Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 24/11/17
Ensayos

#Ensayos

Estudio de la ANMAT asegura que el cannabis es efectivo para tratar el dolor crónicoADJUNTO

Ensayos

BUENOS AIRES, noviembre 24: El uso de cannabinoides ayuda a tratar el dolor crónico, concluyó el informe elaborado por la agencia reguladora, que detallo que el uso de estos tratamientos ayuda a bajar la dosis de otros analgésicos en pacientes con dolor crónico. Además, concluyó que los eventos adversos son leves.

#cannabis
Se extiende a todo el país la posibilidad que farmacias gestionen cannabis medicinal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 9: El sistema que comenzó a implementarse en los mostradores bonaerenses podría extender a otras provincias, que ya se preparan para ser parte del circuito legal. La COFA se reunió con una entidad de pacientes para ver esta posibilidad.
#AME
Se incorpora al PMO el medicamento para tratar la atrofia muscular espinal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 13: La secretaría de Salud nacional informó que obras sociales y prepagas deberán cubrir la totalidad del valor de Spinzara, el tratamiento de última generación para tratar la enfermedad pediátrica. Para analizar cada caso, se creó una comisión que funcionará en el seno de la cartera sanitaria, que hará un seguimiento de cada paciente.

Desde hace un tiempo, los medicamentos a base de cannabis son motivo de estudio en todo el mundo. Los diversos estudios determinaron que los compuestos de esta droga ayudan a personas a tratar algunas dolencias, en especial las vinculadas con el dolor. En el país, el uso de aceite de cannabis se centró en el eje de la escena, y la nueva ley generó el marco legal necesario para su uso, más allá del reclamo de las asociaciones de madres y pacientes. Pero el uso como analgésico quedó relegado un poco. Por eso, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) acaba de publicar un informe de evaluación de cannabis y dolor, donde destacó las pruebas que existen sobre la eficacia para ser utilizado en pacientes con dolencias crónicas. Además, el trabajo destacó que los efectos adversos o secundarios detectados son leves.

El informe de la ANMAt destacó que “los derivados de la planta de cannabis, llamados cannabinoides, han sido estudiados desde hace muchos años para el tratamiento del dolor, epilepsia, náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia, y otras condiciones médicas”. Por esta razón, la agencia sanitaria decidió evaluar la eficacia y la seguridad de los cannabinoides en el tratamiento del dolor. Además, el trabajo buscó revelar los posibles efectos adversos, que si bien en un primer momento se pensaron podían ser severos, luego se comprobó que eran leves, vinculados a mareos y aturdimiento.

Como consluciones, la ANMAT determinó que los cannabinoides (nabilona, THC:CBD, THC) “mostraron ser beneficiosos en el tratamiento del dolor crónico, cuando se los comparó con placebo”. “Los estudios que compararon los cannabinoides (nabilona) con dihidrocodeína o amitriptilina no mostraron diferencias entre ellos”, agregó el informe final. Además, se explicó que “todas las dosis de THC demostraron efecto analgésico”, y el mayor alivio se consiguió “con dosis altas (15-20 mg)”. “El efecto analgésico del THC es comparable al obtenido con la codeína”, finalizó.

Por esto, el uso de cannabinoides “permitió reducir la dosis de opiodes, como así también suspender otros esquemas terapéuticos adyuvantes como AINES, antidepresivos tricíclicos, dexametasona u ondansetrón”. “Se evidencia de esta manera el rol de los cannabinoides como tratamiento adyuvante para el dolor. El dronabinol demostró efectos mixtos (mejoría-empeoramiento) para el dolor. El nabiximols mostró beneficios para el tratamiento del dolor en pacientes con esclerosis múltiple”, agregó el informe.

Los eventos adversos a corto plazo “fueron leves”, detalló la ANMAT. Con respecto a los eventos a largo plazo, principalmente observados con los productos que contienen THC, se describieron “trastornos del espectro psicótico y síntomas maníacos”. “Los cannabinoides deben ser considerados como una opción terapéutica adyuvante en el tratamiento del dolor crónico”, concluyó la agencia reguladora.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció la escalera terapéutica para el tratamiento del dolor, en la cual los opiodes constituyen la principal opción para el tratamiento del dolor asociado a cáncer moderado a severo. Las terapias complementarias aprobadas pueden incluir antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), corticosteroides, anticonvulsivantes y antidepresivos.

DESCARGA: Informe completo de la ANMAT respecto al uso de cannabis para combatir el dolor crónico.