Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 5/12/17
SeguridadSocial

#SeguridadSocial

Las farmacias de Río Negro reclaman millonaria deuda a la obra social provincial

ADJUNTO
SeguridadSocial

VIEDMA, diciembre 5: Los mostradores denuncian que el IPROSS le debe 70 millones de pesos por el suministro de medicamentos a sus afiliados. Por el momento no hay amenaza de corte, pero no se descartan medidas de fuerza.

#SeguridadSocial
Siguen las quejas por nuevo sistema de dispensa de la obra social de Rio Negro
ADJUNTO
VIEDMA, octubre 16: Desde principios de mes se implementó en las farmacias una nueva forma de autorizar los medicamentos, que generó malestar entre pacientes y farmacéuticos, por los problemas iniciales. Ante esto, la Defensoría del Pueblo inició una serie de acciones para garantizar que los afiliados puedan acceder a sus tratamientos.
#AbusoDeMedicamentos
Un estudio revela que el 40% de los adultos mayores del país consume psicofármacos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 18: Un estudio realizado por el PAMI determinó que el 30 por ciento de los afiliados toma algún tipo de estos medicamentos, pero la cifra llegaría al 40 por ciento según sus autores. Afirman que este porcentaje es el más alto del planeta, superando a Europa y Estados Unidos.

El cierre del año llega con problemas para las farmacias de Río Negro, que vienen peleando con la obra social provincial por el pago de prestaciones. Durante el año, hubo algunos cortes de servicios reclamando que se regularice los pagos, un fenómeno que se extiende a buena parte de la seguridad social, empezando por el PAMI. En estos días, los farmacéuticos reclaman el pago de 70 millones de pesos, y se quejaron que sin esos fondos tendrán serios problemas para abastecerse de medicamentos, ya que algunas droguerías dieron un plazo de 20 días para pagar sus facturas. Los impagos se remontan a junio, y si bien por el momento no hay una idea de corte de servicio, pero no se descartan, ante la precariedad del sistema.

La deuda que mantiene el IPROSS con el sector farmacéutico volvió a ser noticia en Río Negro, ante un nuevo reclamo por un impago que llega a los 70 millones de pesos. La deuda, informaron los medios locales, está conformada por una parte de junio, todo julio, agosto y septiembre. Sin embargo, las droguerías sólo dan hasta 20 días para cancelar. Ante esto, el titular de la obra social provincial, Claudio Di Tella, aseguró que entre mañana y el lunes se cancelarán las quincenas que correspondan según el convenio.

El panorama es más complejo en Viedma donde se concentra el 10 por ciento de esos privados, pero que atienden al 30 por ciento de los afiliados a la obra social provincial, por funcionar en la capital una considerable parte de la administración pública rionegrina. El presidente del Colegio de Farmacéuticos de la Zona Atlántica y vocal del rionegrino, Mariano Ayestarán, indicó que se deben los meses completos de julio, agosto y septiembre, además de un 20 por ciento de la segunda quincena de junio, lo que representa unos dos millones y medio de pesos.

Si se calcula unos 11 millones por quincena, la deuda total con las farmacias asciende a más de 60 millones de pesos en total, en base a los cálculos del propio Ayestarán. Valeria Guidi, de una las farmacias locales, calculó que son siete las quincenas que debe IPROSS, lo que llevaría la cifra final a más de 70 millones.

Números más, números menos, la demora en el pago provoca inquietud en los prestadores ya que deben cumplir sus propios compromisos con las droguerías y también con sus empleados. “Para nosotros se hace muy difícil sostenernos cuando el Ipross se atrasa así, porque cuando nos pague, lo que abone serán los medicamentos a precios de hace cinco o seis meses y nosotros tenemos que reponer con aumentos del orden del 2 por ciento mensual”, sostuvo Ayestarán.

Por otro lado, destacó que los convenios establecen que la obra social debe pagar 30 días después de la presentación de las facturas. “Lo que vendimos en octubre, lo facturamos en las primeras semanas de noviembre por lo que se vencen a principios de diciembre, pero recién nos estarían pagando lo que vendimos a principios de julio”, afirmó el referente del sector.

Las farmacias expresaron también su preocupación debido a que las droguerías no dan más de 20 días de plazo para el pago. “No aguantamos más, porque además tenemos que pagarles a nuestros empleados y también nos siguen cobrando ingresos brutos, y tenemos que asumir los costos financieros de estos atrasos”, manifestó.

Por el momento, el servicio no se encuentra cortado, pero comenzaron a implementar algunas restricciones como por ejemplo la venta limitada –con un tope de cajas o frascos por semana– para algunos remedios de alto costo o difícil reposición. No descartan iniciar el corte provisorio en caso de que no haya respuestas a sus reclamos. Los farmacéuticos temen que debido al inicio del cronograma de pagos en la administración pública provincial, la obra social se encuentre imposibilitada de afrontar los costos para cancelar los pagos con los prestadores.