Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/11/17
Regulaciones

#Regulaciones

Retiran del mercado argentino un insecticida “probablemente cancerígeno” según la OMS

ADJUNTO
Regulaciones

BUENOS AIRES, noviembre 15: Se trata del malatión, que en 2015 fue declarado cancerígeno por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la OMS. A partir de la resolución de la ANMAT, se prohíbe su importación y casi todo su uso.

#Regulaciones
Nueva suspensión masiva de la ANMAT de productos médicos y de uso domiciliario
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 15: La agencia reguladora publicó esta semana en el Boletín Oficial una serie de resoluciones donde retira del mercado diversos productos, por no cumplir con la normativa vigente. Detalle de los productos que pueden estar en nuestro hogar y ser un peligro.
#Regulaciones
Dos ciudades portuguesas se suman a la disputa por la agencia de medicamentos europea
ADJUNTO
LISBOA, junio 15: El gobierno luso propuso a su capital Lisboa para ser la nueva sede de la EMA, que debe mudarse de Londres luego de bretix. Pero Oporto se sumó a la carrera, y presentará un plan para fomentar la candidatura.

En el 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a cinco pesticidas como “posibles agentes cancerígenos”, según un informe de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), que dependen de la entidad. Entre los productos se encuentra el malatión, un insecticida organofosforado sintético de amplio uso en agricultura con actividad por contacto, ingestión e inhalación. Más de dos años después, el Ministerio de Salud nacional decidió prohibirlo en el marcado nacional. A través de una disposición oficial, se informó la prohibición de la importación, comercialización y uso del producto.

A través de una disposición de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), el país decidió retirar el malatión del mercado local. La medida es para el producto "en cualquier presentación, como agente terapéutico para el control de enfermedades humanas"; así como también para el "destinado al control de vectores de importancia para la salud pública", indica la resolución 2158.

En los considerandos de la normativa, que regula el uso de determinados principios activos en formulaciones de productos domisanitarios, en su artículo 6º prohíbe la venta libre y la venta profesional de productos desinfestantes domisanitarios cuyas formulaciones contengan el principio activo malatión". No obstante, añade el texto, "la autorización de su empleo persiste por disposición ANMAT 143 del 20 de enero de 2009 en productos de uso exclusivo en salud pública". En ese sentido, la disposición remarca que "el malatión se encuentra todavía autorizado en el país para su uso terapéutico en el control de ectoparásitos en medicina humana, teniendo a la población infantil como destinataria de alta vulnerabilidad a pesar de contarse con alternativas de fácil acceso y menor peligrosidad". Esa autorización, aclara, "rige únicamente para productos de venta bajo receta archivada y que los actualmente registrados no se encuentran comercializados al presente".

El malatión "ha sido usado desde mediados del siglo pasado como insecticida en el agro, ectoparasiticida en medicina veterinaria, domisanitario para el control de plagas urbanas, agente terapéutico externo para algunas enfermedades en el hombre y agente químico para el control de vectores de interés para salud pública", repasa el texto.

La resolución hace hincapié en la peligrosidad del malatión, cuyo principio activo "es un químico de síntesis perteneciente a la familia de los organofosforados, inhibidor de la enzima colinesterasa, caracterizado por la Organización Mundial de la Salud en la Categoría III de peligrosidad aguda y peligroso". En 2015, en un comunicado, la IARC explicó que se ha publicado un sumario con las evaluaciones finales en la revista "The Lancet Oncology" en el que se detallan los hallazgos de los investigadores de la agencia. El herbicida glifosato y los insecticidas diazinón y malatión han sido clasificados como "probablemente cancerígenos para los humanos".

En ese marco, advierte la normativa que "el malatión puede ingresar al organismo por todas las vías (percutánea, digestiva e inhalatoria) no siendo el umbral del olor una advertencia segura para concentraciones peligrosas", y que "afecta el sistema nervioso, presenta toxicidad hepato-renal y reproductiva y se han dado casos de polineuropatía retardada, alteraciones sensoriales y neuroconductales irreversibles".