Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 24/11/17
Medicamentos

#Medicamentos

Especialistas locales se entusiasman con la aprobación de la primera “píldora inteligente”ADJUNTO

Medicamentos

BUENOS AIRES, noviembre 24: Se trata de un medicamento capaz de avisar mediante una señal si fue ingerida en el horario y dosis correcta, y ya cuenta con el visto bueno de la FDA de los Estados Unidos. Aseguran que permitirá ayudar a mejorar la adhesión a los tratamientos en personas con psicosis.

#SaludenCrisis
Anticonceptivos y preservativos, otras víctima de la crisis sanitaria
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 19: Según los datos, cayó la venta de ambos productos en las farmacias. Además, por la devaluación clínicas y sanatorios tiene problemas para abastecerse de insumos.
#Regulaciones
Laboratorio Pfizer retira más lotes de su medicamento para tratar la migraña
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 19: La farmacéutica inició un retiro global de Relpax, por la posibilidad de que estén contaminados por las bacterias pseudomonas y burkholderia.

Esta semana, la agencia reguladora de medicamentos de estados Unidos FDA le dio la aprobación final a Abilify MyCite, un medicamentos para trastornos mentales que tiene la capacidad de avisar mediante una señal si fue ingerida en horario y dosis correcta. La llamada “píldora digital o inteligente” generó entusiasmo en especialistas argentinos, que afirman que este sistema permitirá mejorar la adhesión a tratamientos complejos, como los que deben afrontar pacientes con psicosis o esquizofrenia. La tecnología utilizada permite a través de un parche avisar a una aplicación de celular si se tomó el fármaco a tiempo, y si su ingreso al cuerpo es el necesario. En el futuro se podrían incluir otras drogas a este novedoso sistema.

La aprobación de la FDA es para una píldora de aripiprazol, un medicamento usado para diversos trastornos mentales. “Se trata de un medicamento antipsicótico de amplio uso y esta nueva opción apunta a mejorar un problema grave en estas patologías que es la no adhesión terapéutica", destacó Marcelo Cetkovich-Bakmas, director del Departamento de Psiquiatría en el Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro. En una nota publicada por el portal del diario Perfil, el experto explicó que "en psiquiatría la falta de adherencia tiene un agravante: muchas personas aquejadas de psicosis no creen estar enfermas y es muy frecuente que se nieguen o eviten tomar su medicación. Incluso pueden decirle a sus familiares que lo hacen, y -en forma subrepticia- desecharla. De allí la importancia de contar con elementos que garanticen el cumplimiento del tratamiento". El medicamento podrá ser usado para pacientes con esquizofrenia y algunos casos de trastornos bipolar.

En tanto, para Graciela Ciccia, Directora de Innovación y Desarrollo Tecnológico en el Grupo INSUD y miembro del directorio del CONICET, este tipo de proyectos “son muy prometedores”. “Hace un par de años hicimos un estudio con Ubatec y Mincyt sobre prospectiva en ciencia y uno de los resultados que obtuvimos mostró el enorme potencial de poder combinar tecnología informática (TICs), nanotecnología y ciencias biológicas: eso será algo que va a revolucionar la medicina, tanto en atención como en prevención", dijo al mismo medio. Según Ciccia, el concepto de "smart pill" también podría ser utilizada, en el futuro, por pacientes añosos o con algún grado de déficit cognitivo. "Al principio será una tecnología para pocos, pero cuando se haga masiva y sus costos bajen, esto cambiará la perspectiva y será accesible para todos los pacientes".

Menos entusiasta, Diego Chiappetta, profesor en la Cátedra de Tecnología Farmacéutica en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA e investigador del CONICET, sostuvo que este nuevo sistema mejore la adherencia “es algo que, todavía, debe ser probado por medio de estudios específicos”. Es algo que puede ayudar, pero también sabemos que hay otras estrategias", agregó. El experto también destacó que, si bien se está estudiando, sí puede ser usado en muchas patologías "aunque no parece ser algo que sirva para toda clase de medicamentos. Entre otras cosas porque eleva los costos de elaboración de cada píldora. De todos modos, si su uso se masifica estos "marcadores digeribles" seguramente bajarán su precio".

Según explicaron los expertos norteamericanos, la nueva píldora incorpora un sensor que permite la monitorización de la ingesta del medicamento por parte de pacientes afectados por trastornos mentales. Este sensor envía los datos recabados a una aplicación para teléfonos móviles, desde donde podrá hacerse un seguimiento de la ingesta del medicamento por parte del paciente, quien podrá autorizar a sus doctores para que accedan a esta información. Lo hace a través de un parche dérmico que el paciente tiene adherido al abdomen. Del tamaño de un grano de arroz, la “píldora digital o inteligente” se activa en contacto con los jugos gástricos del estómago. Entonces, puede emitir señales, aunque no funciona en tiempo real. La información se traslada a una aplicación para dispositivos móviles.