Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 23/11/17
Proyecto

#Proyecto

Roche analiza fijar precios de sus medicamentos de acuerdo a su indicación

ADJUNTO
Proyecto

MADRID, noviembre 23: La compañía farmacéutica suiza se encuentra testeando un modo de fijar el precio de los medicamentos según su indicación. De momento, fue probado con éxito en varias ciudades españolas. Voces a favor y en contra.

#SaludenCrisis
Clínicas y sanatorios del país, en “alerta” por los efectos de la crisis
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 17: Las siete cámaras del sector afirman que los prestadores médicos “están al borde del colapso”, y le pidieron al gobierno que intervenga. Afirman que si no reciben ayuda comenzarán los “preventivos de crisis masivos”, que terminarán con el cierre e establecimientos y el despido de personal, además de una caída en la calidad de la atención en el sistema médico.
#SindromeUrémicoHemolitico
Se inicia la fase de prueba del primer medicamento contra el síndrome urémico hemolítico
ADJUNTO
LA PLATA, septiembre 13: La semana que viene investigadores del CONICET presentarán la fase II del ensayo que busca dar con el primer tratamiento específico contra el mal, que tiene una alta incidencia en nuestro país.

Algunos países europeos empiezan a mirar con buenos ojos la posibilidad de que las compañías farmacéuticas establezcan los precios de sus medicamentos según la indicación para la que hayan sido utilizados.

El proyecto, encabezado por Roche, se basa en un programa informático que permite extraer de forma automática las historias clínicas, la indicación para la que fue prescrito el fármaco, la duración del tratamiento y otros indicadores sobre los resultados en salud.

El software fue probado con éxito en Galicia, Navarra, Cataluña, Murcia, Baleares y Canarias y está en proceso de implantación en Castilla y León y Madrid. También Italia se encuentra implementando la idea de adecuar precio a indicación; en su caso para los fármacos de alto impacto.

En dialogo con la prensa, Federico Plaza (director coorporativo de Roche) sostuvo que "es necesario abordar un cambio en el sistema de fijación de precios, no sólo en España, sino en toda Europa porque las innovaciones están llegando por nuevas indicaciones: si ahora hay, por ejemplo, entre 1-3 indicaciones por fármaco, se irán ampliando hasta cerca de 30. Y esas indicaciones tendrán diferentes niveles de eficacia y seguridad. Unas aportarán más innovación que otras. ¿Deben costar lo mismo?".

Además, Plaza marcó que cada vez son más "las investigaciones sobre combinación de productos, muchos incluso de diferentes compañías, con lo que eso entraña de dificultad para fijar el precio de la nueva combinación. El sistema puede no ser capaz de financiar la suma del precio de los dos fármacos por separado".

Desde la patronal de laboratorios Farmaindustria se apoya la idea de una "evolución del sistema hacia la calidad y la eficiencia por la vía de la medición de resultados y la introducción de fórmulas flexibles de financiación". Y se afirma que "la posibilidad, entre otras, de fijar precios por indicación respondería a estos objetivos. Trabajar en esta vía será beneficioso para el paciente, que tendrá acceso a la medicación, y para el sistema, que podrá hacer un uso más racional", dice la patronal,citada por el portal Correo Farmacéutico.

La propuesta no se ve con tan buenos ojos desde otros sectores. Eduardo Sánchez-Iriso, profesor de Economía de la Universidad Pública de Navarra y presidente de la Asociación de Economía de la Salud, explica a título personal que "establecer precios personalizados en función de la finalidad del uso del medicamento no puede sino generar más ruido en un mercado ya de por sí bastante intervenido y, por qué no decirlo, falto de transparencia".

En su opinión "esta propuesta no se justifica en función del coste del producto, dado que es el mismo o similar si se incrementa el volumen de venta; y ni siquiera por el coste de innovación que se ha empleado para su desarrollo, pues debería ser imputado en ambos casos. Más bien parece encontrar fundamento en la discrepancia de la disponibilidad a pagar del usuario, ya que parte de la distinta indicación. Es probable que estemos pagando por encima del coste de producción e innovación en algunos casos, pero no establezcamos el precio en función de la disponibilidad a pagar de los usuarios pues en salud es infinita. Seamos cautelosos, no abramos una lata que sea imposible de cerrar", concluye el economista, citado por Correo Farmacéutico.

José Luis Poveda, presidente de la Comisión de la Especialidad de Farmacia Hospitalaria, comentó al mismo medio que sí ve algo más de sentido a "empezar a pagar por el valor que aporta cada medicamento", pero advierte de que "antes de intentar pagar por indicación, lo importante es explicitar cómo se mide ese valor y cómo vamos a retribuirlo. Lo importante es tener clara una metodología para que cuando digamos que el valor de un medicamento es éste o aquel todos hablemos de lo mismo".