Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 17/11/17
Industriafarmacéutica

#Industriafarmacéutica

Acuerdo Unión Europea-Mercosur: la diplomacia dio explicaciones a laboratorios e industrias

ADJUNTO
Industriafarmacéutica

BUENOS AIRES, noviembre 17: En un seminario organizado por la UIA, un representante de la Cancillería explicó los avances del acuerdo, que podría firmarse en diciembre. Unos días atrás, en el Senado, farmacéuticas de bandera nacional alertaron sobre el impacto en las patentes que traerá el tratado.

#Industriafarmacéutica
Visitadores médicos acusan a la industria farmacéutica de suspender la negociación salarial
ADJUNTO
BUENOS AIRES, enero 4: Desde la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM) aseguran que los laboratorios decidieron cerrar los canales de diálogo, y con la complicidad del Ministerio de Trabajo rechazaron cualquier mejora salarial. Afirman que hubo “aprietes” en varias empresas.
#IndustriaFarmacéutica
Peter C. Gøtzsche vuelve a la carga: “el beneficio de muchos psicofármacos es dudoso”
ADJUNTO
MADRID, junio 9: El investigador más crítico de la industria farmacéutica vuelve a la carga con su mirada mordaz sobre los laboratorios. En su nuevo libro “Psicofármacos que matan y denegación organizada”, apunta contra el manejo de las enfermedades mentales. “Las farmacéuticas inventan trastornos para tener gente adicta a sus productos”, denunció.

Esta semana, en una reunión en conjunto de las comisiones de Ciencia y Tecnología y de industria y Comercio del Senado, representantes de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA) alertaron sobre el impacto que tendrá en la industria de os medicamentos local un potencial acuerdo Unión Europea-Mercosur, que según las versiones se podría firmar en diciembre próximo. La extensión de los derechos de patentes, que frenará la producción de genéricos, es la principal preocupación de las empresas locales. Ante esto desde Cancillería trataron de llevar tranquilidad a la industria nacional en general y de los laboratorios en particular, explicando cómo vienen las negociaciones, que llevan cerca de 15 años.

Representantes de la diplomacia argentina estuvieron en el seminario “Negociaciones Unión Europea-Mercosur: oportunidades y desafíos para el sector empresario”, organizado por el departamento de Comercio y Negociaciones Internacionales de la Unión Industria Argentino (UIA) ayer jueves. Allí, se habló del impacto de un posible acuerdo, que según la última reunión en Brasil podría firmarse en diciembre de este año. El encargado de dar la voz oficial fue Horacio Reyser Travers, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, quien aclaró que “no vamos a firmar un acuerdo a cualquier precio”.

Reyser Travers prometió que “seguiremos avanzando si se dan los equilibrios que se tienen que dar”, e insistió que el gobierno argentino trabaja para “una inserción inteligente” que convierta a Argentina “en un país confiable con reglas de comercio más claras”, según cita el portal especializado Pharmabaires. También mencionó como para deslindar responsabilidades, que las negociaciones con la UE “no las inventamos nosotros, vienen desde hace 15 años y nosotros tomamos la oferta que había preparado el gobierno anterior” y que a la actual gestión le corresponde “negociar los equilibrios finales del acuerdo”.

Ante esto, los empresarios nacionales pidieron más explicaciones. “Es necesario contar con información específica de los impactos sobre nuestras importaciones y exportaciones con la Unión Europea, con nuestros socios del Mercosur, así como con el resto del mundo. Todo ello para evaluar la magnitud de los efectos de creación y desviación de comercio que genere el acuerdo”, reclamó Alberto Álvarez Saavedra, secretario de la UIA, según el mismo portal.

Unos días atrás, los laboratorios nacionales habían puesto el grito en el cielo por el acuerdo y su implicancia en materia de derecho de patentes de los medicamentos. “Dentro de los planteos de la Unión Europea está la extensión de las patentes de 20 a 25 años. Esto implica el freno en el vencimiento para muchas patentes, con lo cual las empresas nacionales no podrían ofrecer medicamentos a precios más reducidos porque las patentes mantendrían su posición monopólica”, expuso Mariano Genovesi, gerente de asuntos jurídicos de CILFA.