección, aunque se necesitarán estudios adicionales para poder estadificarlo (determinar su extensión).

Ante este escenario, los clínicos nos encontramos en una posición de privilegio, es decir, tener a mano al paciente, y poder ante la sospecha, derivar al especialista.